SATÁN ENTRONIZADO EN EL TEMPLO SANTO" SE ARRODILLA ANTE HEREJES QUE ODIAN A LA MADRE DE DIOS



EN VIVO

SLIDERS

,

,

jueves, 11 de febrero de 2016

S.S. BENEDICTO XVI UNO DE LOS MÁS GRANDES REGALOS QUE DIOS HA DADO A LA IGLESIA.



Recordamos hoy a 3 años, la FORZADA renuncia de S.S El papa Benedicto XVI, al pontificado de la Iglesia católica, la cual fue anunciada por él mismo el 11 de febrero de 2013 a sus 85 años, y fue efectiva el 28 de febrero, a las 20:00 horas de Roma., Cumpliéndose así la profecía de la Santísima Virgen en Fátima y otros videntes., de que un papa vestido de blanco saldría huyendo en medio de los cadáveres de sus cardenales.




Ya que las profecías son espirituales y se debe tener discernimiento para poder entenderlas, nuestro Señor Jesucristo nos ha revelado (a través de su profeta Conchiglia) que los cadáveres en medio de los cuales pasó huyendo nuestro santo papa Benedicto, eran los de sus cardenales muertos en pecado.

















 

S.S. Benedicto XVI, fue elegido papa el 19 de abril de 2005, convirtiéndose en el papa Numero 265 y tuvo un pontificado de casi ocho años de duración.





S.S. Benedicto XVI uno de los más grandes regalos que Dios ha Dado a la Iglesia.























El amigo del Mundo es enemigo de Dios
Amigo del mundo se constituye Enemigo de Dios

TODO EL QUE ACEPTE LAS OBRAS DE BERGOGLIO FALSO PAPA. O PEOR AUN, LAS PROMUEVA  CAERÁ SOBRE EL... LA ANATEMA Y LE SERA MAS DIFÍCIL VER LA VERDAD.





Y COMO TODO EL MUNDO EN SU CEGUERA LOS MEXICANOS NO QUIEREN ACEPTAR QUE BERGOGLIO SOLO QUIERE BURLARSE DE ELLOS Y HUMILLARLOS, PIDIENDO QUE LE PAGUEN LOS MEXICANOS SI QUIEREN QUE VAYA, COSA QUE NO HABÍA  HECHO CON OTROS PAÍSES (PÚBLICAMENTE), YA QUE ODIA INTENSAMENTE A NUESTRA SEÑORA LA VIRGEN DE GUADALUPE., Y AHÍ VAN……..










 EN MEMORIA DE S.S. BENEDICTO XVI











EL PAPA DE LA RAZÓN  DOCUMENTAL SOBRE BENEDICTO XVI







Extracto:
Manipulación de las mentes de los catolicos
3 DICIEMBRE, 2015
josephmaryam.wordpress.com


Si fue obligado a renunciar a su cargo, ha sido obligado a callar. No puede hablar. Es muy sencillo. Si habla más de la cuenta, le cortan la cabeza, lo matan. Benedicto XVI sigue estando vigilado por la masonería, por Bergoglio, por todos aquellos que quieren el cisma en la Iglesia. Vigilado, silenciado, ocultado como un prisionero. Estando en la cárcel, como San Pedro, no puede hablar, no puede ocuparse de la Iglesia.
Ustedes, que son laicos, no comprenden lo que es la estructura interna de la Jerarquía, lo que se vive ahí, con qué sujetos hay que convivir en la Iglesia. Por eso, no entienden muchas cosas que en el Vaticano han pasado desde hace mucho tiempo.
No pueden comprender que Benedicto XVI no hable. Ha sido silenciado, y él mismo debe callar. Es conveniente que calle. Es prudencia sobrenatural, porque todavía no ha llegado su hora, la del martirio. Y Dios le hace callar, también, porque ya no es tiempo de hablar. Ahora, es Cristo quien hace Justicia a la Iglesia por haber despreciado a la Cabeza Visible de Su Iglesia. Y hace Justicia en su Jerarquía. Primero en ellos, para que aprendan lo que es un Papa y lo que es la Iglesia.




«Esto lo digo porque es mi Iglesia»
En estas palabras, Bergoglio niega a Cristo y se declara él mismo Dios.


Siguen siendo muchos los católicos necios (= aquellos que no tienen sabiduría divina) y estúpidos (= aquellos que carecen de sabiduría humana), que llaman a Bergoglio como su papa y esperan de él un camino verdadero en la Iglesia. Están siendo manipulados.

Muchos no quieren darse por enterado que no existe el Papado en Roma. Allí sólo hay un conjunto de hombres -un gobierno cismático- que están colocando las bases para su nueva iglesia, que no tiene nada que ver con la Iglesia Católica.

El Papa de la Iglesia Católica, pese a quien pese, lo entiendan o no lo entiendan, es Benedicto XVI hasta su muerte. Él no puede gobernar la Iglesia porque su gobierno ha sido usurpado. Sin embargo, el poder divino, el Primado de Jurisdicción, permanece en él porque ha sido elegido Papa por el Espíritu Santo.

Esta verdad absoluta sigue escociendo a mucha Jerarquía en la Iglesia: no la aceptan. Y no la van a aceptar hasta que no vean correr la sangre en sus parroquias y en Roma.

A Benedicto XVI se le debe obediencia y comunión espiritual. Obediencia, porque a pesar de que su gobierno no sea visible, ha dejado -como cabeza de la Iglesia- la verdad en la Iglesia, que todos tienen que seguir. Y comunión espiritual con él: para poder tener el poder divino -que sólo puede dimanar de él- y así ejercerlo en la Iglesia.

Sin el poder divino, la Jerarquía no puede mandar, ni enseñar, ni mostrar a los fieles el camino de salvación y de santificación en la Iglesia. Y esto se comprueba cada día en las parroquias, en donde los sacerdotes están atacando todo lo que huela a católico para imponer a los fieles la mente de Bergoglio. Una Jerarquía que no habla claramente la verdad a sus fieles, los manipula de muchas maneras. No tienen el poder divino porque obedecen y comulgan con un hereje en la Iglesia. Se hacen déspotas y arrogantes con su poder humano.

Benedicto XVI fue obligado a renunciar, y debe callar ante la situación claramente desastrosa que se contempla en el Vaticano.

Bergoglio es el mayor desastre de todos para la Iglesia: un desastre sin precedentes.

Un hombre que no cree en el Magisterio auténtico de la Iglesia, que no puede dar testimonio de la Verdad, y que hace todo lo posible para destruir los fundamentos de la Iglesia Católica:







«El fundamentalismo es una enfermedad que existe en todas las religiones. Nosotros los católicos tenemos algunos (muchos), que creen que tienen la verdad absoluta y siguen adelante ensuciando a los demás con la calumnia, la difamación, y hacen daño. Esto lo digo porque es mi Iglesia. Hay que combatir el fundamentalismo religioso».







En estas palabras, Bergoglio niega a Cristo y se declara él mismo dios.

Él miente: «nosotros, los católicos». Él quiere decir: «nosotros, los masones, tenemos gente católica que creen tener la verdad absoluta…».

Bergoglio está trabajando para hacer que los católicos pierdan su fe católica, y se ajusten a los nuevos cambios, a la nueva doctrina, al nuevo credo, que él ya ha predicado y que no para de hacerle publicidad. Por eso, dice: «Esto lo digo porque es mi Iglesia». En su nueva iglesia no quiere gente que siga la verdad absoluta. No quiere maestros que enseñen la Palabra de Dios. Sólo quiere títeres de su pensamiento humano, gente que se deje manipular por sus ideas masónicas.

Dice Jesús: «Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. Nadie va al Padre sino por Mí».

Para el verdadero católico, la Verdad Absoluta es Cristo. La Verdad Absoluta es una Persona Divina.

Bergoglio no cree en Jesús como Dios. Sólo lo ve como un hombre cualquiera. Y, por eso, a los que abrazan a Cristo como Verdad Absoluta los llama, este engendro del demonio, como fundamentalistas. Sus palabras son clarísimas. Sin embargo, habrá muchos -católicos necios y estúpidos- que buscarán lo de siempre: una razón para decir que Bergoglio no quiso decir eso, sino otra cosa.



Josephmaryam

Respuesta a los comentaristas:

No pierda el tiempo con personas que se dicen católicas pero que nombran a Bergoglio como su papa.
No pierda el tiempo con personas que buscan a los Obispos y a los sacerdotes para que les digan que Bergoglio es papa y hay que seguirlo y obedecerlo.
No pierda el tiempo con personas que se creen justas y santas porque siguen lo que Bergoglio dice en la Iglesia.
No discuta con personas que no quieran escuchar la verdad: Bergoglio no es papa.
No razone con personas que se cuelgan de su idea fija y no atienden a la verdad que el magisterio enseña sobre Bergoglio, que el derecho canónico legisla en contra de Bergoglio, que los profetas proclaman sobre la usurpación de Bergoglio.

Usted siga en comunión espiritual con el Papa Benedicto XVI.
No obedezca a ninguna Jerarquía que comulgue y obedezca a Bergoglio.
Aléjese de los laicos y fieles que están ciegos, espiritual e intelectualmente, sobre la crisis de la Iglesia en la cabeza.
Apártase de todo católico que tenga a Bergoglio como su papa.

La Iglesia remanente es de muy pocos. Muchos prefieren el barco que navega Bergoglio; otros, se suben a los barcos de los lefebrianos y de los sedevacantistas; otros navegan sin rumbo, en cualquier barco que les recoja en la gran zozobra. Usted permanezca en el Barco de la Iglesia de Pedro, que guía el Papa Benedicto xVI, mientras el Señor duerme. No se baje de este barco aunque Pedro grite que nos hundimos, a pesar de su renuncia a gobernar la Iglesia. No se baje de este barco aunque le digan que el barco de Bergoglio es más seguro para navegar y da de comer en estos tiempos de crisis. No atiendan a las voces de los católicos, ni siquiera de los más allegados a usted, que tratan de convencerla -por todos los medios- que Bergoglio es una majísima persona; un poco loco, pero al fin papa. Desprecie a todos esos católicos que se saben la teología y continúan llamando a Bergoglio como papa. Desprecie a esa Jerarquía que le pide obediencia a Bergoglio. No caiga en la trampa del lenguaje de la obediencia. Ellos ya no obedecen a nada ni a nadie. Sólo quieren esclavos para alcanzar sus intereses personales que tienen en la Iglesia. Quieren una masa de católicos manipulados por su lenguaje herético y mundano. Católicos que no se esfuercen por pensar, por discernir lo que ven; sino que sean católicos de la moda, del momento, que hagan lío, barullo, y que sean dóciles a la mente de la Alta Jerarquía que tienen sus posaderas en Roma.

Aléjese de las parroquias que huelan a lo podrido que trae Bergoglio. Aléjese de las comunidades que limpian el trasero de Bergoglio. Aléjese de tanta porquería como hay en la Iglesia.

Viva en la soledad y en el silencio, escuchando sólo la voz del Espíritu. Poco le interesa las voces de los hombres y, menos, de los católicos necios, estúpidos e idiotas que siguen sin ver. Ven y no ven. Ven la maldad que sale del Vaticano y la aplauden. No son capaces de combatirla, de enfrentarse a toda esa Jerarquía de idiotas que manipulan a todos los católicos.

No tenga miedo de los hombres.
No tenga miedo de ningún Obispo, de ningún sacerdote, de ningún laico que siga a Bergoglio. Son sólo hombres que quieren vivir como idiotas besando el trasero de un loco. No pertenecen a la Iglesia Católica, por más que ellos se llamen, con su necia boca, con el nombre de católicos.

Ser Iglesia es estar unidos místicamente con Cristo. Y aquel que no busque esta mística unión, es sólo un sinverguenza más, un loco, un lobo vestido de piel de oveja, que busca engañar y ofrecer oscuridad a las almas, que sólo son de Cristo, que sólo pertenecen a Cristo, no a los hombres.

No tema predicar en contra de Bergoglio.
No tema predicar en contra de la Jerarquía que sigue a Bergoglio.
No tema predicar en contra de todos los católicos que tienen a Bergoglio como papa.

Defienda la Iglesia de Cristo de la iglesia de Bergoglio.
Defienda a Cristo de la Jerarquía que sigue a Bergoglio.

Imite a Cristo. Asimílese a Cristo.

Lo demás: le entra por un oído y le sale por otro.




COMENTARISTA: Juan Pablo
Un lobo en la Basílica de San Pedro. Cualquier coincidencia con la realidad, no es mera casualidad:
  



josephmaryam:   Si fuera solo un lobo. Pero hay más: el tercer ojo, caras satánicas…







LA SANTA BIBLIA FUE HECHA POR LA SANTA IGLESIA CATÓLICA............DAR CLICK EN LA IMAGEN

PADRE NUESTRO TU QUE ESTAS EN LOS QUE AMAN LA VERDAD

DAR CLICK EN LAS IMÁGENES

DAR CLICK EN LAS IMÁGENES
DEVOCIÓN PRECIOSA SANGRE, LA DEVOCIÓN MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO

DAR CLICK EN LA IMAGEN: TERCEROS VIERNES DE MES DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE

DAR CLICK EN LA IMAGEN: TERCEROS VIERNES DE MES  DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE
LA DEVOCIÓN MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO