GRUTA DELOURDES FRANCIA EN VIVO

SATÁN ENTRONIZADO EN EL TEMPLO SANTO" SE ARRODILLA ANTE HEREJES QUE ODIAN A LA MADRE DE DIOS



EN VIVO

SLIDERS

,

,

lunes, 5 de septiembre de 2016

03 09 16 ALMA ESCOGIDA: DE MÉXICO SALDRÍA LA LUZ PARA EL MUNDO: MI ELEGIDO Y UNGIDO JUAN DE DIOS, PEDRO EL ROMANO, CON VOZ DE TRUENO.







Mensajes De Dios A su Iglesia Remanente 
 A Través De Un Alma Escogida



Mensaje De Dios,
Trinidad Santa y Divina




BENEDICTO XVI Y PEDRO EL ROMANO,
SOSTENIDOS POR JOSEPH MARIAM



“ESTAS SON LAS ÚLTIMAS LLAMADAS ANTES DE LOS GRANDES ACONTECIMIENTOS”


 Dios Padre: A TODO MI RESTO FIEL



Si el mundo calla la voz de los profetas, les digo que las piedras mismas hablarán, y Yo mismo haré escuchar Mi Voz en toda la tierra.






 Que quien os persigue conozca Mis Palabras y sepan que Yo Soy,

Os hablo y tan sólo sois 
Mi mensajera y servidora.

Que todos conozcan Mi Revelación, aunque esta sea causa de persecución, mejor es temer el Juicio Santo de Dios Altísimo que todos los juicios y condenas de los hombres, que nada pueden en contra del Espíritu, pues sólo Yo, Dios Todopoderoso, tengo Poder, Potestad y Autoridad sobre toda alma, pues todo espíritu Me pertenece, unos para salvación eterna y otros para condenación  eterna.

Todo está sometido a Mí, Único, Verdadero y Eterno Dios.


Dios de vivos, no de muertos, Dios de los Verdaderos Cristianos, no de los paganos.










03 De Septiembre 2016

ALMA ESCOGIDA: Mi Dios, Trinidad Santa y Divina, aquí vengo a recibir Sus palabras, Su Voluntad y Sus instrucciones, que me han dado durante toda la Santa Eucaristía de esta tarde 3-sep-2016. Todo sea para Su mayor Gloria y el bien de Su amada Iglesia. Amén.
---





Mensaje De Dios,
Trinidad Santa y Divina






A mi ungido, Juan de Dios, en quien el Cielo se alegra, pues ya pronto le serán entregadas las llaves de Mi Iglesia, para que se cumpla lo profetizado para estos días, PEDRO EL ROMANO, QUE PASTOREARÁ MI REBAÑO FIEL EN MEDIO DE MUCHAS TRIBULACIONES Y PERSECUCIONES.


Todo lo que habéis visto, en esta Santa Misa de Mi agrado, es lo que ya muy pronto se llevará a cabo en Mi Ungido Juan de Dios y su rebaño Fiel, el que habrá ya quedado en el desierto para enfrentar la guerra y última batalla contra Mi Adversario, Satanás, y sus secuaces y ángeles caídos.


 Nosotros, la Santísima Trinidad, hemos ya comenzado a congregar de los cuatro puntos de la tierra a los Fieles, que son la Iglesia Fiel, EL PEQUEÑO RESTO FIEL, que describen las Santas Escrituras.





 Por ahora, Pedro el Romano, aún desconocido de su mismo rebaño, que él guiará, pero conocido ya en Espíritu por algunas almas de la Iglesia Remanente, pronto cuando le llegue su hora saldrá al mundo, y el mundo sabrá que ÉL ES MI ELEGIDO, Mi sacerdote ungido para estos tiempos.


Milagrosamente, y por un acto sobrenatural, reuniré a toda la Verdadera Iglesia, y Ésta sabrá que no ha quedado sola ni huérfana a la muerte de Benedicto XVI, pues un hombre de Dios habrá quedado en su lugar para guiar al Rebaño Fiel.


La acción del Espíritu Santo estará actuando fuertemente en Benedicto XVI y Juan de Dios aun ahora, pero pronto Pedro el Romano.


¿Por qué no habrá conclave para su elección?


Es porque es una elección del cielo, una manifestación de origen divino para estos tiempos de terrible lucha espiritual.



 Este siervo, digno de tomar el papado por su temple, firmeza y fidelidad, a través de estos 26 años en que ha sido fuertemente preparado para ello, es una decisión y elección divina, y sólo el Resto Fiel lo entenderá y lo seguirá fielmente.


Desde el encuentro que tuvisteis con Benedicto, en Espíritu, para hacerle saber que hay un sucesor de Mi elección, y este Ungido Mío, en su libre albedrío con humildad ha aceptado ser el último papa de este final de los tiempos y primer papa de la nueva Jerusalén, de un nuevo génesis; en el Santo Sacrificio del Altar estarán unidos ofreciendo el Sacrificio Redentor que prepara a Benedicto a su partida y a Pedro el Romano a recibir las llaves de la Iglesia.


Esta es la razón por la cual ofician, unidos en Espíritu, el Sacrificio del Calvario, donde se ganan todas las batallas y se cumple con la Voluntad Divina.


 Esta es la razón que los habéis podido contemplar y escuchar juntos en el Altar, celebrando dignamente el Santo Sacrificio del Altar, asistidos por Mi Sacerdote, Joseph Mariam, quien lleno del Espíritu Santo es ya sostén de la Verdadera Iglesia y verdadero testigo Mío, pastor de muchas almas que son ya parte de MI Resto Fiel.


Así será en cada Santa Misa que Me ofrezca cada día Mi Vicario Benedicto XVI, quien rogará al Padre para que llegue ya la hora de cumplir con Su Voluntad, entregándome las llaves de Mi Iglesia, que le confié por un tiempo.





Lo mismo será para Juan de Dios, quien rogara al Padre para que pronto llegue la hora de ejercer públicamente su Ministerio Pretino, que le será otorgado por mi actual Vicario y papa Benedicto XVI, purificando a la Iglesia actual prostituida, y sosteniendo y guiando a la Verdadera Iglesia.



No temas nada Mi Sacerdote ungido, pues será como en los días del Hijo del Hombre, en que muchos eran los que buscaban darme muerte y no lo lograron, porque escrito estaba ya todo lo que había de acontecer en Mis Días y debía cumplirse la Voluntad del Padre.

Así mismo será:

Muchos son los que se preguntarán quién sois, quién es el Elegido por Dios, quién es Pedro el Romano, Papa de Mi Verdadera Iglesia; y no podrán nada en vuestra contra, porque el mismo Hijo de Dios permanece contigo.


 Nada entenderán y nada sabrán, porque sus entendimientos estarán cegados; en cambio a los humildes y escogidos todo les revelará el Espíritu Santo, el Espíritu de la Verdad.



Mi Madre Santísima, la Virgen de Guadalupe, os ha dicho ya lo que trasmitisteis de viva voz a Mi Ungido, Juan de Dios, al término de esta Misa, y sus Palabras debe él conservar en su corazón, y cumplir la petición de la Reina del Cielo, pues esto ha dicho la Madre Santísima… ---
Ave María Purísima, Sin pecado original concebida.







Mi Juanito, mi hijo predilecto, deberéis vestir ya, desde ahora, con vestiduras blancas, como veis conmigo a Mi Benedicto, el Papa de Mi Corazón; blanco, símbolo de la pureza, de la fidelidad; símbolo de la Luz de Cristo, de la santidad que debéis representar; y deberéis portar siempre el emblema de la Santa Eucaristía, que representa a MI Hijo, la Santa Eucaristía, con el listón rojo, símbolo del Amor y el Martirio del Redentor, representando también vuestro amor por mi HIJO, VUESTRA DONACION AL MARTIRIO ESPIRITUAL, en el ministerio que se os confía en breves instantes.








Llegará el momento en que llevaréis la vestimenta papal, digna del Representante y Vicario del Hijo de Dios en la tierra.





Blanco: símbolo de la pureza;


oro: símbolo de la Divinidad y Dignidad de Cristo;

y rojo: símbolo del amor, del martirio de la sangre derramada del mismo Dios por amor a los hombres, que Él mismo creó.








A la muerte de Benedicto XVI los mismos ángeles recogerán, del lugar de su martirio, la cruz que ahora lleva en su pecho y porta con tanto amor y dignidad.



El anillo de pescador, símbolos sagrados tan despreciados por el falso profeta, y destinados para PEDRO EL ROMANO, vos Mi ungido, Juan de Dios.





Llegarán a vuestra manos por manos de Mis Santos Ángeles, y ahí estaréis ya en los inicios de vuestro nombramiento por el mismo Cielo, como Pedro el Romano, VICARIO DE CRISTO en la tierra, en medio de la mayor tribulación, el tiempo del anticristo y la Iglesia perseguida por el mismo Satanás encarnado en un hombre, que muy pronto habrá ya de manifestarse al mundo, una vez sea removido BENEDICTO XVI.









Esto es lo que lo retiene e impide de hacer pública su manifestación y aparición al mundo.


Deben de completarse el número de Santas Misas, en comunión espiritual, ofrecidas a la Santísima Trinidad.


 El Espíritu os revelará el numero esperado por Dios, PARA QUE SE DÉ EL DIA DE LA MUERTE DE BENEDICTO XVI Y EL COMIENZO OFICIAL DE VUESTRO Ministerio frente al mundo; aunque vuestro ministerio oculto dio comienzo el día 8  diciembre  2015, día en que el falso profeta abrió las mismas puertas del infierno al mundo, proclamando el inicio del año de la misericordia.








Él abría las puertas del infierno en Mi Iglesia y Yo, Dios Altísimo, abría las puertas del cielo en la tierra por vuestra obediencia al salir de Mis Templos y dar inicio a la Verdadera Misa en comunión con Benedicto XVI, MI VICARIO, y mi alma escogida, Mi profeta.















  

Ese día yo hice una alianza entre mi alma escogida y vuestro sacerdocio de origen celestial, habiendo cumplido, hasta el día de hoy, fielmente con mis Mandatos y Mi Santa Ley, siendo verdaderamente espirituales, y no sentimentales, habiendo dejado atrás la misa que se prostituye, aclamando al falso profeta en cada Santa Misa, haciéndola maldita en lugar de Santa.


 Santa es por la Victima de expiación que se ofrece, el Hijo de Dios, que ES SANTO, pero maldita en la liturgia que la compone.






Vosotros obedecisteis a Mis mandatos divinos y deseos, sin cuestionar, y pronto, casi nueve meses, he aquí que recibís el premio del cielo: ser Mi Siervo Elegido, al lado de mi profeta, alma escogida, recibiendo esta revelación del cielo en cuanto a vuestra misiones para estos días.





 De México saldría la Luz para el mundo, en estos tiempos de obscuridad; y esta palabra ya se ha cumplido, porque os pongo como Luz en medio de tanta obscuridad y tinieblas, Mi Elegido y Ungido Juan de Dios, PEDRO EL ROMANO, QUE CON VOZ DE TRUENO haréis respetar mi Ley, dignificareis nuevamente el Santo Sacrificio del Altar, tan despreciado y ofendido por la herejías y profanaciones de hoy en día, por la gran mayoría de Mis sacerdotes y el falso profeta, Vicario del Anticristo.



La soberbia de los ricos y los poderosos, de los sabios de este mundo, Yo la desprecio, para exaltar a los humildes, a los sencillos, a los que, en verdad, Me aman y Me sirven con un corazón sincero y puro.


 Que estas palabras las conozcan los que están conmigo, pues serán bálsamo para sus corazones, esperanza y Luz para preparase cada vez más, y confiar en Mi.


Nada temáis vosotros, mis Apóstoles y Discípulos de estos tiempos, ni uno sólo de los cabellos de vuestras cabezas les podrá ser tocados, pues Yo, Dios Altísimo, doy una sentencia a todo aquel que ose perturbaros y que busque impedir la misión que os confió:


SEA MALDITO POR LA ETERNIDAD TODO HOMBRE, ESPIRITU ENCARNADO O DESENCARNADO QUE OS DESEE ALGUN MAL, YO MISMO AL INSTANTE Y CON EL SOPLO DE MI BOCA, LO ARROJARÉ AL LUGAR DE CASTIGO, Y AHÍ PERMANECERA SU ALMA EN EL LUGAR DE TORMENTOS DIA Y NOCHE, ETERNAMENTE. Y así daré a conocer que YO SOY SU DIOS Y MI VOLUNTAD NADIE LA CONTRADICE.



Amén. Amen, Amen. ----
Bendita sea la Santísima Trinidad, indignos somos de tantos regalos y bendiciones del cielo. Hágase en mi según la Voluntad Divina, busque mi ama siempre la Gloria y Honra de mi Dios y Señor, abrazando la cruz de cada día, pues en ella esta nuestra salvación y gozo por la eternidad. Amen.












HABLA DIOS PADRE Y PADRE PIO


 10 Abril 2016


DIOS PADRE:

Bendigo vuestra labor y valentía para llevar a vuestros hermanos al conocimiento de Mi Santa Voluntad, que sólo aceptan y reciben las almas que se han dejado seducir por el Espíritu Santo, Fuente de Vida y Santidad, porque muchos son los que dicen conocerme, amarme y seguirme, pero llegada la hora de la prueba, dudan de Mi Palabra, titubean y es porque, en verdad, aún no Me conocen, se apegan aún a las cosas terrenales más que lo divino, pues su alma todavía se encuentra llena de apegos terrenales.


Os envió al Padre Pío de Pietrelcina, Santo ya y lleno de gozo en la Patria Celestial, quien es intercesor ante Mí, Su Dios y Señor, por vosotros, El RESTO FIEL, que quedará en la tierra y se prepara ya enfrentando la batalla final.






Aprended, vosotros, del padre Pío si queréis ser parte de este Resto Fiel que ya se está congregando y preparando para los acontecimientos actuales de estos últimos tiempos.
 ----



HABLA EL PADRE PÍO:


Mis Hermanos en la Fe, Yo, el pequeño Franchesco, a quien todos ustedes conocen como el Padre Pío de Pietrelcina, he solicitado al Altísimo el estar en Espíritu con todos ustedes, mis hermanos en la Fe, ayudándolos desde el Cielo, ya que Yo, su hermano en Cristo Jesús, conozco y sé lo que viven ahora, ustedes, los que siguen a Jesús, el Señor, y buscan con prontitud ser humildes y dóciles a Su Voluntad.






Yo viví, desde muy pequeño, la persecución y el acoso del Enemigo, buscando impedirme que yo cumpliera con la misión que me encomendaba Mi Dios y Señor.







Duras y amargas penas sufrió mi pobre alma estando en la tierra por seguir al Señor Jesús, quien tanto me amó y dio la vida por mí, pobre pecador, para que yo pudiera, por la eternidad, volver a la casa del Padre, esta hermosa Morada donde me encuentro ahora, y es la promesa de Mi Salvador, la recompensa de los Justos y los que aman la Verdad de Cristo y la viven, haciéndola vida dentro de sus corazones, hasta alcanzar la Santidad en que me encuentro ahora, yo, en un gozo inmenso y por pura Gracia de Dios.





Con estos les quiero decir a todos ustedes, mis hermanos en Cristo Jesús, que busquen también ustedes, en todo momento, amar con toda el alma y todas sus fuerzas al que es Amor y tanto los ama como me amó a mí.







Lo que ahora está viviendo la Iglesia Fiel de Jesucristo, el tormento y martirio del alma, que es la agonía del huerto de los olivos, también la viví yo por dar testimonio de la Verdad y por amar hasta el extremo a quien tanto me amó a mí, Jesucristo, clavado en una Cruz por mí y por ustedes, mis hermanos en la Fe.






La santidad es darlo todo por quien todo lo dio por todos ustedes y por mí, Franchesco; la santidad implica una Fe ciega en Cristo, nuestro Salvador, firmeza del alma, docilidad, humildad y obediencia, servicio, esto es imitando en todo a Jesucristo; y así fue mi vida, buscando siempre ser como fue mi Maestro y Señor, imitando a diario la vida del que murió por mí y quiso hacer Sus Santísimas Llagas mías, para sentir, en mi cuerpo y alma, el dolor que le causaron mis propios pecados y los de todos los hombres.








Tanto amé a mi Jesús que me hizo padecer dulcemente con Él, para que Él pudiera descansar un poco en Mí, y encontrara un poco de alivio a su dolor y penas, compartiéndome Sus Santas y Benditas Llagas.






Cuántos años viví en un verdadero martirio mi pobre alma, tan atormentada y dolida al verme perseguido y calumniado, PRIVADO DE OFICIAR Y CELEBRAR EL GRAN MSTERIO EUCARISTICO, pero, mi Dios, me llevaba a celebrarlo, desde mi encierro, en el espíritu; y esto aumentó y sostuvo mi Fe.






Cristo no me abandonó; por el contrario, cuando el mundo te abandona es cuando el Señor está más cerca de tu alma perseguida y abandonada por dar testimonio de la Verdad, por seguirlo a Él, EL ÚNICO SEÑOR Y SALVADOR.







Por eso, mis hermanos en la Fe, ármense de valor en cuanto a vuestra fidelidad, amor y obediencia a Dios.







La Santidad se alcanza en LA PERFECTA OBEDIENCIA A DIOS antes que a los hombres.








Mucho sufrí por los diversos ataques del demonio, pero el Señor, que estaba conmigo, siempre me libró de todos esos males que me causaban mis enemigos del alma; no permitió para mi nada más allá fuera de su Voluntad Santa y Divina.







El Señor me hizo conocer lo sobrenatural y divino guardándome en el fiel cumplimiento de Su Voluntad en mí, su pobre Franchesco, que con su Gracia llegaría a ser el santo Padre Pio, estigmatizado para Gloría Suya, porque todo era su Gracia en mí, su pobre creatura.








El Señor, que es dueño de todo cuanto existe y ha creado lo visible y lo invisible, es quien hace todo cuando ustedes le dan un Sí sincero y generoso a sus deseos, que siempre son buenos y para gozo y felicidad de los que lo aman.







Nosotros, los santos en el Cielo, la Iglesia Triunfante, seguimos desde aquí trabajando para la Gloria del Señor, y hoy, en la Santa celebración de la Misa, según los deseos del Señor, que en un acto de FE, AMOR Y ESPERANZA de ustedes, yo, el padre Pío, he rogado por ustedes, mis hermanos, para que obedeciendo al Señor alcancen también, ustedes, la Santidad, habiendo sido llamados y elegidos del Señor para ser este RESTO FIEL, LA IGLESIA PEREGRINA de estos tiempos, que llegará a reunirse algún día, según con nosotros los Santos de la Iglesia triunfante, según los designios del Altísimo para cada alma; y aquí nos encontraremos, mis hermanos en la Fe, para seguir alabando y bendiciendo al que vive y reina por los Siglos de los Siglos. Amen.








 -----
DIOS PADRE:

Este gozo, que ya tienen Mis Santos en el Cielo por toda la eternidad, es el gozo que YO, DIOS ALTISIMO, deseo para todos vosotros, Mi Iglesia purgante y para la Iglesia peregrina.






JosephMariam, como os dice el mundo, Yo, Dios Altísimo, desde el lugar de Mi Morada Santa, el lugar de Mi Trono Divino, bendigo la obra que Yo mismo he puesto en vuestras manos, porque guardáis en vuestro corazón un santo temor de Dios, y sois celoso y obediente a Mi Voluntad; os confió gran parte de Mis Ovejas que serán ese RESTO FIEL, dóciles a Mi Voluntad y prontos a cumplir con Mis deseos para santificar Mi Iglesia.





Habláis con autoridad y firmeza, lo que les falta a muchos de mis Pastores de almas, que con su tibieza han vuelto tibias a las almas, y por causa de su mal testimonio muchos son los que se han ido a otros rebaños, dejando de escuchar la voz del Buen Pastor, del que da la vida por su ovejas.



Bendigo vuestro sacerdocio ministerial, y Padre Pío os acompaña, asistiéndoos con su intercesión.

Buscad su asistencia y ayuda del cielo cuando os vengan momentos de mayores pruebas, el Padre Pío siempre os acompañará.

Vuestro gran apostolado de preparación para los apóstoles y discípulos de estos últimos tiempos está bajo Mi PROTECCIÓN Y CUSTODIADO POR MIS SANTOS Y ANGELES.


RECORDAD, Mi Fiel amigo, Mi juan, APOSTOL  Fiel  y  valiente  en la Cruz, que  EL BUEN PASTOR ES AQUEL QUE DA LA VIDA POR SUS OVEJAS Y MUY GRANDE SERA VUESTRA RECOMPENSA EL DIA DEL JUICIO.








LA SANTISIMA TRINIDAD
DIOS TRINO Y UNO.








----
Gracias, Dios Padre porque nos amas y no apartas Tu dulce mirada de nosotros. Tú que con tanto amor nos ayudas y nos instruyes en nuestro caminar.

 Gracias por darnos como compañero de camino al padre Pio, a nuestros hermanos los santos que interceden por nosotros, todo está en Ti en una unidad perfecta y santa.

Gracias por amaros Padre Celestial.

Gracias padre Pio por interceder por nosotros y acompañar al padre Joseph.


Deseamos alcanzar algún día la santidad y poder ir y habitar una de las moradas celestiales para juntos como hermanos e hijos de un mismo Padre alabar y Bendecir a Dios quien por ahora nos permite esta comunión entre ustedes los santos de la Iglesia Triunfante y nosotros la iglesia peregrina. Amen























LA SANTA BIBLIA FUE HECHA POR LA SANTA IGLESIA CATÓLICA............DAR CLICK EN LA IMAGEN

PADRE NUESTRO TU QUE ESTAS EN LOS QUE AMAN LA VERDAD

DAR CLICK EN LAS IMÁGENES

DAR CLICK EN LAS IMÁGENES
DEVOCIÓN PRECIOSA SANGRE, LA DEVOCIÓN MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO

DAR CLICK EN LA IMAGEN: TERCEROS VIERNES DE MES DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE

DAR CLICK EN LA IMAGEN: TERCEROS VIERNES DE MES  DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE
LA DEVOCIÓN MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO