GRUTA DELOURDES FRANCIA EN VIVO

SATÁN ENTRONIZADO EN EL TEMPLO SANTO" SE ARRODILLA ANTE HEREJES QUE ODIAN A LA MADRE DE DIOS



EN VIVO

SLIDERS

,

,

jueves, 16 de abril de 2015

VIERNES 17 DE ABRIL 2015 TERCER VIERNES DE MES DÍA ELEGIDO POR EL CIELO PARA LA EXPIACIÓN DE LOS PECADOS. DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE




Mensajes De Dios Al Mundo a través de su profeta Bernabé Nwoye


Yo soy Jesucristo Agonizante. 
Escuchen Mi Llamado Agonizante.

Hijos Míos, propaguen este mensaje para que Mi pueblo esté listo para dar la bienvenida a la gran hora.

Consuélenme a través de su prédica y enseñanza de estos mensajes.








Jesucristo Agonizante: Hijos, hagan su pequeño esfuerzo en propagar esta devoción, Yo haré Mi trabajo. La puerta ha sido abierta y nadie tiene el poder de cerrarla excepto por el Hijo. Yo les digo, sean humildes



Purifíquense con ayuno y oración, con silencio y santa meditación de Mi Vida Agonizante. Yo te visitaré privadamente, para revelarte el plan del Maligno y advertirte y a tu gente en cómo deben vivir para poder sobrepasar estos días malvados.


Tengan constante devoción a Mi Preciosa Sangre.  Estarán protegidos de las trampas del demonio.

Invoquen siempre Mi Preciosa Sangre.  Ella calma la ira de Mi Padre Eterno.

Hagan continuas reparaciones por sus pecados y los del mundo entero. Mis Llagas serán sanadas.

Sigan el camino desértico, carguen su cruz y síganme siempre, aun cuando el mundo los rechace. Seguramente ellos lo rechazarán, pero Yo estoy con ustedes.

Yo pude ver el progresivo abandono de la fe de Mi pueblo y cómo constantemente rechazarían a su Dios y Me crucificarían diariamente.

Cuando el Hijo del Hombre venga, ¿encontrará todavía fe?

¿Cuántos serán los fielmente devotos?

“Mis hijos, recuerden su Sello. El Sello es una garantía de que ustedes son Míos. Cualquier oveja que pierde su Sello estará perdida de Mi vista. La oveja continuará perdida en el desierto hasta que nos encontremos, entonces será sellada de nuevo.
 Hijos, muchos se perderán por el hecho de haber perdido su Sello.

A través del Sello, ustedes poseen al Espíritu Santo.

El Espíritu los diferenciará del mundo.

El Espíritu Santo de Mi Sello no es del mundo.

Es por ello que el mundo los odia.

Hijos Míos, ofrézcanme sus vidas como un sacrificio vivo.
Ofrézcanme sus corazones.
Estoy listo para blanquearlos más que a la nieve.
Les digo hijos, abandónense a cada cruz.
Acepten su persecución en reparación de los pecados del mundo.
Humildemente acepten su rechazo por el mundo, así como su condena, incluso hasta la muerte por Mí.
 Soy Jesucristo Agonizante. A través de sus sufrimientos ustedes son purificados.

Hijos, escuchen ahora, apártense del mundo del ruido y de la conmoción, alejen sus ojos de los programas mundanos porque pudieran seducir sus corazones. Vivan en completo silencio interior y mediten Mi Vida Agonizante. Recen siempre.




Los Terceros Viernes De Mes
De Reparación.
A Petición Del Cielo.,
El más grande día para el perdón de los pecados.

"Tercer viernes de mes  día de la gran oportunidad que se ofrece al mundo para ser liberados de las consecuencias del pecado a través de los méritos de la Preciosísima Sangre, el medio más alto para la expiación por los pecados. "


"Petición Importante de los Cielos en el Apostolado de la Preciosa Sangre".



Mensajes para este 17 de Abril 2015 Tercer Viernes de Mes



 PEREGRINACION / REPARACION DE ABRIL DEL AÑO B.
TEMA: Es la Reparación, es la Penitencia. Esel Sacrificio.

APOSTOLADO DE LA PRECIOSA SANGRE DE JESUCRISTO
DIOCESIS CATOLICA DE ENUGU
TIERRA SANTA DE ADORACION Y RENOVACION, UJE-IMEZI OLO
EZEAGU L.G.A, ESTADO DE ENUGU, NIGERIA
P. M. B. 01080 ENUGU, ESTADO DE ENUGU, NIGERIA
Teléfonos: 0803 345 0253/07089396555/08082222155
Página Web: www.preciousblood95international.com


"Escuchen oh criaturas de Dios, Oh aquellos redimidos por la preciosa Sangre de Jesucristo, la voz que está llorando de dolor, la voz de una mujer en pena, la voz de una madre que está buscando a sus hijos perdidos. Ella llorando te dice: ¡Reparación! ¡Reparación!! ¡Reparación!!! ¡Reparación!!!! ¡Reparación!!!!! ¡Reparación!!!!!! ¡Reparación!!!!!!! - Es la esperanza de su supervivencia."
La Santísima Virgen María, el 15 de enero de 2004.


PROGRAMA DE REPARACION / PEREGRINACION

JUEVES:
Llegada /Registro: Hora: 10.00am
Oraciones de Apertura / Exposición en la Fuente del Calvario: 12 Mediodía
Himnos al Espíritu Santo, Coronilla de la Preciosa Sangre / Oraciones de Consuelo, etc.
Primera Lección a los peregrinos en la Fuente:   3.00 PM
Meditación - 15 Minutos
Meditación / resumen  - 1 hora
Himnos / Recogimiento
Ángelus: 6.00pm
Descanso y cena: 6-8.00pm
Confesión: 8-9:00pm
Santa Misa para Getsemaní en el Crucifijo Agonizante: 9.30pm
Procesión al Jardín de Getsemaní: 11.30pm
Vigilia de Getsemaní: 11.30-3.00am
Descanso.

VIERNES:
Levantarse / Aseo: 6.00am
Oraciones en el Crucifijo Gigante: 6.30am
Misa matutina en el Crucifijo Gigante: 7.00am
Desayuno: 9-10.00am
Segunda Lección para los peregrinos / Resumen / Meditación en el Jardín: 10-11.30am
Himnos para dar la bienvenida a las Siete (7) horas ininterrumpidas de Reparación: 30 minutos

Hora: 12 Mediodía - 1era hora.
Mensaje: (Rezar un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria después de la lectura de los mensajes por el derramamiento de la Preciosa Sangre en la Circuncisión de nuestro Señor).
Oración: Santo Rosario.
Intención: Por la conversión de los pecadores y la renovación de la Faz de la Tierra.

Hora: 1.00pm - 2da hora
Mensaje: (Rezar un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria después de la lectura de los mensajes por el derramamiento de sudor de Sangre en el Jardín de Getsemaní).
Oración: Coronilla de la Preciosa Sangre.
Intención: Por el perdón de los pecados y la gracia de la pureza en el mundo.

Hora: 2.00pm - 3ra hora
Mensaje: (Rezar un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria después de la lectura de los mensajes por el derramamiento de Su Sangre en la Flagelación en la columna).
Oraciones: Oraciones de Consuelo y Adoración.
Intención: Para apresurar el Reino de Gloria en la Tierra.

Hora: 3.00pm - 4ta hora
Mensaje: (Rezar un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria después de la lectura de los mensajes por el derramamiento de Su Sangre por la Coronación de Espinas).
Oración: Vía- Crucis
Intención: Por la liberación de las almas en el purgatorio y por la conversión de los pecadores empedernidos.

Hora: 4.00pm - 5ta hora
Mensaje: (Rezar un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria después de la lectura de los mensajes por el derramamiento de Su Sangre camino al Calvario).
Oración: 1era a la 4ta Suplica de Angustia.
Intención: Por el Papa y las necesidades de la Iglesia.

Hora: 5.00pm - 6ta hora
Mensaje: (Rezar un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria después de la lectura de los mensajes por el derramamiento de Su Sangre durante Su Crucifixión).
Oración: 5ta a la 7ma Suplicas de Angustia y la Oración de la Corona de Espinas.
Intención: En expiación por los pecados cometidos  contra la Preciosa Sangre.

Hora: 6.00pm - 7ma hora
Mensaje: (Rezar un Padrenuestro, un Ave María y un Gloria después de la lectura de los mensajes por el derramamiento de la Sangre y Agua de Su Sagrado Costado al ser traspasado con la lanza).
Oración: Coronilla de la Renovación / Letanías del Espíritu Santo.
Intención: Por nuestras necesidades personales.

Quema de peticiones a los Pies de la Cruz: 7.00pm
Descanso / Cena: 7.30pm-9.00pm
Santa Misa: 9.30pm
Beso de la Cruz / bendición a los Peregrinos / Indulgencia plenaria: 11:00pm
Descanso y fin de la Reparación.-

SABADO:
Programa en la Tierra Santa de Adoración y Renovación.
Misa Matutina:   5.00am
Partida.

Sangre Preciosa de Jesucristo, Sálvanos a nosotros y al mundo entero.

*******

PRIMER MENSAJE DE LA PRIMERA LECCION
6 de julio de 1997     Hora: 9 pm
Lugar: Parroquia de San José, Olo.

PREPARENSE CON AMOR SANTO.

Durante nuestra novena de oración con Misa, vi al Santo Rostro de Jesús en la nube.  La Sagrada Cabeza estaba coronada de espinas y la Sangre brotaba constantemente.  Nos miró con gran compasión y dijo: “Hijos míos, escuchen Mis palabras y guárdenla en sus corazones.  Yo soy Jesucristo Agonizante que los ama a todos. 
Hijos Míos, la tribulación que viene es terrible y aterradora.  Recen mucho, les digo, recen mucho, recen con más intensidad, recen para que la hora que viene no comience durante el período de lluvias porque entonces no habrá ningún calor natural si viene en período de lluvias. Hijos Míos, recen siempre ahora.  Ofrezcan todas sus oraciones por la salvación de los hombres. ¡Cuán terrible será lo que ella sufrirá! Me refiero a la mujer dando a luz. La hora que viene es tan terrible y tenebrosa.  ¿Quién la sobrevivirá?
Mis amados hijos, recen para que ésta hora sea corta, prepárense con amor santo. Muéstrense misericordiosos con la gente y predíquenles Mis palabras.  Vivan una vida completamente santa e informen a otros para que cambien sus vidas.  Revístanse con humildad, porque su humildad les ayudará en esta gran batalla.
Hijos Míos, muchos se perderán para siempre, muchos se perderán para siempre.  ¿Dónde están los pocos? Aún los estoy buscando. Si los hombres escucharan, dejen que escuchen Mis palabras y recen.  Recen y hagan adoración constante.  Vayan a la Santa Misa, Mis amados hijos. Vayan a la Santa Misa ahora. El tiempo llega cuando los hombres buscarán una Santa Misa tan digna como la que ahora escuchan y no la encontrarán. Nunca dejen que pase un día sin recibir la Santa Comunión.  Beban Mi Preciosa Sangre y sean llenados con poder.  Mañana, les enseñaré una oración por medio de Mi Ángel, una oración de amor y misericordia.
Hijos míos, ustedes escucharán lo que dirán muchos y su fe se debilitará. 
Felices aquellos que habitan en Mi Preciosa Sangre, el Castigo que viene no les afectará.  Rueguen para que sean capaces de completar esta novena. El enemigo les atacará para impedirles que puedan completarla. Recuerden Mis advertencias y guárdenlas.
Estoy feliz con su celo y amor.  Los bendigo a todos.”
Inmediatamente la visión terminó y vi lo que será el gran día de la destrucción.  Entonces me estremecí y desperté.
+++
SEGUNDO MENSAJE DE LA PRIMERA LECCION
20 de octubre de 1999     Hora: 12 de medianoche
Lugar: Mi Altar de Reparación, Olo.

¡VEAN! LOS DIAS ESTAN CONTADOS.

Mientras ofrecía oraciones de reparación durante esta hora, tuve una visión de Jesucristo Agonizante colgando en la Cruz. El sufría angustia y aflicciones, penas y dolores por la crucifixión. Sudor y la Sangre Preciosa se derramaba continuamente de todos Sus Heridas de Su Sagrado Cuerpo. Nuestro Señor continuaba buscando alguno que lo consolara.
Después de un tiempo, una nube descendió y cubrió todo el lugar. El Santo Rostro Agonizante de Jesucristo apareció y me dijo: “Bernabé, ¡Levántate! ¡Mira! Los días están contados. Los malvados ya han tomado terreno. Mira, la gente de esta tierra, Mi propio pueblo, se están vendiendo a sí mismos como esclavos al Maligno. Sepan que están viviendo en el reinado del anticristo. Felices los que permanezcan firmes hasta el final. Ellos serán salvados.
Bernabé, purifíquense con ayuno y oración, con silencio y santa meditación de Mi Vida Agonizante. Yo te visitaré privadamente, para revelarte el plan del Maligno y advertirte y a tu gente en cómo deben vivir para poder sobrepasar estos días malvados.
Recuerden Mis palabras a ustedes, sean siempre humildes y obedientes. Soy Jesucristo Agonizante.”
Inmediatamente la visión terminó.
+++
TERCER MENSAJE DE LA PRIMERA LECCION
27 de julio de 2001                         Hora: 7:00  pm
Lugar: Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes, Imezi Owa

LOS DIAS VENIDEROS SON LAS HORAS DE LA OSCURIDAD.
Durante nuestra oración de la novena, en ésta hora, tuve una visión de nuestro Señor Jesucristo postrado en una roca. Reconocí ese lugar como la Roca de Getsemaní que he visto en anteriores visiones. Al rato, una nube bajó y cubrió todo el lugar. En la nube, apareció delante del Santísimo Sacramento, el Rostro de Jesucristo Agonizante, que calmadamente dijo: “Mis hijos, en los días de la venidera rebelión, ustedes experimentarán total abandono. Ustedes conocerán lo que significa ser abandonados. Estos días venideros son las horas de la oscuridad. Mi Padre permite que vengan estos días para que el número de mártires se complete. Yo soy Jesucristo, el Padre y la Esperanza de todos los mártires. La sangre de los mártires es el orgullo de Mi Padre contra el enemigo de Mi Santa Cruz. Mi Padre presume de ellos. Ellos son Su gozo y Su herencia.
Hijos, hasta que el número de mártires no se haya completado, la venidera rebelión no se detendrá.
Sepan que la persecución venidera será mayor que la que han sufrido los primeros mártires.
Ustedes experimentarán total abandono. En esos días, el Consuelo Divino será retirado de ustedes.
Ustedes sentirán el vacío de Mi amorosa Presencia. Ésta será la hora de la mayor sequedad y abandono. Solo la gracia del Sello, la Gracia Santificante del Amor, sostendrá a aquellos que sobrevivirán.
Hijos, les he dicho esto antes, se los recuerdo nuevamente: “Ay de aquellos que ponen su confianza en los hombres, porque serán decepcionados y abandonados.” En estos días de la Gran Rebelión, sus propios ojos verán un inmenso número de fieles que abandonan su fe. Yo les digo, hijos Míos que muchos hombres fuertes en la fe, se derrumbarán y lucharán en contra de la luz. Muchos de los que ahora les enseñan a ustedes, se unirán a la malvada bestia para perseguirlos. Los héroes caídos revelarán al maligno la ubicación de sus campamentos escondidos. No habrá un lugar seguro para ustedes esconderse en esos días de gran terror. Ustedes llorarán a su Dios y no recibirán respuesta. Mientras levantan su voz a Dios, el miedo, el cansancio y la desesperanza los tumbará. Ustedes buscarán consuelo en sus hermanos en la fe y recibirán una lanza amarga de abandono.
Hijos, la rebelión venidera es tan aterradora. Muchos de sus líderes ahora, que luego caerán y se unirán a la malvada bestia, cortarán sus cabezas y chuparán su sangre en los días de la gran masacre. Ellos los pondrán a duras pruebas para que ustedes abandonen su fe. Muchos abandonarán su fe porque les faltará Mi Sello. Pero todos aquellos que perseveren en su fe hasta el final, serán salvados.
Hijos, esto fue lo que motivó que les ofreciera la Rosa de la Perfecta Pureza. Hasta ahora, sus ojos no están suficientemente abiertos para entender el gran favor. Yo no los vi regocijarse al recibir éste gran regalo. Pareciera que la oscuridad del mundo cegó sus mentes y sus ojos. Vean cómo ustedes recibirán éste regalo con menos cuidado que el que tuvieron con el Cristo Agonizante. Estoy esperando ver a Mis Apóstoles que asumirán ésta tarea y ayudarán a ofrecerle al mundo lo que el Cielo les ha ofrecido a ellos. Yo los recompensaré con una Rosa aún más brillante en el último día. Yo rescataré 14 almas de su linaje del fuego torturador del purgatorio. A estos no les faltará la Gracia Santificante durante toda su vida. A estos que ahora Me consuelan, Yo los consolaré.
Hijos, ésta Rosa será su consuelo durante la hora de persecución. Su gozo está en la esperanza de su recompensa. Ésta Rosa abrirá sus ojos para ver la Recompensa eterna. Felices aquellos que mantengan su Rosa Pura. Durante esos días, ellos no estarán completamente secos. Yo soy Jesucristo Agonizante, quién experimentó lo que significa estar totalmente solo. Los bendigo con la Gracia Santificante del Sello en el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Reúnan la gracia y permanezcan en paz.” Inmediatamente la visión terminó.
+++
PRIMER MENSAJE DE LA SEGUNDA LECCION
21 de julio de 1997                         Hora: 9:00  pm
Lugar: Parroquia de San José, Olo

RECEN MUCHO PARA QUE PUEDAN VER ESTE GRAN PERIODO DE LA ERA DE FELICIDAD.
Durante nuestra novena con Misa y oraciones de consuelo, reparación y adoración, vi a Nuestro Señor Jesucristo atado a la columna. Mientras los soldados judíos lo golpeaban, le infligían muchas heridas en Su Cuerpo, nuestro Señor lloraba amargamente.
En un corto tiempo una nube bajó y cubrió todo el lugar.  En la nube apareció Jesucristo Agonizante con Sus manos atadas y con innumerables heridas en Su Cuerpo. Su Sangre se derramaba continuamente desde Su Cabeza coronada de espinas hacia todo Su Cuerpo, que también estaba cubierto con las Heridas que le infligieron de la flagelación. Después de un tiempo, la nube se sacudió y el Santo Rostro apareció y dijo: “Honren Mi Preciosa Sangre, oh amados hijos y salven sus almas y las del mundo entero.  Tengan constante devoción a Mi Preciosa Sangre.  Estarán protegidos de las trampas del demonio.
Hijos, la hora de la gran devoción vendrá.  Esta hora será un largo período de vida de santidad en el mundo. Por mil años, el poder de las tinieblas será encadenado y Mi Preciosa Sangre reinará por siempre. El gran Sacrificio ofrecido diariamente en la Santa Misa alabará y elevará el trono del Padre Eterno. El Sagrado Cuerpo y la Sangre ofrecidos diariamente reinarán para siempre.  Recen, recen mucho para que ustedes puedan ver este gran período.  Practiquen esta devoción de Mi Preciosa Sangre y alcanzarán está feliz era.
Dichosos aquellos que lleguen a esta hora de felicidad.  La segunda muerte no tendrá poder sobre ellos.  Hijos Míos, Mi Sangre es una gran arma.  A través de Mi Preciosa Sangre, los Ejércitos Celestiales ganaron la gran batalla y echaron fuera al enemigo. Luchen con la Preciosa Sangre contra sus enemigos, los espíritus malignos. Ustedes los vencerán también.
Mi Preciosa Sangre es la circuncisión de los gentiles.  A través de Mi Preciosa Sangre la gran salvación alcanzó a todos los hombres, judíos o gentiles.  Todos fueron bautizados dentro de un cuerpo y un espíritu a través de Mi Preciosa Sangre.  Mi Sangre es el precio de la salvación.  A través de Mi Preciosa Sangre ustedes fueron todos comprados como miembros de una misma familia. Mi Preciosa Sangre pagó la deuda de la esclavitud humana e hizo de los hombres hijos adoptivos. Ustedes ya no son más esclavos sino hijos.  Es por esto que los llamo a ustedes Mis hijos.  Les digo, honren el Precio de su Redención.
Mi Sangre es la esperanza de las almas inocentes.  Sólo Mi Preciosa Sangre garantizará  la misericordia para las almas inocentes no nacidas.  Sólo Mi Preciosa Sangre los salvará.  Les digo, bautícenlos con Mi Preciosa Sangre.
Mi Preciosa Sangre es la misericordia del Padre Eterno.  Por Mi Preciosa Sangre la misericordia fue otorgada a la humanidad. Ahora, Mi Preciosa Sangre otorga misericordia al mundo. Y aún en la gran hora de oscuridad, la hora de la ira de Mi Padre, Mi Preciosa Sangre tiene el poder para asegurar la misericordia a la humanidad.  Invoquen siempre Mi Preciosa Sangre.  Ella calma la ira de Mi Padre Eterno.
Hijos, les digo, ámenme y consuélenme siempre.  Recen y enseñen a otros a rezar.  Honren Mi Preciosa Sangre que los hombres descuidan.
Escuchen, Mis hijos, expongan el Santísimo Sacramento 30 minutos antes de empezar la novena.  Dejen que todos Me ofrezcan sus cantos de peticiones por 10 minutos. Luego, miren a Mi Santo Crucifijo y mediten en Mi Pasión. Tengan Misericordia de Mí. Luego, ofrézcanme sus intenciones privadas. Antes de comenzar la novena, inviten a la Santísima Trinidad con cantos.
Hijos míos, el 26 de este mes escribirán sus intenciones. Escriban el nombre de los pecadores empedernidos (no arrepentidos) de su familia.  Yo les responderé de acuerdo a la Divina Voluntad.  Les digo, ustedes darán testimonio cuando sus oraciones hayan sido respondidas.  En el último día de esta novena, las peticiones serán quemadas después de la santa devoción.
Hijos, muchos se durmieron ayer, y están aquí hoy.  Les digo, ustedes recibieron a los que llegaron tarde, a los que se durmieron en Mi presencia y a los que no vinieron a rezar.  Si ustedes no pueden hacer caso, detendré la novena antes que termine. Les digo, estos hábitos disgustan al Cielo.
Mis hijos, es mejor acoger a quienes escucharon la información tarde que a aquellos que pierden la novena después de haberla iniciado.
Vengan mañana con su Sagrada Biblia que les enseñaré muchas cosas.  Por favor hijos Míos, estudien estos mensajes.  Yo soy Jesucristo Agonizante, tengan misericordia de Mí.  Los amo y los bendigo a todos.”
Inmediatamente la visión terminó, apareció la mano traspasada y derramó tres veces la Preciosa Sangre sobre mí.  Entonces desperté y escribí el mensaje.
+++
SEGUNDO MENSAJE DE LA SEGUNDA LECCION
8 de julio de 1999                         Hora: 7:00  pm
Lugar: Centro de la Novena, Olo

HIJOS, LOS HE LLAMADO A FIN DE APRESURAR EL REINO DE MI GLORIA EN LA TIERRA.
Durante nuestra novena, tuve una visión del Cordero sentado en el trono y ser adorado por los seres celestiales diciendo: Santo, Santo es Tu Nombre, Oh Cordero de Dios Inmaculado. Te Adoramos, oh Cordero del Sacrificio. Reina eternamente. Amen.”
Al rato, una nube bajó y cubrió todo el lugar. En la nube apareció un cáliz. En la boca del cáliz, había una Hostia irradiando rayos divinos. Encima, apareció el Santo Rostro de Jesucristo bañado en sangre. El guardó silencio al principio y finalmente dijo: “Hijos Míos, la paz sea con ustedes. Aprendan de Mí como consolar para ser consolados. Perdónense unos a otros para ser perdonados.
Hijos, ¿Qué les costará salvar sus almas? ¿Qué escogerán a cambio de la eternidad? ¿Quién deberá quitarles la corona de la victoria? Hijos, siempre díganle que sí a la Divina Voluntad. Carguen sus cruces y síganme. Luchen arduamente para poder estar entre aquellos que veneran Mi adorable Rostro en el Cielo.  
Hijos, los he llamado para acelerar el Reino de Mi Gloria en la tierra. Recen arduamente y enséñenle a los hombres todo lo que les he dado. Muy pronto, muy pronto, Mi Reino Glorioso vendrá. En ese tiempo, todos adoraran Mi Preciosa Sangre. Los hombres se amarán unos a otros. Todos los hombres reconocerán el significado de Mi vida agonizante. Ellos Me adorarán. Mis Santas Llagas serán sanadas y Mi Sagrado Corazón será consolado. Este es el Triunfo del Inmaculado Corazón de Mi Madre.
Hijos, ofrézcanme sus vidas. Propaguen esta devoción y apresuren Mi Reino en la tierra. Yo soy Jesucristo Agonizante. Los amo a todos. Quiero que todos los hombres se salven. Consuélenme.
Recen pidiendo que entiendan los mensajes que les daré desde ahora. Solo Me queda poco tiempo con ustedes.
Hijos, cuando llegue la hora, ustedes entenderán a lo que Me refería.
Recen y nunca se den por vencidos. Los bendigo a todos. Los dejo.”
Inmediatamente la visión terminó.
+++
TERCER MENSAJE DE LA SEGUNDA LECCION
31 de diciembre de 1999                         Hora: 12  medianoche
Lugar: Monte Carmelo, Olo

EN ESTOS AÑOS DE ESTE SIGLO… EL MALIGNO Y SUS AGENTES SE DARÁN A CONOCER. SEAN CAUTELOSOS EN NO UNIRSE A LA BESTIA.
Durante esta hora en Monte Carmelo, Olo, estábamos rezando las oraciones de reparación cuando tuve una visión de dos espadas de doble filo y cruzadas entre sí en la nube. En su punto de intersección, había una flecha que apuntaba hacia abajo hacia la tierra.
Después de un rato, hubo un gran rayo y trueno, que estremeció todo el lugar. Instantáneamente, la primera visión terminó. Luego, apareció de nuevo el Santo Rostro de Jesucristo Agonizante llorando y totalmente bañado en Sangre, que se derramaba de las Heridas de la Cabeza traspasada.
Nuestro Señor se mantuvo en silencio por un tiempo y luego dijo: “Hijo Mío e Hijos Míos, estoy complacido en ver un gran número de Mi gente que por esta noche, están entrando en el nuevo milenio, velando y rezando. Los bendigo a todos. Que Mi paz esté con todos ustedes.
Hijo Mío, he venido para aceptar su oración de reparación amorosa e informarles de la gran era en la que ustedes viven ahora. Sus oraciones Me consuelan mucho. Necesito más de sus oraciones de reparación y sus vidas de sufrimiento. Hagan continuas reparaciones por sus pecados y los del mundo entero. Mis Llagas serán sanadas.
Hijo Mío e Hijos Míos, tengan presente todas Mis advertencias y consejos dados a ustedes. Estoy profundamente preocupado porque la hora que te He predicho, atrapará a mucha de Mi gente como a un ladrón. Muchos ya están tropezando por la ola de la hora. ¿Quién la sobrevivirá?
Hijo Mío e Hijos Míos, escuchen hoy que en estos primeros años de este siglo al que están por entrar, el maligno, la bestia y sus agentes se harán conocer. Ellos manifestarán su poder y dominarán a todo el mundo en esta tierra por un tiempo. Ellos intentarán forzarlos a todos y poner a todos los hombres bajo su dominio. En estos años, la marca de la bestia reinará por un tiempo. La Marca es el 666. Es el número del código central de la computadora. Es el número del dragón. Sean cuidadosos en no unirse a la bestia.
Mi hijo e hijos Míos, será en estos años de este siglo, que verán con sus ojos la gran confusión en el Vaticano. Esto resultará en la huida del Papa del Vaticano. A lo que Me refiero, hijos Míos, es que ustedes están entrando en la gran Era de la Confusión. Pronto, el océano de la Divina Misericordia dejará de fluir. En ese momento, cualquier cosa que esté fuera de la Preciosa Sangre, será devastada. Pero todos los que viven bajo la protección de Mi Preciosa Sangre tendrán gracia abundante.
Escuchen, hijos Míos, es verdad que el maligno, la bestia vendrá. Pero que terrible será para la nación que dará a luz a la bestia. Ay de esa tierra, porque la ira del Padre Eterno está por descender sobre ella. Muy pronto, estas ciudades fortalecidas se convertirán en un desierto.
Recen, recen mucho por su nación. Mi Madre está llorando profundamente por esta nación. Esta es la causa de Sus lágrimas de sangre. Porque los amo a todos, hijo Mío, aún estoy llorando por ustedes. Recen para que estas tierras no den a luz a ninguna de estas bestias.
Permanezcan en la fe. Sigan el camino desértico, carguen su cruz y síganme siempre, aun cuando el mundo los rechace. Seguramente ellos lo rechazarán, pero Yo estoy con ustedes. Yo finalmente les confirmo, que al final, Mi Reino vendrá. Entonces, ustedes reinarán Conmigo en medio de Mis Ángeles para siempre. Yo soy Jesucristo Agonizante. Los bendigo a todos.”
+++
PRIMER MENSAJE DE LA PRIMERA HORA
22 de julio de 1998                         Hora: 9 am
Lugar: Centro de la Novena, Olo

SU ESFUERZO ES NECESARIO PARA LA PROPAGACIÓN DE ESTA DEVOCIÓN.
Durante nuestra novena de oración, tuve una visión de nuestro Señor Jesucristo cayéndose con la Cruz acuesta. Él sufría por el peso de la Cruz. Su Sangre se derramaba de las heridas de Su Sagrada Cabeza y de todo Su Cuerpo herido. Mientras Él luchaba bajo el peso de la Cruz, una nube bajó y cubrió todo el lugar. En la nube, apareció el Santo Rostro de Jesucristo. La Cabeza estaba coronada con espinas y la Sangre se derramaba continuamente. Nuestro Señor dijo: “Hijos Míos, el camino de ésta devoción será gradual pero firme. Piensen en como las raíces de una planta se desarrollan durante la germinación de su semilla. Piensen lo pequeño que son al principio y como se desarrollan en raíces gigantes. Piensen en que es lo que contribuye a la sobrevivencia de la planta y su firme crecimiento. ¿Ustedes sabían que hay plantas aún en crecimiento que después de algunos años mueren? ¿Sabían que hay plantas que pueden tener retraso en su crecimiento? ¿Cuáles son las causas? Mediten en lo que les digo y entenderán mucho acerca de esta devoción. Mi Padre es fiel a Sus Promesas. El provee a la planta todo lo que necesita para su crecimiento. Aun cuando la planta esté muriendo y la raíz esté decayendo, Mi Padre continuará proveyéndola de todo lo necesario para la planta. No preocupa a Mi Padre si la planta toma el agua, se calienta o toma los otros nutrientes, Él los suministra. Su preocupación es proveerles. Hijos Míos, Yo estoy continuamente dándoles todo el entrenamiento necesario para que ustedes crezcan espiritualmente y maduren. Pero ustedes aún permanecen atrofiados, mientras que otros están en decadencia. Algunos están saludables y crecen normalmente. ¿Sabían que todas las raíces son necesarias para el crecimiento rápido y saludable de una planta? Me refiero a ésta devoción. Recen para que las raíces débiles e inesperadamente poco saludables no afecten la raíz primaria. 
Mis hijos, todas estas cosas dolieron grandemente Mi Corazón durante Mi ministerio en la tierra. Yo pude ver el progresivo abandono de la fe de Mi pueblo y cómo constantemente rechazarían a su Dios y Me crucificarían diariamente. Los dolores crecieron en intensidad cuando vi lo difícil que sería para ellos el regresar. Por eso fue que dije durante Mi enseñanza: Cuando el Hijo del Hombre venga, ¿encontrará todavía fe?
Yo también vi las montañosas colinas y valles profundos a través de los cuales Mi pueblo tendrá que cargar sus cruces. Yo vi cuantos serían; quienes se pararían en el camino por pensar que el camino es muy difícil y largo; y cuán grande sería el número de Mi pueblo que perdería la esperanza y caería cerca de la montaña del Calvario, la montaña de la salvación. Yo les digo, Mis hijos, ¡despiértense y permanezcan firmes! Muy pronto, muy pronto, Yo vendré y recompensaré a los fieles con bendiciones y felicidad. Todas estas cosas fueron las que Yo sufrí hasta cargar Mi Cruz de salvación hacia el Calvario. Durante Mis caídas, Yo recordé todas estas cosas y se las ofrecí a Mi Padre a través de esta oración, diciendo:

ORACIÓN PARA MANTENER LA FE Y PERMANECER FIRMES.
Padre Amoroso y Eterno, mira con bondad a Tu Hijo unigénito. Mira la pesada Cruz que prepararon para Tu único Hijo, y ten misericordia de Tu pueblo. Yo te ofrezco todos los dolores, sufrimientos y la Sangre Preciosa de Tu Hijo Jesucristo, Emmanuel, por todo Tu pueblo que ha abandonado su fe y por los que la abandonarán en las montañosas colinas y valles profundos de este mundo. Que por la caída de Tu Hijo bajo el peso de la Cruz, tengan la fortaleza para levantarse de nuevo y mantenerse firmes en la verdadera fe. A través del océano de Su Sangre Preciosa derramada bajo la Cruz en las calles de Jerusalén, fortalece a todos los que están ansiosos de hacer Tu Voluntad. Amén. Sangre Preciosa de Jesucristo - fortalece nuestras débiles almas. Amén.

Hijos Míos, digan siempre esta oración y denla a conocer al mundo entero. A través de esta oración, Mi Padre derramará sobre ustedes todas las gracias necesarias para perseverar hasta el final. Todos los que la recen devotamente poseerán la plenitud del Espíritu Santo y aprenderán a ser obedientes y humildes.
Mis hijos, no impedirán que continúen la novena a los que lleguen tarde hasta el séptimo día de esta novena, pero el que se duerma en Mi presencia no continuará la novena o ustedes deberán detenerlo. A partir del séptimo día de esta novena, el que llegue tarde o se duerma en Mi Presencia no participará desde ese momento. Muy pronto, muy pronto, la gran hora llegará.  ¿Cuántos serán los fielmente devotos? Yo soy Jesucristo Agonizante, los bendigo a todos.”
Inmediatamente el Sagrado Costado apareció en la nube. La Preciosa Sangre derramó 12 gotas de la herida del Sagrado Costado sobre nosotros y se detuvo. Luego, regresé en mí y lo escribí.
+++
SEGUNDO MENSAJE DE LA PRIMERA HORA
23 de julio de 1998                         Hora: 11 am
Lugar: Centro de la Novena, Olo

LA PRECIOSA SANGRE DARÁ LA VIDA Y LA ESPERANZA A TODOS LOS QUE ESTÁN ANSIOSAMENTE ESPERANDO AL SEÑOR.
Durante nuestra novena con oración de adoración, tuve una visión del poder del sol saliente. Los rayos del sol se mostraron primero. Mientras salía el sol, el reflejo de los rayos aumentó. Encima del sol se paró nuestro Señor Jesucristo Glorioso. Él levantó Su Mano Izquierda mientras sostenía una Cruz en la Mano Derecha. La visión continuó hasta que la nube bajó y cubrió todo el lugar. En la nube apareció el Santo Rostro de Jesucristo que calmadamente dijo: “El día viene en que Mi Gloria brillará como el sol saliente. En ese día, Mi Preciosa Sangre caerá en cada corazón que está ahora árido. Como el sol saliente otorga gozo y vida a todas las cosas vivas, así, Mi Preciosa Sangre dará vida y esperanza a todos los que están esperando por el Señor. En ese día, todos los que crucificaron al Hijo de Dios lo verán levantarse como el sol con toda Su Gloria. Yo consolaré a todos los que Me consuelen, y permitiré que se regocijen en Mi Gloria a todos los que hicieron continua reparación por todos los pecados cometidos contra Mi Preciosa Sangre. Todos los que ahora lloran, se reirán. Pero ustedes los que ahora se ríen, llorarán. Todos los que rechacen sus cruces; los que no Me adoraron como el Cielo esperaba; los que se unieron al mundo en su ataque en contra del Hijo del Altísimo; todos ustedes, sufrirán gran vergüenza. Ustedes cargarán una cruz pesada que el enemigo, Me refiero al demonio, está preparando para ustedes. Cuando vean al que crucificaron, sus cargas se multiplicarán. Peor aún, ustedes perderán el Cielo, perderán al Salvador, Jesucristo y morirán para siempre. Hoy, los estoy llamado a todos, Mis Hijos, a que regresen a Mí. Vengan y sean Mis hijos, y Yo los llamaré hijos. Ofrézcanme toda su vida. Yo les digo, este camino será difícil para ustedes, al menos que renuncien a todo lo que tienen y Me sigan.
Hijos, ustedes o pertenecen o se oponen. Como Yo los he escogido, Yo los bendigo con dones espirituales y bendiciones. Su trabajo les espera o se arrepentirán cuando Mi gloria les sea revelada. Todos los que abandonen sus dones espirituales, celo y amor, deberán rezar fuertemente para que se les devuelva. Si continúan caminando como ovejas sin destino hasta que vuelva, significa que su llamado fue en vano. Todos los que están espiritualmente vacíos siguen su propia voluntad, que disgusta a su Dios. Pero todos los que están espiritualmente llenos, Me refiero con el Espíritu Santo, están en camino hacia la santidad y a la Divina Voluntad.
El amor de su Dios crecerá en ellos.
Hijos, venzan al mundo. Yo, Su Maestro, lo he logrado. Yo estoy con ustedes para ayudarlos. Pidan y se les dará. Los bendigo a todos.”
Inmediatamente la visión terminó.
+++
TERCER MENSAJE DE LA PRIMERA HORA
24 de julio de 1998                         Hora: 11 am
Lugar: Centro de la Novena, Olo

USTEDES ADORAN SOLO POR MIEDO Y NO POR AMOR.
Durante nuestra novena de oración del mes de Julio, tuve una visión del Santo Cáliz rodeado de una Corona de Espinas. En la boca del Cáliz había una lengua de fuego. Esta visión se mantuvo por un rato y luego terminó. En la nube estaba el Santo Rostro de Jesucristo que acercándose dijo: “Mis hijos, vean cuan malvados y crueles son ustedes. Ustedes temen más el sonido de un trueno que a un espantoso rayo. Yo les dije que no le impidieran unirse a nadie que llegara tarde, entonces, ustedes decidieron venir a la hora que les provocó. Israel, ve que mundano eres. Tú Me adoras solo por miedo y no por amor.
Cuando Yo Me volteo y dejo que su enemigo los atrape, entonces, es cuando ustedes recuerdan que Yo soy su Dios. Israel, quieres que te trate como a un esclavo y no como a un hijo. Ustedes quieren que Yo deje que el enemigo los venza. Entonces, se recordarán de Mí, y Me llamarán Misericordioso y Eterno Dios, Dios de sus ancestros. Ustedes se recordarán de todas Mis promesas para ustedes. Recuerden ahora todos Mis avisos y advertencias, y cumplan las leyes que les di. Todos los que se mantienen consolándome en esta hora de Mi agonía serán glorificados cuando Yo, el Agonizante Jesús, sea glorificado.
Hijos Míos, Yo soy Jesucristo Agonizante. Esto significa que Yo estoy en gran agonía en estos días impíos y malvados. Mis Santas Llagas sangran cada vez que hay una Consagración del Sacrificio en el altar durante la Misa por el amor que tengo por Mi pueblo. Sin embargo, Mi pueblo Me crucifica diariamente con sus pecados.
Mis hijos, ¿sabían ustedes que la iniquidad crece aceleradamente en cada minuto del día? Así como los pecados del mundo crecen, Mi agonía crece. Es por ello, que estoy buscando quien Me consuele. Hijos Míos, Mi agonía se empeora cada vez que vengo a ustedes, que se han consagrado a Mí, y encuentro frialdad y negligencia. Yo soy Jesucristo Agonizante, que los está llamando a regresar a Mí. Las Heridas de Mi Sagrado Cuerpo Me están doliendo intensamente hijos Míos. Mírenme y vean lo que sus pecados Me han hecho.
Yo soy Jesucristo Agonizante, al que ustedes siempre reciben en el Santísimo Sacramento, al que han encadenado y flagelado con sus pecados, al que han coronado de espinas con sus pecados, al que condenaron a muerte y crucificaron con sus pecados. Yo soy Jesucristo Agonizante, el que sufre angustia y penas por ustedes, Yo los estoy llamando a que regresen a Mí.
Mis hijos, hagan de sus corazones un hogar de descanso para Mí. Visítenme en espíritu en el Sagrario de Mi Amor, que estoy por construir en sus corazones si ustedes están dispuestos. Hijos, ¿Sabían ustedes que Yo siempre los visito? Pero solo muy pocos de ustedes Me reconocen y Me consuelan. Yo soy Jesucristo Agonizante, que los está llamando a todos a regresar a Mí. Consuélenme siempre. Enséñenles a los hombres a consolarme siempre. Nunca olviden de hacer continua reparación por todos los pecados del mundo contra Mi Preciosa Sangre. Cuando llegue la hora que el Corazón Inmaculado de Mi Madre triunfe, Mi Preciosa Sangre reinará en todos los corazones. El Reino de Mi Padre vendrá. Todos ustedes, que están tristes Conmigo ahora, se regocijarán Conmigo por siempre.
Yo soy Jesucristo Agonizante que llama a todos los hombres a que regresen.
Los bendigo a todos.”
Inmediatamente la visión terminó. El Santo Cáliz apareció de nuevo, rodeado por espinas. Estuvo por un rato y luego se desvaneció.
+++
PRIMER MENSAJE DE LA SEGUNDA HORA
25 de julio de 1998                         Hora: 8.15 am
Lugar: Centro de la Novena, Olo

POR LA SANGRE DEL CORDERO SOMOS SALVADOS.
Durante nuestra novena de oración en el mes de julio, tuve una visión del Cordero parado en medio de un gran número de personas en la nube. En el cuerpo del Cordero había un letrero que decía: “POR LA SANGRE DEL CORDERO, ESTAMOS SALVADOS.” También vi que estaban heridos, débiles y cansados. Pero sorprendentemente,  a pesar de estar heridos, ellos estaban regocijándose y bailando frente al Cordero Sin Mancha. Mientras yo lo veía, una nube bajó y cubrió todo el lugar. En la nube, vi el Santo Rostro de Jesucristo en agonía. Él Me miró fijamente y Me preguntó: “Bernabé, ¿Conoces a esta gente y sabes de dónde vienen?” Yo respondí: “Señor, no lo sé. En Tu misericordia y bondad, dímelo.”
Después el Señor dijo: “Corran por sus vidas para que hereden el mayor reino gozoso que espera a todo aquel que sufre y muere Conmigo. Nunca permitan que su débil fe ni su carne les haga negar a su Dios. Esta gente que has visto, es todo Mi pueblo que ha pasado por el mundo malvado y pecador. Ellos no traicionaron ni negaron al hijo de Dios. Ellos no tuvieron vergüenza de Mí ni de Mí Evangelio en estos días impíos. Ellos fueron burlados y desacreditados en público solo por ser Mis seguidores, pero ellos no se rindieron. Los hombres dijeron todo tipos de mentiras en contra de ellos. Ellos lo soportaron por Mi bien. Algunos fueron asesinados a través de terribles persecuciones y torturas. Antes de morir, ellos perdonaron y bendijeron a sus perseguidores. A través de Mi Preciosa Sangre Yo los purifique de todas sus iniquidades y los salvé. Ellos se regocijarán y reinarán Conmigo por siempre.
Mis hijos, sujeten su fe con firmeza. La terrible hora de la masacre y persecución está por venir. ¿Quién la sobrevivirá? Solo aquellos que estén dispuestos a dar su vida por Mí sobrevivirán. Cualquiera que trate de salvar su propia vida durante ese tiempo la perderá. Pero aquel que de su vida por Mí la encontrará. Cualquiera que sea asesinado apoyándose en su fe no se perderá. Yo lo purificaré con Mi Preciosa Sangre y lo salvaré de la condenación eterna.
Hijos Míos, sujeten la verdad que conocen con firmeza. La hora vendrá pronto. Cuando la hora llegue, no corran por doquier, si no que estén alerta. No teman la muerte de la carne, porque Yo les daré vida eterna. Hijos, les digo esto ahora, porque muy pronto, la hora vendrá, para que sus corazones no estén inquietos.
Hijos, recen que la hora sea acortada. Permanezcan fieles a su trabajo de salvación. Continúen haciendo las cosas buenas que venían haciendo. Nunca reduzcan sus esfuerzos en su trabajo hacia la santidad, por el contrario, auméntenlos. Estas cosas ayudarán a su fe.
Yo soy Jesucristo Agonizante, que los está llamando para que todos ustedes no estén espiritualmente muertos. Cuando se levanten de nuevo, deben fortalecer a sus hermanos. El día que ya llega, y que vendrá como un ladrón, se acerca rápidamente y va al encuentro de Mi pueblo, y ellos no están listos.
Hijos Míos, propaguen este mensaje para que Mi pueblo esté listo para dar la bienvenida a la gran hora. Los bendigo a todos.”
Inmediatamente la visión terminó.
+++
SEGUNDO MENSAJE DE LA SEGUNDA HORA
26 de julio de 1998                         Hora: 9 am
Lugar: Centro de la Novena, Olo

DESPIERTENSE HIJOS Y COMIENCEN A EVANGELIZAR.
Durante nuestra novena de oración, tuve una visión de Jesucristo Agonizante colgado en la Cruz. La Sangre se derramaba de las Heridas de Su Sagrado Cuerpo. Al poco tiempo, una nube bajó y cubrió todo el lugar. En la nube, apareció el Santo Rostro de Jesucristo en agonía. El calmadamente dijo: “Hijos Míos, hijos Míos, el gran día de oscuridad ya llega. El día, por el que Mi corazón ansiosamente espera, ya viene; pero muchos corazones están fríos. El día que viene es muy terrible y atemorizante. Hijos, ¿piensen cuántos se salvarán? Recuerden que los pecadores que no estén arrepentidos no sobrevivirán.
Despierten, Hijos Míos, y comiencen la evangelización. Yo soy consolado cuando los veo a ustedes predicando en Mi Nombre. Yo liberaré al que crea y se arrepienta de sus pecados.
Enséñenles a los hombres acerca de Mi agonía y de Mi Preciosa Sangre, que los salvó. Enséñenles las oraciones que les enseñé. Yo Me acercaré y tocaré sus vidas. Mi Preciosa Sangre los salvará.
Muchos de ustedes pronto perderán su celo y amor para evangelizar debido a la terquedad que el enemigo coloca en los corazones de los hombres. Ellos mirarán y mirarán pero no podrán ver. Oirán, oirán pero no podrán escuchar. Este es el trabajo del enemigo. Persistan en su trabajo por la salvación ahora. Llamen a Mi pueblo a regresar a Mí. Díganles que Yo les estoy diciendo a ellos: “REGRESEN.” Hijos Míos, si el rebaño continua deambulando en el desierto hasta que los lobos causen el desorden, será difícil encontrarlos.
Yo les digo a ustedes, propaguen ahora esta devoción. Trabajen fuertemente por las almas, para que su corazón no se inquiete cuando la gran hora llegue. Muy pronto, muy pronto, la plenitud de la hora llegará. Recen que todos ustedes estén atentos.
Corran por sus vidas. Yo los bendigo a todos.”
Inmediatamente la visión terminó.
+++
TERCER MENSAJE DE LA SEGUNDA HORA
27 de julio de 1998                         Hora: 9 pm
Lugar: Centro de la Novena, Olo

VIVAN LA VIDA DE SU CONSAGRACION.
Durante la oración de la novena, vi a nuestro Señor Jesucristo colgado muerto en la Cruz. La visión estuvo por un tiempo y terminó. Luego, apareció el Santo Rostro de Jesucristo en la nube. Él gentilmente dijo: “Hijos, vivan ahora la vida de su consagración. Ustedes aprenderán mucho de Mí. Yo soy el Cordero Agonizante y Sin Mancha crucificado por sus pecados.
Hijos Míos, vivan la vida de su consagración para que puedan pasar con seguridad la hora que se aproxima, la hora de la gran persecución. Me refiero a la hora del reino del que se opone a la verdad, el anticristo y su fuente de poder, el dragón rojo.
Vivan ahora la vida de su consagración para que ustedes puedan saber cuándo, cómo y qué hacer para alcanzar la Tierra Prometida. Muy pronto, muy pronto, el reino del hombre maligno comenzará con total fuerza. Solo aquellos consagrados a Mí y que vivan su vida de consagración, sobrevivirán esta horrible hora que se aproxima. La manifestación del dragón rojo y del anticristo en esta era atravesó Mi Corazón grandemente durante Mi ministerio en la tierra, y aún más cuando estaba por dar Mi último suspiro en la Cruz. Mientras colgaba de la Cruz, pude ver al orgulloso dragón. Alardeaba que él reinaría por siempre en la tierra. Por ello, ofrecí esta oración silenciosamente a Mi Padre, para la caída del enemigo de la Cruz.

ORACION POR EL REINO DE GLORIA AQUÍ EN LA TIERRA.
Oh Amado y Misericordioso Padre, omnisciente y omnipotente, el Alfa y la Omega, el Padre Eterno que creó todas las cosas, Tu naturaleza te impide desamparar a Tus hijos. Mira con bondad a Tu Unigénito Hijo Jesucristo, que vino para salvar a los hombres y traer Tu Reino aquí en la tierra. Te ofrecemos todas las agonías, torturas, dolores y la Sangre Preciosa de Tu Hijo Jesucristo, para la derrota de todos los enemigos de la Santa Cruz de Salvación, el Anticristo y el Dragón Rojo, que están luchando contra la Verdad ahora y al final de los tiempos. Que ellos, a través de la Sangre Preciosa de nuestro Redentor y Su último aliento en la tierra, desaparezcan como espuma expuesta al sol, para que Tu Reino pueda pronto venir a la tierra. Amén. Sangre Preciosa de Jesucristo - venga Tu Reino. Amén.

“Mis hijos, a través de esta oración, el anticristo y el dragón rojo y sus agentes tendrán un tiempo corto de reinado en el mundo. Vivan la vida de su consagración ahora que tienen la oportunidad. La hora, que ya está por llegar, es tan grande y temible. Vivan la vida de su consagración. Yo soy Jesucristo Agonizante. Imítenme. Los bendigo a todos.”
     Inmediatamente la visión terminó.
+++
PRIMER MENSAJE DE LA TERCERA HORA
28 de julio de 1998                         Hora: 9 pm
Lugar: Centro de la Novena, Olo

EL PESO DEL PECADO ESTA DOLIENDO INMENSAMENTE MI SAGRADO CORAZON.
Durante nuestra novena de oración, tuve la visión de nuestro Señor Jesucristo siendo despojado de Su vestidura. Los soldados lo llevaron a cabo mientras le quitaban Su vestidura a la fuerza. La multitud se burló de Él con todo tipo de malas palabras. Nuestro Señor estuvo desnudo delante de una gran multitud. El soportó la vergüenza y la desgracia.
Después de un rato, la visión se desvaneció y una nube bajó y cubrió todo el lugar. Luego, allí apareció el Santo Rostro de Jesucristo en gran agonía. El calmadamente dijo: “Hijos Míos, el peso del pecado está doliendo inmensamente Mi Sagrado Corazón. Yo soy Jesucristo Agonizante a quien continuamente le despojan de Su vestidura y lo exponen a la vergüenza pública. Yo los llamo, vengan y consuélenme.
Hijos Míos, recen mucho por Mis jóvenes para que regresen a Mí. Rueguen que ellos tengan temor de Dios para su salvación. Muchos se perderán por los pecados de la carne. La fornicación y el adulterio han arruinado a la Iglesia. Hijos, vean como los hombres están por cambiar el nombre a la fornicación y al adulterio. Algunos de Mi pueblo usan esto como pan diario. Ellos no pueden vivir sin fornicar ni cometer adulterio. De la misma manera, el número de inocentes, bebes no nacidos, se multiplica y aumenta. 
Hijos, todo esto duele enormemente Mi Corazón y aumenta Mi agonía. ¿Sabían que Yo fui desnudado en frente de todos los hombres para que ustedes combatieran y vencieran el deseo de la carne que los lleva a este pecado de fornicación y adulterio? ¿Sabías hijo Mío, que sufrí la vergüenza y la desgracia para que dejaran de pecar? Yo perdí toda Mi vestidura para que detengan los pecados de la carne, pero ustedes Me recompensan con su inmoralidad.
Yo he venido para salvarlos. Ustedes son Mis hijos e hijas. Yo los amo. Yo los protejo en contra de su enemigo. ¿Por qué Me hacen todas estas cosas? Por su bien, Yo ofrecí esta oración a Mi Padre:

ORACION EN CONTRA DE LOS PECADOS DE LA CARNE.
Padre Santo y Misericordioso, Tu Hijo unigénito está desnudo a la vista de todos los hombres, para que Tu pueblo conozca y tema Tu santa ley. Acepta mi humilde oración por todo Tu pueblo que vive bajo la iniquidad, fornicación y adulterio, para que por toda la vergüenza y desgracia de Tu unigénito Hijo, Tú toques sus vidas, para que se arrepientan y se salven. Que ellos, a través de la Sangre Preciosa de Tu Hijo Jesucristo, la cual ruego que caiga en sus corazones, obtengan arrepentimiento y sean salvados, y que por Su vergüenza los hagas valientes para el arrepentimiento. Amén.

Hijos, Mi adversario usa este pecado para reclamar a todos los hombres como suyos. Yo los llamo a que trabajen arduamente y salven a su gente. Digan esta oración y enséñenla al mundo. Cualquier pecador, que continuamente rece esta oración, ganará verdadero arrepentimiento. Nuevamente, mientras más la recen, más regresarán a Mí y dejarán la fornicación y el adulterio. Muchas almas se han perdido por el pecado de la carne. Trabajen duro para salvar almas. Yo soy Jesús Agonizante. Yo los amo. Yo los bendigo a todos.”
Inmediatamente la visión terminó.
+++
SEGUNDO MENSAJE DE LA TERCERA HORA
29 de julio de 1998                         Hora: 9 pm
Lugar: Centro de la Novena, Olo

LA SANGRE DE LOS INOCENTES HA INUNDADO AL CIELO, AUMENTANDO MI AGONIA.
Durante nuestra novena de oración, tuve una visión de Jesucristo Agonizante clavado en la Cruz. Había numerosos inocentes, bebés no nacidos, acostados al lado de la Cruz en la nube de arriba. Ellos eran de diferentes tamaños de acuerdo con sus edades. Ellos rezaban en amargo lamento a Jesucristo Agonizante. Sus lamentos eran profundamente tristes y dolorosos.
Mientras el ruido de su llanto aumentaba, una nube bajó y cubrió todo el lugar. Después el Santo Rostro de Jesucristo apareció y dijo: “Hijos Míos, dejen que sus corazones sean misericordiosos a Quien más los ama. Tengan compasión de Quien vino a salvarlos. Teman el océano del amor del Creador. Den a conocer Su camino al mundo entero. Acompáñenme en Mi tristeza. Yo soy Jesucristo Agonizante.                               Mis Hijos, recuerden Mi agonía durante Mi nacimiento en la tierra; el Rey del Cielo y de la tierra nació en la tierra para su salvación y sanación, y ustedes hombres del mundo, eligen masacrar a los niños inocentes.
Hijos Míos, su sangre turbó al Cielo en ese momento. Pero hoy, la sangre de los niños inocentes ha inundado el Cielo. Su número es muy grande, demasiado grande, tanto, que la ira del Padre Eterno está a punto de caer sobre la humanidad. El número diario de los niños inocentes abortados es demasiado grande para mencionarlo. Su sangre turba Mi Agonizante Corazón y aumenta Mi agonía. Consuélenme a través de su prédica y enseñanza de estos mensajes. Bautícenlos con esta oración. Díganla siempre:

ORACION DIARIA PARA BAUTIZAR A LOS NIÑOS ABORTADOS.
Padre Celestial, Tu Amor es eterno. En Tu océano de Amor, Tú salvaste al mundo a través de Tu unigénito Hijo, Jesucristo. Ahora mira a Tu único Hijo en la Cruz, Quien está constantemente sangrando por amor a Su pueblo, y perdona a Tu mundo. Purifica y bautiza a los niños abortados con la Sangre Preciosa y Agua del Sagrado Costado de Tu Hijo, que estuvo colgado muerto en la Cruz por su salvación, en el Nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Que ellos por la santa muerte de Jesucristo alcancen la vida eterna, por Sus Llagas sean sanados, y por Su Sangre Preciosa sean liberados. Y allí se regocijen junto con los Santos en el Cielo. Amén.

A través de esta oración, un gran número de inocentes, bebés no nacidos serán salvados. Récenla diariamente y háganla conocer al mundo entero. Cualquiera que la enseñe no se perderá. Las almas inocentes del Cielo no dejarán que se pierda. Yo, con Mi amor y misericordia, los protegeré de caer en el pecado mortal.
Consuélenme, los amo mucho. Yo soy Jesús Agonizante. Yo los amo. Yo los bendigo.”
Inmediatamente la visión terminó.
+++
TERCER MENSAJE DE LA TERCERA HORA
30 de julio de 1998                         Hora: 9 pm
Lugar: Centro de la Novena, Olo

EL SELLO ES UNA GARANTIA DE LA PROPIEDAD.
Durante nuestra novena de oración, tuve una visión de nuestro Señor Jesucristo clavado vivo en la  Cruz. La Sangre se derramaba de Sus Heridas. Una nube bajó y cubrió todo el lugar. Luego, allí apareció Jesucristo Agonizante en la nube y dijo: “Mis hijos, recuerden su Sello. El Sello es una garantía de que ustedes son Míos. Cualquier oveja que pierde su Sello estará perdida de Mi vista. La oveja continuará perdida en el desierto hasta que nos encontremos, entonces será sellada de nuevo. Hijos, muchos se perderán por el hecho de haber perdido su Sello. A través del Sello, ustedes poseen al Espíritu Santo. El Espíritu los diferenciará del mundo. El Espíritu Santo de Mi Sello no es del mundo. Es por ello que el mundo los odia. El Sello los hace hijos de Dios a través de la Sangre del Cordero Sin Mancha. La Sangre rompe el yugo de su cautiverio y los salva. Recen siempre. Estén en guardia y vigilen cuidadosamente de no perder su Sello.
A través de Su Sello, ustedes adquieren el derecho de poseer la tierra prometida. El que no esté sellado, no tendrá parte en la tierra de la felicidad y del gozo. Sean merecedores de su Sello y salven sus vidas. Sus vidas deben ser diferentes a la de los no consagrados. Den a conocer Mi Voluntad al mundo entero y háganla vida en ustedes. Yo soy Jesucristo Agonizante. Yo los sello con Mis Llagas y Mi Preciosa Sangre. Amen su cruz.
Muy pronto, muy pronto, el Pastor Principal vendrá. Dichosa estarás, oh oveja, que el Señor conoce a través del Sello. Ellas se regocijarán con Él. Los bendigo a todos. Los amo a todos. Los dejo.”
+++
PRIMER MENSAJE DE LA CUARTA HORA
31 de julio de 1998                         Hora: 2.30 pm
Lugar: Centro de la Novena, Olo

TODOS LOS QUE SUFRAN CONMIGO, REINARÁN CONMIGO CUANDO MI GLORIA SEA REVELADA.
Durante nuestra novena de oración, vi al Glorioso, Crucificado Jesucristo en la nube. Él estaba rodeado por un gran número de Ángeles del Cielo. Encima de Él estaba el Espíritu Santo que hizo resplandecer la Luz Divina sobre nosotros. Los Santos y los Ángeles Celestiales adoraron al Glorioso Jesucristo Agonizante.
La visión permaneció por un tiempo y terminó. Después, tuve otra visión, de una llama y un fuerte humo en la nube. A lado derecho, vi al Cordero parado sobre un manto, levemente encima de una montaña. Había un gran número de personas que adoraban al Cordero Sin Mancha con sus cabezas inclinadas.
Mientras esto veía, había rayos. Inmediatamente, vi a nuestra Señora sosteniendo el Cuerpo muerto del Crucificado Jesucristo al lado de la Cruz de Salvación. Los Querubines estaban allí consolándola. Después de un tiempo, una nube bajó y cubrió todo el lugar. En la nube, apareció el Santo Rostro de Jesucristo en profunda meditación. Después, Él calmadamente levantó Su Cabeza y dijo: “Hijos Míos, dejen que Mi paz esté con ustedes hoy, siendo el último día de esta novena por este año. Yo los bendigo a todos. Hoy, los baño con Mi Preciosa Sangre. Dejen que la Luz del Espíritu Santo unja sus almas. Todos ustedes que celosamente adoraron Mi Preciosa Sangre en este mes, han sido bendecidos con sanidad de alma y paz de corazón. Yo derramaré agua en la tierra seca y aminoraré sus sufrimientos. En el desierto salvaje, el océano del agua que da vida, brotará. Yo haré del desierto, una selva. Todos los que sufrieron Conmigo, reinarán Conmigo cuando Mi gloria sea revelada. Yo soy Jesucristo Agonizante.
Estén atentos y recen siempre. Pasen el resto de éste año Conmigo en Getsemaní. Velen Conmigo para que no caigan en la tentación. Consuélenme y mediten en Mi agonía, porque Yo soy Jesucristo Agonizante. Hagan continua reparación por todos los pecados cometidos contra Mi Preciosa Sangre y descansen en Mí.
Hijos, hagan su pequeño esfuerzo en propagar esta devoción, Yo haré Mi trabajo. La puerta ha sido abierta y nadie tiene el poder de cerrarla excepto por el Hijo. Yo les digo, sean humildes.
El final de este año será temible. Permanezcan en Mi y ustedes sabrán lo que deben hacer. Yo escondo a todos los que continuamente adoran Mi Preciosa Sangre dentro de la Llaga de Mi Sagrado Costado. El hombre malvado no los verá para hacerles daño. Yo los alimentaré allí hasta que termine este tiempo peligroso. Yo soy Jesucristo Agonizante. Felices son los que sufren ahora Conmigo. Ustedes se regocijarán Conmigo cuando Mi Gloria sea revelada.
(Silencio).
Los amo a todos. Permanezcan bendecidos.”
Inmediatamente aparecieron las doce estrellas en el Cielo. Ellas se movieron en círculo y se desvanecieron. Luego regresé en mí.  
+++
SEGUNDO MENSAJE DE LA CUARTA HORA
10 de diciembre de 1998                         Hora: 3 pm
Lugar: Parroquia de nuestra Señora de Lourdes, Imezo Owa

EL ANGUSTIOSO LAMENTO DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO.
Durante nuestra oración de reparación, en la hora de la Divina Misericordia, en una visión me vi a mi mismo en un campo verde hermosísimo. Allí vi a un Ángel del Señor sosteniendo una espada. El Ángel me llevó a una montaña. En la montaña, una nube bajó y cubrió todo el lugar.
Inmediatamente, apareció el Crucificado Jesucristo colgando de la Cruz y sangrando de todas Sus Heridas.
En la nube había multitud de Ángeles que vinieron a consolar a Jesucristo Agonizante en reparación por los pecados del mundo.
Ellos ofrecieron la oración inicial de Reparación a Jesucristo Agonizante. Uno de los Ángeles me pidió que las rezara con ellos. Ellos dijeron: “CREO EN DIOS…”
Cuando terminaron, hubo un breve silencio. Luego, nuestro Señor comenzó a hablar angustiado y adolorido mientras colgaba de la Cruz y dijo: “¿Dónde estás, hijo Mío? Tu Maestro te busca. ¡Ven a Mí! Acércate más y escucha Mi angustiosa súplica. Hijo mío, había una vez un Hombre que tenía muchas ovejas. Las cuidaba y las pastoreaba bien. Cuando estaban sedientas, El las llevaba a un manantial de agua rebosante para saciar su sed. No permitía que sintieran hambre. El las llevaba a bellos prados verdes. Comieron y crecieron gordas y fuertes. El Hombre puso una cerca alrededor de la pradera para que ningún lobo pudiera entrar a hacerle daño al rebaño.
Un día, las ovejas planearon una rebelión y escaparon con fuerza del campo y entraron en el bosque. Allí, fueron capturadas por animales salvajes. Eran como esclavos sin esperanza. Sus cuerpos y su sangre fueron usados para festivales y sacrificios de animales en honor a sus dioses.

Sin embargo, aquel Hombre no olvidó su rebaño. Él envió a todos sus sirvientes y ellos fueron asesinados. Por último, Él envió a Su Hijo, Quien finalmente ganó la batalla.
El Hijo del Hombre guió al rebaño pastoreándolo día y noche por el desierto. En su caminar, pasaron por muchas dificultades que no pudieron resistir. Ellos se quejaron ante el Hijo del Hombre, dijeron toda clase de crueles palabras en contra de Él, y finalmente lo mataron.
Hijo, cuando el Padre del Hijo del Hombre se entere de la muerte de su Hijo, ¿qué crees que Él hará?
(Silencio)
Hijo mío, tú y tu gente son el rebaño. Mi Padre es el dueño del rebaño, Quien envió muchos profetas a Su pueblo que vive en este terrible desierto. Yo soy el Hijo a Quien ustedes persiguieron y mataron. ¿Qué les he hecho a ustedes?
A pesar de todos sus actos pecaminosos, Mi Padre aún los está llamando para que regresen a Él. Pero ustedes no prestan atención a Su llamada.
¡REGRESEN! ¡Oh Israel, Mi pueblo! Hagan reparación por los pecados que ustedes y todo el mundo cometen contra Mi Padre y contra Mi Preciosa Sangre. Yo soy Jesucristo Agonizante.”

Nuestro Señor hizo silencio y lloró amargamente. Los Ángeles entonces rezaron: “Dios mío, Dios mío, creo firmemente de todo corazón. Tengo esperanza y sinceramente confío en Ti. Solamente a Ti adoraré por siempre. Me postro a Tus Pies con verdadero arrepentimiento y amor. Te pido perdón por todos los que no creen y no quieren creer, aquellos que no adoran y no quieren adorar, y aquellos que te crucificaron y Te crucifican diariamente. Querido Jesús, Te consolaré toda mi vida. Amén.”
Ellos rezaron un Acto de Contrición: Oh mi Dios, porque Tú eres tan bueno, me arrepiento de haber pecado contra Ti y con la ayuda de Tu gracia, no volveré a pecar. Amén.
Ellos también rezaron:
Padre Nuestro... (una vez)
Ave María… (una vez)
Gloria al Padre... (tres veces)
Un himno de tres estrofas.
Después de todas estas oraciones, le ofrecieron una oración a la Santísima Trinidad y a Jesucristo Agonizante diciendo: “Oh, Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo. Te ofrezco el Verbo encarnado Jesucristo, Su carne cubierta de Llagas y Sangre, Su agonía en el huerto, Su flagelación, Su coronación de espinas, Su repudio, Su condenación, Su crucifixión y muerte, junto con todos los sufrimientos de Tu Santa Iglesia y la sangre de los mártires, en reparación por mis pecados y los del mundo entero. Amén.”
Agonizante Jesús, yo te ofrezco mi corazón, para que sea unido a Tu Corazón Agonizante como co-partícipe de Tu agonía. Jesús, Yo deseo estar en agonía Contigo, para así apresurar la llegada de Tu Reino Glorioso de Paz.  Amén.

SEGUNDA SUPLICA DE ANGUSTIA.
Jesucristo continuó: Hijo mío, acércate más a Mí, escucha Mi angustiada súplica. Por amor a ti Yo ofrezco Mi Cuerpo como sacrificio vivo, pan de vida para todos los hombres. Mi Sangre es una preciosa bebida - la bebida de los Ángeles celestiales amorosamente dada a los hombres.
Hijo mío, Yo permanezco por ti en el Sacramento del Amor, esperándote pacientemente en el Sagrario, en donde estoy encarcelado por ti. Raras veces te acercas a Mí, porque no te acuerdas de Mí, que estoy en prisión por ti.
Hijo mío, Mi agonía es grande cuando veo la frialdad, la inconsciencia y negligencia con que tú te acercas a la Santísima Trinidad, Cuya presencia llena el Santo Santuario. Estoy aquí, hijo Mío. Estoy aquí en plenitud. Teme la presencia de tu Dios. Acércate con respeto y temor. Hijo Mío, ¿sabes lo que sufro cuando entro en el santuario de tu corazón a través de la Santa Comunión? Tus pecados Me atan y golpean sin misericordia. En tu corazón no hay nadie para consolarme. Después de flagelarme cruelmente, Me arrastras afuera y cierras la puerta de tu corazón con iniquidad. Esto es lo que tú me haces con tu vida pecadora.
Yo soy el Pan de Vida para todos los hombres que Me reciben en estado de gracia. Vengo para darte Vida, no muerte. Limpia las iniquidades de tu corazón. Ábreme la puerta de tu corazón. Haz de tu corazón un sagrario de consuelo para Mí. Hijo, que Yo viva en tu santuario de una comunión hasta la siguiente. Dame la bienvenida, dame la bienvenida, hijo mío. Todos los que Me dan la bienvenida, dan la bienvenida a Mi Padre y al Espíritu Santo que viven en Mí. Todos los que Me rechazan, rechazan la Santísima Trinidad. Hijo, aún si otros Me rechazaran, has de tu corazón un sagrario para Mi consuelo.
Yo soy  Jesucristo Agonizante, llamándote para que REGRESES.”
Nuestro Señor hizo silencio y lloró amargamente.
Los Ángeles repitieron las anteriores oraciones.
Luego, uno de los Ángeles me pidió que dijera la siguiente oración en mi corazón mientras oía las súplicas de angustias de nuestro Señor. La oración es como sigue: Jesús Mío, yo estoy en Ti, yo estoy Contigo, yo soy para Ti, Tómame como un sacrificio vivo. Amén.”
Esta oración debe ser dicha en los momentos de silencio.

TERCERA SUPLICA DE ANGUSTIA.
Nuestro Señor continuó: Hijo mío, Estoy en tu corazón, un solitario Getsemaní, en donde estoy en vigilia y nadie se atreve a velar Conmigo ni siquiera por una hora. Tú prefieres perseguir la posesión de las riquezas terrenas, aún a riesgo de tu perdición, dejándome sufrir solo.
El enemigo se acerca rápidamente; él está ganando terreno para captar muchas almas mientras tú estás dormido. Hijo, ¿no podrías despertar y velar conmigo al menos una hora? Estoy en el Santuario de tu alma, un solitario Getsemaní, esperando a que tú vengas.
Muchas almas, muchas almas se van al infierno por los pecados de la carne. Hijo, mira cómo conduces a muchas almas a la perdición a través de tus modas. Yo soy aquel a quien tú públicamente expones desnudo. Hijo, consuélame. Hijo, ten misericordia de Mí. ¡Nunca un hombre debe imitar a una mujer! ¡Nunca una mujer debe imitar a un hombre! Sé tal como Yo te hice hijo, sé tal como Yo te hice. Te digo, aléjate de estas modas mundanas. Este es el plan del enemigo para destruir el Templo del Espíritu Santo, que es tu cuerpo. Vive una vida modesta.
Mi amado hijo, porque te amo y quiero que tú me demuestres amor, te suplico que me ofrezcas todo tu ser, guardándolo para Mí, y solo para Mí. Que siempre Me glorifique, que siempre Me consuele. Yo no estoy haciendo esta súplica al mundo, sino a ti a quien amo. Ofrécemelo, ofrécelo por la salvación. Yo soy  Jesucristo Agonizante, llamándote para que REGRESES.”
Nuestro Señor guardó silencio y lloró amargamente. Los Ángeles ofrecieron sus acostumbradas oraciones de reparación.

CUARTA SUPLICA DE ANGUSTIA.
“Hijo mío, ¿así es como traicionas a tu Maestro y Salvador? Sólo por el dinero mundano que  perece en esta vida terrena, escoges traicionar a tu Maestro y entregarme a los hombres crueles que Me crucifican. Hijo, te estás convirtiendo en el Judas de los últimos tiempos. Qué terrible será para aquellos que traicionan al Hijo de Dios, quienes lo entregan a hombres pecadores para que lo crucifiquen. Mira cómo ellos lamentablemente pasarán a la eternidad y sufrirán eternamente. Aún entre los sacerdotes de Mi Corazón, hay muchos Judas, quienes escogen mundanas posesiones a cambio de Su Maestro que está en Agonía.
Esto Me duele mucho, hijo Mío, porque están haciendo de la casa de Mi Padre un mercado. Mi Padre está profundamente molesto. Mira y observa cómo tú Me expulsas fuera de Mi Santo Santuario. Hijo, ¿tú quieres la presencia de tu Dios? Ofréceme tu vida.
Yo soy Aquel a quien tú traicionas sólo por estas cosas terrenales. Hijo, ya que todas las cosas por las que te fatigas serán destruidas por el fuego, ¿por qué estás trabajando en vano?
Regresa a Mí, hijo Mío. Ten misericordia de Aquel que vino a salvar. Que Mis sacerdotes regresen a Mí. Yo soy Jesucristo Agonizante, que los ama, suplicándote que REGRESES.”
Nuestro Señor guardó silencio y lloró amargamente. Los Ángeles ofrecieron sus acostumbradas oraciones de reparación.

QUINTA SUPLICA DE ANGUSTIA.
“Hijo Mío, ¿cuándo terminarán los tormentos de Mi flagelación por tus pecados y los pecados del mundo? ¿Por qué Me estás flagelando y al mismo tiempo Me estás coronando con espinas? Hasta el punto de decir, "Déjame pecar, después iré a confesarme." Yo soy Jesucristo Agonizante, a Quien tú constantemente torturas.
Hijo, ¿te di el Sacramento de la Penitencia para que te volvieras un canalla de iniquidad? Este es el Sacramento de Mi Amor. El abre el océano de la divina misericordia, la Preciosa Sangre y Agua que brotaron para salvar y limpiar tu iniquidad, para que tú vayas  y no peques más.
Hijo, quita la Corona de Espinas. Ten misericordia de Mí, no Me flageles más. Ama a Dios tu Creador. No hagas dioses de ninguna criatura. Sólo a tu Dios debes temer y adorar. No pronuncies el nombre de tu Dios en vano. Hijo, acuérdate de santificar el día de precepto. Haz respetar Mi Nombre en este mundo corrupto lleno de sobornos. Haz todas estas cosas para aliviar los dolores de Mi Agonía. Ofrece todas tus desilusiones, luchas y persecuciones en expiación por tus pecados y los del mundo entero. Yo soy  Jesucristo Agonizante, suplicándote que REGRESES.”
Nuestro Señor guardó silencio y lloró amargamente. Los Ángeles ofrecieron sus acostumbradas oraciones de reparación.

SEXTA SUPLICA DE ANGUSTIA.
Hijo mío, acércate más a Mí y escucha Mi súplica angustiosa. Busco diariamente a alguien que Me consuele y no encuentro a nadie. Mira Mi Rostro Agonizante. ¿Dónde está la Verónica de los últimos tiempos? ¿Dónde está aquella que limpiará Mi Rostro Sangriento y Me consolará? ¿Es ella la que se ha unido a la multitud diciendo: "¡Crucifíquenlo! ¡Crucifíquenlo!"?
Se han olvidado de que Yo soy su Mesías, Quién los sacó de Egipto, Quién los alimentó con el maná celestial y bajo Mis alas los pastoreé en el desierto caliente y seco.
Tú Me has rechazado y no hay nadie que Me ayude. Hijo, así es como abandonaste tu cruz y te alejaste del camino del Calvario, dejándome sufrir solo. En verdad, te digo hijo Mío, no hay ningún otro camino que lleve a la tierra prometida, sino el camino de la Santa Cruz. Carga tu cruz y sígueme todos los días de tu vida. Ayúdame a cargar todas estas cruces rechazadas, que Mi pueblo abandonó para que Yo las cargue. Hijo, vive la vida de tu consagración. Carga tu cruz y sígueme. Yo soy  Jesucristo Agonizante, quien te está llamando para que REGRESES.”
Nuestro Señor guardó silencio y lloró amargamente. Los Ángeles ofrecieron sus acostumbradas oraciones de reparación.

SEPTIMA SUPLICA DE ANGUSTIA.
Hijo mío, levanta la mirada y ve cómo tus pecados Me cuelgan de la Cruz. Estoy sangrando por amor a ti. Estoy sudando por amor a ti. Estoy sediento de amor por este mundo necesitado. Ninguno de ustedes está dispuesto a consolarme; más bien ustedes Me ofrecen vinagre cuando estoy sediento.
Todos ustedes se mantienen alejados, se burlan y Me critican. Hijo mío, mira cómo ustedes están hablando falsamente contra su prójimo. En lugar de rezar por Mi Santa Iglesia, ustedes sobresalen criticándola. Yo soy  Jesucristo Agonizante al que ustedes están criticando. La Iglesia es Mi Cuerpo al que ustedes están crucificando.
Hijo mío, párate al pie de Mi Santa Cruz y ofréceme junto con Mi Madre, ofréceme el mundo entero. Yo los aceptaré y los ofreceré a Mi Padre. Ellos serán Sus hijos e hijas, y obedecerán Sus mandatos. La ira del Padre Eterno se calmará, Mis Santas Llagas serán sanadas. Entonces, Mi Reino vendrá al mundo.
Hijo, déjate crucificar por Mí y Conmigo en la Santa Cruz de la Salvación. Esto es lo que más necesito de ti en expiación por tus pecados y los del mundo entero. Hijo, Yo no pedí estas cosas al mundo, sino a ti, porque te amo y quiero que tú Me muestres amor.
Yo te prometo atraer a todos los hombres junto contigo hacia Mí a través de ti. Acepta Mi Angustiosa Súplica, oh Mi amado hijo. Yo ofreceré todos tus sacrificios para que sean agradables a Dios, en reparación por tus pecados y los del mundo entero.
Al final, todo el mundo vivirá en Mí, Conmigo y para Mí. Mi Sagrado Costado se abrirá como refugio para todos los hombres. Ellos sacarán el Agua Viva de la Fuente de Vida que mana de Mi Sagrado Costado. Hijo, deja que se haga Mi Voluntad en la tierra. Deja que se haga Mi Voluntad en ti. Sufre Conmigo y por Mí. Muere por Mí y vive en Mí.
Yo soy  Jesucristo Agonizante. Yo te amo.
Yo los bendigo a todos.”


Nuestro Señor guardó silencio y lloró amargamente. Los Ángeles ofrecieron sus acostumbradas oraciones de reparación, y adicionalmente ofrecieron siete Glorias. Luego, comenzaron sus oraciones de Consuelo y Adoración.
Noté que todos los Ángeles agachaban sus cabezas cuando ofrecían sus siete Glorias a la Santísima Trinidad.
Mientras rezaban sus oraciones de Adoración, la visión de nuestro Señor terminó. Una nube bajó y cubrió todo el lugar. Luego, me vi a mi mismo parado con un Ángel del Señor quien me bajó de la montaña.
Mientras bajábamos la montaña, le pregunté: “Señor, ¿cómo podré acordarme de todos estas súplicas de nuestro Señor y las oraciones?” Le dije que había olvidado los himnos. “¿Qué debo hacer para escribirlos?” El Ángel respondió que el Espíritu Santo que el Señor me enviará, me ayudará a recordar todas las súplicas de angustia. Me dijo que había muchos himnos que se habían dado a conocer a nuestro Sacerdote, el Ángel me dijo que escuchara. Él dijo: “Hijo de hombre, se te ha dado la oración inicial de estas oraciones de reparación. Esta es la oración que utilizas de reparación. Yo soy aquel que con mi Reina, dio esta Oración de Consagración como la viste en la Cruz de Gracia.* Úsala. Busca a los devotos a quienes les di esta oración. Ellos son tus compañeros devotos. Cuando los encuentres, te llenarás de gozo.
Hijo de hombre, nuestro Señor Jesucristo, Quién está en agonía por los pecados del mundo, te dio esta oración como un acto de amor para ti y para todos los hombres que apreciarán Su amor y lo consolarán. Muéstrenle más amor al consolarlo todos los días de su vida.”
“¿Aún vamos a ir?” Un pensamiento se me vino a la mente en saber su nombre. Entonces le pregunté: “Señor, puede decirme su nombre” Entonces, el Ángel se me acercó y me dijo: “Soy el Arcángel Miguel, el Comandante en Jefe de los Ejércitos Celestiales, con el poder exclusivo entre los Ángeles de Dios, de tocar el Cuerpo y la Sangre de Cristo.
Hijo de hombre, teme la presencia de tu Dios cuya gloria llena el Santo Santuario. Consuela a Jesucristo Agonizante que te ama. Te dejo.”
Inmediatamente levantó su espada y desapareció.
Tan pronto como el Ángel desapareció, una nube bajó y me cubrió. El Santo Rostro Agonizante de Jesús apareció y dijo: “Hijo Mío, graba todo lo que has escuchado y visto. Te daré Mi Espíritu que te ayudará a recordarte todo. Hijo, ¿por qué te has retenido las oraciones que te he dado? ¿Por qué no puedes dar a conocer Mi Voluntad a todos los hombres? Soy Jesucristo Agonizante que te ama.”
(Silencio) Me miró fijamente y dijo: “La paz sea contigo.” Inmediatamente la visión terminó.
* La Cruz de Gracia se refiere a la Oración de Consagración revelada a Opus Rosa Mística en Alemania. 
+++
TERCER MENSAJE DE LA CUARTA HORA
11 de diciembre de 1998                         Hora: 12 mediodía
Lugar: Parroquia de nuestra Señora de Lourdes, Imezo Owa

ESTOY CONSTRUYENDO EL SAGRARIO EN TU CORAZÓN A TRAVÉS DE MI SELLO.
En mi oración de meditación, vi a nuestro Señor bajar de una nube sosteniendo un cáliz. En la boca del cáliz había una lengua de fuego. Mientras Él descendía, rayos Divinos salían del cáliz hacia nosotros, quienes estábamos reunidos a los pies de la Cruz del Calvario. Él se me acercó y dijo: “Hijos Míos, reciban esto, esto es Mi Sangre, la Sangre de su redención. Abran su corazón para Mi gran Sello.”
Él dejó el cáliz en el aire. Vi al cáliz multiplicarse del primer cáliz y moverse dentro de los corazones de las personas que estábamos reunidas al pie de la Cruz.
Inmediatamente una nube bajó y cubrió todo el lugar. En la nube, apareció el Santo Rostro de Jesucristo en gran agonía. Él calmadamente dijo: Hijos Míos, la hora que viene pronto es tan temerosa y aterrorizante. ¿Quién sobrevivirá? Esto fue lo que Me motivó a venir y construir el Sagrario de Mi amor. Así, cuando la hora llegue, su corazón no esté seco. El gozo de Mi Gloria continuará floreciendo dentro de todos los corazones de quien haya construido Mi Sagrario de amor. Permitiré que el océano de Mi Preciosa Sangre  fluya continuamente dentro de sus corazones, incluso, en la mayor hora de sequedad que pronto caerá en la humanidad.
Hijos Míos, ofrézcanme sus vidas como un sacrificio vivo. Ofrézcanme sus corazones. Estoy listo para blanquearlos más que a la nieve. Les digo hijos, abandónense a cada cruz. Acepten su persecución en reparación de los pecados del mundo. Humildemente acepten su rechazo por el mundo, así como su condena, incluso hasta la muerte por Mí. Soy Jesucristo Agonizante. A través de sus sufrimientos ustedes son purificados.
Hijos, escuchen ahora, apártense del mundo del ruido y de la conmoción, alejen sus ojos de los programas mundanos porque pudieran seducir sus corazones. Vivan en completo silencio interior y mediten Mi Vida Agonizante. Recen siempre.
Hijos Míos, permanezcan Conmigo en Getsemaní en la medianoche del Jueves hasta el amanecer del Viernes. Ofrézcanme la Coronilla de Mi Preciosa Sangre. Consuélenme y adórenme con las oraciones que les enseñé. Hagan reparación por los pecados y consagren sus vidas a Mi Preciosa Sangre, a través de las oraciones que les di. Permanezcan Conmigo en Getsemaní, para que su fe no caiga cuando el hombre malvado llegue.” 

ACERCA DE LOS MESES DEL SELLO.
“Hijos Míos, tráeme a los pequeños durante estas horas del Gran Sello, Los amo. Los salvaré.
Escuchen, Mis hijos,  tendremos tres grandes meses del Sello, luego, llega la hora…
Hoy es la primera hora de Mi Sello. Se manifestará en todos los corazones que ansiosamente esperan por el Señor. Este Sello continuará todos los viernes del Mes del Sello hasta el primer viernes del mes siguiente a la misma hora.
El Segundo Mes es el mes de abril hasta el primer viernes de mayo. Y, el Tercer Mes del Sello es el gran mes de julio. Permanezcan Conmigo en oración profunda y meditación durante estas horas de cada viernes de mes. Prometo sellarlos.
Hijos Míos, anuncien este mensaje a toda MI gente en el mundo entero, para que sus corazones no se turben cuando la hora llegue.  
Hijos Míos, esta devoción es como un jardín cerrado. Nadie puede entrar al menos que Yo lo permita. Todos los que están afuera no pueden ver la belleza de la viña de Mi jardín. Ellos no pueden imaginar el tipo de siembra que allí crece. Dichosos aquellos que se les abrió la reja cuando tocaron.
Ellos beberán el fruto de la vida en Mi Santo Jardín.
Hijos, gócense porque han recibido el reino que no puede tambalearse. Soy Jesucristo Agonizante. Abranme su corazón.
Los amo a todos. Los bendigo a todos.”
Inmediatamente la Preciosa Sangre de Su Sagrada Cabeza cayó sobre mí. Me desperté y volví en mí. Entonces la visión terminó.
+++
PRIMER MENSAJE DE LA QUINTA HORA
1 de enero de 1990                         Hora: 12 mediodía
Lugar: Monte Carmelo, Olo

LA PUERTA DE BENDICION SE HA ABIERTO PARA TODOS USTEDES.
Siendo hoy el último día del primer mes de la hora del Sello. En una visión, vi un gran fuego quemando un arbusto, pero ni siquiera una hoja era quemada. El fuego se multiplicaba y movía hacia la montaña del Señor.
Al acercarse el fuego a la montaña, una nube bajó y cubrió todo el lugar. Luego, apareció el Santo Rostro de Jesucristo. El calmadamente dijo: “Hijos Míos, les doy la bienvenida a todos en Mi Corazón para el Gran Sello. En todos ustedes que Me abrieron sus corazones. Yo construiré Mi Sagrario de amor; hoy los atraeré a todos más cerca de Mí. Los sello a todos, los bendigo a todos.
Hijos, luchen arduamente para entrar al año cuando Mi paz fluirá en su plenitud hacia toda la humanidad. En ese momento, no habrá más guerra, ni miedos, ni preocupaciones ni dolores. Todas estas dificultades habrán terminado. Mi Reino vendrá a la tierra. Yo reinaré eternamente. Todos adorarán Mi Preciosa Sangre. Sí, todos serán uno. Les digo a todos: luchen arduamente, peleen, irrumpan y entren porque el camino es muy difícil.”
Hijos Míos, no se relajen porque el enemigo no duerme. Están luchando contra ustedes con gran furia, porque saben que les queda solo algunas horas.
Bendigo este año por todos ustedes, incluso si sus enemigos disparan sus flechas contra ustedes, no saldrán heridos. Los cubro con la Preciosa Sangre. El Corazón Inmaculado de Mi Madre los protegerá. Les digo, hijos solo refúgiense en Mí.
Dejaré que el océano de Mi Preciosa Sangre fluya dentro de su corazón, para que la hora de la sequedad termine. Cuando la hora de la mayor sequedad llegue, su corazón estará lleno de gozo. LA PUERTA DE MI BENDICIÓN SE HA ABIERTO PARA TODOS USTEDES. Ya sea en mar calmado o picado, su barco flotará suavemente. Muchos estarán en gran confusión, pero en ustedes Mi paz permanecerá eternamente.
Hijos, su oración no es suficiente para la propagación de esta devoción. Recen más arduamente, déjenme a Mí el trabajo. Solo recen y sean humildes. Su sencillez lo hará grande.
Mi sacerdote, esta devoción será propagada y tu sufrirás muchas desilusiones. Esta es la hora de la oscuridad, cuando el maligno gobierna. Les prometo que nadie tiene el poder de acuñar la verdad. Como el fuego, la verdad quemará la oscuridad y dará luz al mundo. Muéstrenme amor, y hagan Mi Voluntad conocida a todos los hombres. Mientras más rápido den a conocer Mi Voluntad, más fácil será la propagación de esta devoción. Yo soy Jesucristo Agonizante.
Que nadie viva según el mundo durante esta última hora, vivan la vida de su consagración. Luego, Mi Reino vendrá prontamente. Los bendigo a todos.”
Inmediatamente la visión terminó.
+++
SEGUNDO MENSAJE DE LA QUINTA HORA
15 de marzo de 1999                   Hora: 2.30 pm
Lugar: Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes, Imezi-Owa

LA GRANDEZA DE PERMANECER EN LA HORA DE ORACION DE GETSEMANI.
Durante nuestra oración después de la Misa, tuve una visión de Jesucristo Agonizante orando en Getsemaní. Después de un rato, una nube bajó y cubrió todo el lugar. En la nube apareció el Santo Rostro de Jesucristo bañado en Sangre y Su Cabeza coronada con espinas. El calmadamente dijo: “Hijos Míos, estoy satisfecho con todos sus pequeños esfuerzos hacia la salvación de las almas. Su pequeñez Me consuela. Hijos, estoy en Getsemaní por ustedes y por todas las personas en el mundo entero. Yo estoy siempre en Getsemaní por la hora que se acerca, la hora terrible, tan temerosa y aterradora. Hijos, ¿Cuántos sobrevivirán?
Por el amor que tengo por ustedes y por todos los hombres, Yo estoy aquí en Getsemaní, llamándolos a venir y velar Conmigo.
Permanezcan en Getsemaní Conmigo para que no se den por vencido cuando llegue la hora.
Hijos Míos, hablo mucho acerca de Getsemaní pero ustedes le prestan muy poca atención. Practíquenla y háganla conocer a todos los hombres, para que no caigan cuando la hora llegue.
Envíen esta devoción a Mis Apóstoles en: Crown of Thorns, PO Box 48, Lingfield Surrey RH76 YQ, England. Ellos la están esperando ansiosamente. Ellos adorarán Mi Preciosa Sangre. Yo los he preparado para que estuvieran listos para propagar esta devoción. No retrasen esto como anteriormente. Pronto, será muy tarde y el hombre malvado no permitirá que se propague más.
Tengan Misericordia de Mí. Hagan Mi Voluntad en la tierra. Yo soy Jesucristo Agonizante. Reciban Mi bendición.”
Inmediatamente nos bendijo en el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. La visión terminó.
+++
TERCER MENSAJE DE LA QUINTA HORA
2 de abril de 1999                       Hora: 12 mediodía
Lugar: Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes, Imezi-Owa

YO ESTOY CONSTRUYENDO EN SU CORAZON UN SAGRARIO DE MI AGONIA.
Durante nuestra oración de meditación en el primer día del segundo mes del Sello, tuve una visión de| Jesucristo Agonizante colgando en la Cruz y sangrando.
Después de un rato, una nube bajó y cubrió todo el lugar. En la nube, apareció un Cáliz CON UNA LENGUA DE FUEGO EN SU BOCA  y al mismo tiempo rodeado por una Corona de Espinas.
El Rostro Agonizante de Jesús apareció y dijo: “Hijos Míos, carguen su propia cruz y síganme. Carguen su cruz y síganme, que vamos camino al Calvario.
Hijos, levanten su cruz. Se las haré ligera y les daré la paz. Vengan. Crucifiquen su naturaleza pecadora Conmigo en la Cruz del Calvario. Así, el hombre viejo morirá y el hombre nuevo resucitará Conmigo cuando la hora gloriosa llegue. Les prometo Hijos Míos, que los levantaré a una nueva vida cuando Mi Gloria sea revelada.
Para todos los que Me buscan, Yo soy Quien fui colgado en la Cruz del Calvario, sangrando por su bien. Miren Mi Cabeza y vean la Corona que ustedes Me hicieron, la Corona de Espinas para su Rey y Salvador. Miren Mis Llagas y la Preciosa Sangre que derramé por su bien y tengan Misericordia de Mí. Vengan a Mí y consuélenme porque Yo los estoy buscando. El que Me encuentra, encuentra la vida.
Hijos, hoy, Yo estoy construyendo en su corazón un sagrario de Mi agonía. Hijos, dentro de sus corazones, que Yo encuentre consuelo. Yo, a cambio, les daré la paz. Prometo hacerlo en todos los corazones que estén esperando ansiosamente por el Señor.
Hijos, hijos, la hora ha llegado para que ustedes se abandonen a cada cruz. Todas les pertenecen. Por Mi bien y por el Evangelio, cárguenla Conmigo al Calvario. Yo la haré ligera y les compensaré con el Paraíso eterno. Hijos, el Calvario es una montaña de salvación. Todos los que cargan sus cruces al Calvario, tienen al Cielo como herencia con los Ángeles y Santos.
Yo soy Jesucristo Agonizante, den a  conocer al mundo Mi Voluntad. Los bendigo a todos.”
Inmediatamente la visión terminó. Luego, apareció de nuevo el Cáliz coronado de espinas. Todo se desvaneció.
+++
PRIMER MENSAJE DE LA SEXTA HORA
11 de abril de 1999                      Hora: 12.30 pm
Lugar: Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes, Imezi-Owa

OFREZCANME SUS VIDAS COMO SACRIFICIOS VIVOS.
En nuestra meditación durante la hora del Sello, vi al Sagrado Corazón de Jesucristo coronado con espinas, Su Preciosa Sangre constantemente se derramaba de la Herida del Costado. Después de un rato, una nube bajó y cubrió todo el lugar. En la nube apareció el Rostro Agonizante de Jesucristo que calmadamente dijo:
“Hijos Míos, ofrézcanme sus vidas como sacrificios vivos. Ofrézcanme sus vidas. Consuelen Mi Corazón Agonizante. Mi Corazón, Mi Corazón está soportando ahora una gran agonía, la agonía de la traición y de la negación. Acérquense a Mí, Hijos Míos, y sean Mis Consoladores. Yo soy Jesucristo Agonizante. Ábranme su corazón. Estoy esperando que Me abran su corazón, sin embargo, no prestan atención que les estoy tocando la puerta.  Hijos, piensen en Mí y Me encontrarán, la Llave Maestra. Con ella todos los candados que cerraron fuertemente las puertas de su corazón se abrirán. Yo entraré y construiré un Sagrario para la hora de Mi agonía, que será el sagrario de Mi descanso. Abran sus corazones a Mí. Yo soy Jesucristo Agonizante.
Hijos Míos, este es Mi Sello. Estoy listo para colocar Mi Sello en todos los que Me abran sus corazones. Todos los que ahora Me acojan estando en agonía, serán acogidos por Mí y Mi Madre y todos los Ángeles Celestiales cuando vengan a Mí, en Mi gloria en el Cielo.
Hijos, este Corazón que tanto les ama, esta triste hasta la muerte. Denle descanso y Él les dará paz. Muchos corazones, muchos corazones, después de darme la bienvenida, me sacan fuera sin causa alguna. ¿Qué les he hecho a ustedes hijos Míos? ¿No soy Yo aquel que salva? ¿Por qué Me están torturando con las iniquidades de su corazón? Hijos, ofrézcanme sus vidas, sus planes, sus pensamientos que Yo los guiaré hacia la salvación.
Hijos, ábranme sus corazones. Estoy construyendo Mi Sagrario de descanso en ustedes, para que sus corazones no estén en dificultades cuando el hombre malvado llegue en plenitud. Que la Preciosa Sangre que brota de Mi Corazón, los bendiga a todos. La paz sea con ustedes.”
Inmediatamente la visión terminó. El Sagrado Corazón permaneció por un tiempo y se desvaneció.
+++
SEGUNDO MENSAJE DE LA SEXTA HORA
30 de abril de 1999                      Hora: 12 del mediodía
Lugar: Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes, Imezi-Owa

HIJOS MIOS, NECESITO MUCHO SACRIFICIO DE USTEDES.
En nuestra oración de meditación durante la Hora del Sello, en las nubes aparecieron dos Ángeles; uno sostenía un Cáliz y el otro una espada con dos filos. A medida que bajaban, se escuchó un trompetazo que estremeció todo el lugar. Después de un breve momento, bajó una nube y cubrió todo el lugar. En la nube apareció el Santo Rostro de Jesucristo que calmadamente dijo:
 (Breve Silencio)
Mis Hijos, necesito más sacrificios de ustedes. Hijos, ofrezcan el resto de estos días en silencio, con oraciones y ayuno. Dejen con frecuencia sus casas y visítenme en la Capilla, donde espero por ustedes día y noche; en lugares desiertos y solitarios, donde puedan pensar en Mí, hablarme y adorarme. Recuerden que Yo soy Jesucristo Agonizante.
Hijos, ofrézcanme sus vidas de sacrificios por aquellos que están viviendo en el mundo exterior, aquellos que no conocen nada acerca del Sello. A través de sus sacrificios, Mi Padre verá Mi Preciosa Sangre y los SELLARÁ.
Mis hijos, necesito más sacrificios de ustedes antes del último Mes del Sello, para que más de Mi gente sean SELLADOS. Los amo a todos. Quiero que todos los hombres sean salvados.
Los sello a todos, los que están ansiosamente esperando Mi Sello. Permanezcan en Mí y Yo en ustedes. Hijos, si hacen esto, vencerán al mundo. En sus corazones, el océano de Mi Preciosa Sangre continuamente fluirá. Hijos, ustedes no se secarán. Solamente habiten en Mí y Yo habitaré siempre en ustedes.
Hijos, les llamo a que todos entren en la Hora de oración de Getsemaní. Estoy allí orando para que su fe no desfallezca. Vengan y velen conmigo.
El Corazón Inmaculado de Mi Madre está floreciendo de amor por ustedes, sus humildes hijos. Ella los visitará y les hará conocer más acerca del último mes del Sello. Ella dice, “Yo los guardaré a todos en Mi Inmaculado Corazón.”
Hijos, acepten Sus deseos.
Necesito más sacrificios de ustedes. Sacrifiquen sus vidas por Mí. Serán recompensados.
Yo soy Jesucristo Agonizante.
Los amo a todos. Los sello a todos
Luego, la visión terminó.
+++
TERCER MENSAJE DE LA SEXTA HORA.
30 de abril de 1999                      Hora: 12 pm
Lugar: Parroquia de Nuestra Señora de Lourdes, Imezi-Owa

ADVERTENCIAS DE NUESTRA SEÑORA SOBRE EL SELLO.
En nuestra oración durante la Hora del Sello, vi a una mujer saliendo del sol. Sus vestiduras eran tan brillantes como los rayos del sol. Ella sostenía una afilada y larga espada y estaba bajando con gran fuerza. No podía mantener la mirada. Me caí. Cuando me levanté, vi los Dos Corazones separados con un Cáliz. El que estaba en la mano derecha estaba coronado de espinas, mientras que el otro estaba traspasado con siete espadas. Encima del Cáliz había una lengua de fuego. Mientras miraba, nuestra Señora apareció y dijo: “Mis hijos, este es el Sello que el Cielo construye en los corazones de los hombres. Permanezcan en el Padre y el Padre permanecerá en ustedes; no les faltará nada. Yo, la Madre de los Dolores, he venido para cooperar con ustedes e intercambiar con ustedes un mensaje de amor.
Mi dolor es grande. Vuelvo a ustedes, Mis queridos hijos, con lágrimas y súplicas para que se unan Conmigo en la guerra en contra de Mi adversario. El maligno sabe que le queda poco tiempo.
Por eso, con gran furia, él lucha contra ustedes y contra la Santa Iglesia de Mi Hijo.
Así como el Cielo hace un gran esfuerzo para sellar a sus hijos, así, el enemigo también sella a sus propios hijos con la marca 666, el número de la Bestia.
Mi dolor es grande, únanse a Mí en la batalla en contra del Dragón malvado, todos aquellos que estén sellados con la Sangre del Cordero. Luchen Conmigo contra las herejías que destruyen la raíz de la Iglesia. No teman  su gran número. Por la Sangre del Cordero sin Mancha, la fe de la verdadera Iglesia,  de la verdadera doctrina y de la santidad, será prontamente restaurada. Este es el Reino de la Preciosísima Sangre que todos ustedes esperan.
Reúnan a todos los sellados y formen un gran ejército en contra de Mi adversario.
El último Mes del Sello es tan grande que todos los hombres necesitan ser sellados. Aquellos que no estén sellados no entrarán en la Tierra de Gloria por venir.
En ese mes, el Padre enviará a los Ángeles del Sello. Ellos le darán la marca de la salvación. Este será el sello con la Sangre del Cordero sin Mancha. Cuando venga el enemigo, el pasará de largo sobre aquellos que estén sellados y matará a aquellos que no hayan recibido el Sello.
Mis hijos, que todos los hijos e hijas de Jacob sean sellados. Yo ruego con todos ustedes, solamente den esto a conocer. Yo haré Mi trabajo.
NO TEMAN difundir estos mensajes. Pronto muchos de ellos se realizarán.
Que la llama de Mi Corazón proteja a todos Mis queridos hijos en todas partes del mundo entero.
Yo soy la Madre de Dios y su Madre. Los guardo a todos en Mi Corazón. DE NUEVO NO TEMAN. Yo pelearé por todos ustedes.
Permanezcan bendecidos.”
Inmediatamente la visión terminó.
+++
PRIMER MENSAJE DE LA SEPTIMA HORA.
1 de julio de 1999                        Hora: 7 pm
Lugar: Centro de la Novena, Olo

REGRESEN A MI.
Durante nuestra oración de la novena, tuve una visión de nuestro Señor Jesucristo colgado en la Cruz. Al lado de la Cruz, estaba nuestra Señora viendo con dolor a Su Hijo en la Cruz. Mientras miraba, bajo una nube y cubrió todo el lugar. Luego apareció el Santo Rostro de Jesús en agonía. Me miró fijamente y dijo:
“Mis hijos, les doy a todos la bienvenida en este mes. Llamo a todos los hombres a Mi Preciosa Sangre. Yo soy Jesucristo Agonizante. Acérquense más a Mí. Escuchen Mi Llamado Agonizante. ¡Vengan!, ¡Vengan!! Regresen a Mi. El Pastor Principal está llamando. La tierra donde ustedes se han establecido y están disfrutando es una tierra ajena, la tierra de lobos y depredadores salvajes. Vengan, sigamos el camino desierto hacia la Tierra Prometida, la tierra llena de leche y miel; la tierra de pasto siempre verde. Escúchenme llamándolos para que regresen. Oh, Mi rebaño regresen y salven sus vidas.
Mis hijos, a medida que pasan los días, Mi agonía se multiplica. Mi agonía se multiplica debido a los pecados del mundo, y por los muchos que sufrirán destrucción y perecerán. Hijos, sufran Conmigo ahora. Carguen sus cruces Conmigo y las cruces rechazadas. Sigan por la puerta angosta, el camino desértico hacia la Tierra de Gloria. Adoren Mi Preciosa Sangre. Muy pronto, les prometo que el Reino de Mi Padre reinará sobre la tierra. En ese momento, todos los hombres conocerán la Divina Voluntad y la seguirán.
Hijos, permanezcan fieles hasta el final. Yo estoy con ustedes. Yo los visitaré durante estas novenas y les enseñaré más acerca de Mi Vida Agonizante y de la venida del Reino de Mi Padre a la tierra. Después de este mes, estén firmes para hacer conocer Mi Voluntad a todos los hombres. Bernabé, estoy cerca de ti hasta la muerte, si solamente tú permaneces en Mí y Yo en ti. Estoy más cerca para enseñarte acerca de Mi Vida Agonizante.
Los amo a todos, los bendigo a todos.”
Inmediatamente la visión terminó.
+++
SEGUNDO MENSAJE DE LA SEPTIMA HORA.
2 de julio de 1999                        Hora: 12 del mediodía
Lugar: Monte Carmelo, Olo

PRIMER SELLO EN EL ÚLTIMO MES DEL SELLO.
En nuestra oración durante la Hora del Sello, tuve una visión de las nubes abiertas y nuestra Señora parada en la puerta de entrada al Cielo cargando una espada. A su mando, todos los Ángeles celestiales le obedecían. Todos ellos portaban un cáliz que tenía una lengua de fuego encima.
Ellos se movían con una gran fuerza hacia todas las partes del mundo. Después de un instante, bajo una nube que cubrió todo el lugar. Entonces, la primera visión desapareció.
En la nube apareció la Cabeza Sagrada de Jesucristo coronada de espinas. Su Santo Rostro apareció súbitamente; su Rostro apareció agonizando bañado de Sangre. El mantuvo silencio por un breve momento y dijo: “Mis hijos, les doy la bienvenida de nuevo a este último Mes del Sello. La paz esté con todos ustedes. Yo soy Jesucristo Agonizante, les amo a todos. Estén listos para recibir su Sello.
Vengo a informarles todo lo relacionado con el Sello y la venida del Reino de Mi Padre a la tierra. Así como la sangre de los corderos y cabritos fue utilizada para el primer Sello de la Pascua en los tiempos antiguos, así también, Mi Preciosa Sangre será utilizada para el segundo Sello de esta Segunda Pascua. Quien no sea sellado no pasará a la Era Gloriosa por venir, el periodo del Reino de Mi Padre. La gran oscuridad se los tragará. Todos los que están sellados, han recibió la marca de propiedad. Ellos poseerán la tierra prometida y disfrutaran Mi Reino de Gloria.
Escuchen, Mis hijos,  muchos de ustedes que tienen el sello sufrirán muchas pruebas y persecuciones, pero con el primer Sello serán valientes, con el segundo Sello serán intrépidos y con el tercer Sello, triunfarán. Quien no esté sellado no tendrá fuerza para soportar la prueba y la persecución. Yo les digo, algunos serán asesinados defendiendo la fe. Y solamente algunos pocos pasaran el terrible período sin daño. Estos son aquellos que están sufriendo y muriendo Conmigo ahora. Hijos, no teman, cuando la hora se acerque con toda su fuerza; sepan también que Mi Reino de Gloria está cerca.
Muchos, digo muchos, no entenderán estas cosas ahora; pero aquellos a quienes Mi Padre les  ha dado el conocimiento lo entenderán. Ellos tomaran sus pertenencias y correrán por sus vidas.
Yo les enseñaré mucho acerca del Sello durante estas Horas del Sello. Bernabé, por tu terquedad, te sostuve, recorté tu fuente”.
Ansiosamente le dije:
“Padre, ¿qué he hecho? (Estuvo en silencio por un momento y dijo:
(Silencio)
“Te visité muchas veces pero no Me conocías. Yo te digo: “Yo soy Jesucristo Agonizante, y aun pones poca atención a Mi agonía”.
(Silencio)
Recé: “Padre, he pecado; ten misericordia. Prometo cambiar mi actitud. Ayúdame con tu gracia a conocerte. Señor hazme humilde”.
 “Te sello con la Sangre Preciosa de Mi Mano Derecha. Hijos, sientan los dolores de Mi Mano Derecha y sean sanados. Los bendigo. ”
+++
TERCER MENSAJE DE LA SEPTIMA HORA
8 de julio de 1999                        Hora: 7 pm
Lugar: Centro de la Novena, Olo

HIJOS LES LLAMO PARA APRESURAR EL REINO DE MI GLORIA EN LA TIERRA.
En nuestra oración de la novena, tuve una visión del Cordero sentado sobre el trono y siendo adorado por los Seres Celestiales, escuché que decían: “Santo, Santo es Tu Nombre, Oh Cordero de Dios sin Mancha. Adoración a Ti, Oh Cordero del Sacrificio. Reina por siempre. Amen.”
Después de un momento, bajo una nube que cubrió todo el lugar. En la nube apareció un cáliz. En la boca del cáliz, estaba una Hostia que desprendía rayos. Encima también apareció el Santo Rostro de Jesucristo bañado con Sangre. Primero, mantuvo silencio y finalmente dijo: “Mis hijos, la paz este con ustedes. Aprendan de Mí como consolar para ser consolados. Perdónense unos a otros para ser perdonados.
Hijos, ¿cuánto les costará salvar sus almas? ¿Qué escogerán a cambio de la eternidad? Hijitos, digan siempre Si a la Divina Voluntad. Carguen sus cruces y síganme. Luchen más fuerte hasta estar entre aquellos que veneraran Mi Adorable Rostro en el Cielo.
Hijos, los llamé para apresurar el Reino de Mi Gloria en la tierra. Oren fuerte y enseñen todo lo que les he dado. Pronto, muy pronto, Mi Reino Glorioso vendrá. En ese momento, todos adorarán Mi Preciosa Sangre. Los hombres se amarán unos con otros. Todos los hombres conocerán el significado de Mi vida agonizante. Me adoraran. Mis Sagradas Llagas sanaran, y Mi Sagrado Corazón será consolado. Este es el triunfo del Inmaculado Corazón de Mi Madre.
Hijos, ofrézcanme sus vidas. Difundan esta devoción y apresuren Mi reino en la tierra. Yo soy Jesucristo Agonizante. Los amo a todos. Deseo que todos los hombres se salven. Consuélenme.
Recen que ustedes entiendan todos los mensajes que les daré a partir de ahora. Tengo poco tiempo con ustedes.
Hijos, cuando llegue la hora, ustedes entenderán lo que quiero decir. Recen y nunca abandonen. Les bendigo a todos. Los dejo.”
Inmediatamente la visión terminó.






LA SANTA BIBLIA FUE HECHA POR LA SANTA IGLESIA CATÓLICA............DAR CLICK EN LA IMAGEN

PADRE NUESTRO TU QUE ESTAS EN LOS QUE AMAN LA VERDAD

DAR CLICK EN LAS IMÁGENES

DAR CLICK EN LAS IMÁGENES
DEVOCIÓN PRECIOSA SANGRE, LA DEVOCIÓN MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO

DAR CLICK EN LA IMAGEN: TERCEROS VIERNES DE MES DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE

DAR CLICK EN LA IMAGEN: TERCEROS VIERNES DE MES  DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE
LA DEVOCIÓN MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO