EN VIVO

SATÁN ENTRONIZADO EN EL TEMPLO SANTO" SE ARRODILLA ANTE HEREJES QUE ODIAN A LA MADRE DE DIOS



SLIDERS

,

,

miércoles, 2 de diciembre de 2015

LES DARÉ MI LLAMA DE AMOR DE TAL MANERA, QUE USTEDES NUNCA MÁS SERÁN LOS MISMOS. Y LOS PROPIOS ÁNGELES DEL CIELO BAJARÁN DE LAS ALTURAS PARA APRENDER CON USTEDES, PARA SENTIR EN USTEDES EL MODO PERFECTO DE AMAR A DIOS



Mensajes De Dios Al Mundo A Través de su profeta: Marcos Tadeu








Notre Dame De Beauraing


Mi Llama de Amor es una señal clara de predestinación al Cielo. Así como el alma que no tiene Mi Llama de Amor, es una señal clara de reprobación y de condenación eterna.


 


Jacareí, 29 de Noviembre del 2015
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com



83ª ANIVERSARIO DE LAS APARICIONES EN BEAURAING (BÉLGICA-1932)

 

“Mis Queridos Hijos, hoy, nuevamente vengo a invitarles a todos a la Santidad, que nada más es de que amar a Dios con toda perfección, con todo el corazón y con todas las fuerzas.

La Santidad será fácil para aquellos que tengan Mi Llama de Amor. Por eso, pidan Mi Llama de Amor todos los días en sus oraciones y ella les será dada por Dios.

Y con ésta Llama de Amor, todo, todo será fácil para ustedes, será fácil renunciar a todo por Mí, renunciar a todo pecado por amor a Mí y también aceptar todo por causa de Mí, hasta aquello que es difícil, que es duro, que es amargo, que exige sacrificio, todo eso ustedes, ustedes aceptarán por amor a Mí.

Pues, el alma que tiene la Verdadera Llama de Amor por Mí, no mide cuántos sacrificios tendrá que hacer por Mí, no calcula también cuánto ya se donó por Mí. Desea donarse cada vez más, y cuanto más se dona, más desea amarme, siente más Mi Amor y siente más la alegría que produce la donación total a Mí.

Por eso Mis Hijos, pidan ésta Llama de Amor que los Santos también pidieron y recibieron.

Fue ella que dio fuerza a un San Vicente Ferrer para hacer todo lo que hizo por Dios y por Mí.




Fue ella que dio a un San Felipe Neri,
a un San Alfonso de Ligorio,
a un Gerardo Mayela,
a un Luis de Montfort,
a un Francisco Javier,
a un Ignacio de Loyola,
a un Carlos Borromeo, hacer todo lo que hicieron por amor a Dios y a Mí.

Si ustedes tienen ésta Llama de Amor, entonces verdaderamente, ustedes serán los Grandes Santos de los Últimos Tiempos.

Aquellos Santos que Yo revelé a Mi Luis de Montfort, que Yo misma suscitaría en el fin de los tiempos y Yo misma formaría, o sea, formaría a través de Mis Apariciones, que son el medio extraordinario por el cual siempre formé Grandes Santos para la mayor Gloria de Dios y aún hoy, formo para Él.

Entonces Mis Hijos, con ésta Llama de Amor, ustedes superarán todo, ustedes confrontarán todo, ustedes vencerán todo y ustedes harán todo, todo por Dios, todo por Mí y también todo por la salvación del prójimo, por la salvación de sus hermanos.

Con Mi Llama de Amor, ustedes finalmente Me darán el amor que Yo vine a buscar aquí, que Yo también vine a buscar en Beauraing, el amor que se sacrifica y que se dona cada vez más por Mí.
Dejen Mi Llama de Amor arder en ustedes, para que ella cada vez más consuma todo lo que aún queda en ustedes de apego a la tierra y les eleve cada vez más para las grandes alturas de la Santidad y del Amor a Dios.

Mi Llama de Amor es una señal clara de predestinación al Cielo. Así como el alma que no tiene Mi Llama de Amor, es una señal clara de reprobación y de condenación eterna.

Por eso Hijitos:

“Abran sus corazones ampliamente a Mi Llama de Amor y déjense consumir por ella, y a cada día Yo haré que ustedes se vuelvan cada vez más Santos y más Bellos para la alegría del Señor y para el triunfo de Mi Inmaculado Corazón."

Yo aparecí en Beauraing pidiendo el Amor, el Verdadero Amor y vine aquí a Jacareí para pedir ese mismo Amor: un Amor Puro, un Amor Desinteresado, un Amor Fiel, un Amor Leal, un Amor Constante a Mí, un Amor Completo, un Amor sin límites y que no Me ponga obstáculos.
Por eso, renuncien a sus opiniones, a su voluntad y Yo les daré Mi Llama de Amor de tal manera, que ustedes nunca más serán los mismos. Y los propios Ángeles del Cielo bajarán de las Alturas para aprender con ustedes, para sentir en ustedes el modo perfecto de amar a Dios y calentar Sus Corazones en el amor de ustedes.


Abran sus corazones a Mi Llama de Amor y Yo verdaderamente les daré Mi Propio Amor, de modo que el amor de ustedes a Dios será Mi Propio Amor. Y entonces, Mi Señor viéndose así perfectamente amado por Mí en ustedes, apresurará Su Venida y Renovará la faz de la tierra entera, transformándolo en Jardín de Santidad, Felicidad y Paz Eterna que Él prometió a Sus Discípulos Amados.

Yo aparecí en Beauraing pidiendo el Verdadero Amor y aquí en Jacareí vine desde la Primera Aparición pidiendo Santidad, y formando Mi Escuela del Verdadero Amor a Dios, también del Verdadero Amor a la salvación de las almas.




Y a ustedes Mis Hijos, solamente pido una cosa:

“Déjense amar por Mí, déjense formar por Mí en este Amor, déjenme comunicarles Mi Llama de Amor y Yo les prometo que haré maravillas en ustedes y por medio de ustedes para la salvación del mundo.”

¡Tengan Esperanza! Yo deseo la salvación de ustedes mucho más de lo que ustedes quieren. Yo trabajo por la salvación de ustedes mucho más de lo que ustedes mismos puedan trabajar. Y Yo cuido de ustedes todos los días y les conduzco al Cielo y las Gracias que ustedes necesitan para llegar allí mucho más de lo que ustedes puedan imaginar.

Por eso, tengan confianza en Mi Amor. Busquen siempre más cumplir Mi Voluntad Materna y dejar todas las preocupaciones para Mí, porque nadie, ni incluso ustedes podrán resolver sus problemas como Yo puedo. Por eso, confíen en Mí, entréguense a Mí y déjense amar por Mí y sentir la felicidad que sólo tienen aquellos que Yo amo y aquellos que conocen Mi Amor Materno.



A todos Yo bendigo con amor: de BEAURAING… de MONTICHIARI… y de JACAREÍ.”






San Felipe Neri

1515-1595
Apóstol de Roma 
26 de Mayo




San Felipe Neri, en su oración diaria pedía fervorosamente a Nuestro Señor Jesucristo que por intercesión de Nuestra Señora, le fuese concedido un corazón más grande del que tenía para poder amar más a Dios y a su santísima madre, él pedía esto en su inocencia y porque en ese tiempo no habían las grandes gracias que son concedidas hoy en las devociones, y lo más sorprendente es…… ¡¡¡¡Que le fue concedido!!!!.

Felipe consagraba el día entero al apostolado; pero al atardecer, se retiraba a la soledad para entrar en profunda oración y, con frecuencia, pasaba la noche en el pórtico de alguna iglesia, o en las catacumbas de San Sebastián, junto a la Vía Appia. Se hallaba ahí, precisamente, la víspera  d e Pentecostés de 1544, pidiendo los dones del Espíritu Santo, cuando vio venir del cielo un globo de fuego que penetró en su boca y se dilató en su pecho. El santo se sintió poseído por un amor de Dios tan enorme, que parecía ahogarle; cayó al suelo, como derribado y exclamó con acento de dolor: ¡Basta, Señor, basta! ¡No puedo soportarlo más!" Cuando recuperó plenamente la conciencia, descubrió que su pecho estaba hinchado, teniendo un bulto del tamaño de un puño; pero jamás-le causó dolor alguno. A partir de entonces, San Felipe experimentaba tales accesos de amor de Dios, que todo su cuerpo se estremecía. A menudo tenía que descubrirse el pecho para aliviar un poco el ardor que lo consumía; y rogaba a Dios que mitigase sus consuelos para no morir de gozo.Tan fuertes era las palpitaciones de su corazón que otros podían oirlas y sentir sus palpitaciones, especialmente años mas tarde, cuando como sacerdote, celebraba La Santa Misa, confesaba o predicaba. Había también un resplandor celestial que desde su corazón emanaba calor. Tras su muerte, la autopsia del cadáver del santo reveló que tenía dos costillas rotas y que éstas se habían arqueado para dejar más sitio al corazón.





Su cuerpo se conserva incorrupto



 




SAN ALFONSO MARIA DE LIGORIO

Obispo, Doctor de la Iglesia por sus escritos sobre la moral.
Fundador de la Congregación del Santísimo Redentor (los Redentoristas)
Patrón de confesores y moralistas.
(1696-1787).

Fiesta: 1 de agosto


Tenía el don de Bilocación (Que pueden estar al mismo tiempo en otro lugar)

El predicaba con sencillez. El santo decía a sus misioneros:

 "Emplead un estilo sencillo, pero trabajad a fondo vuestros sermones. Un sermón sin lógica resulta disperso y falto de gusto. Un sermón pomposo no llega a la masa. Por mi parte, puedo deciros que jamás he predicado un sermón que no pudiese entender la mujer más sencilla".

En 1750, los Jansenistas comienzan a divulgar que la devoción a la Santísima Virgen era una superstición. San Alfonso defiende a Nuestra Señora, publicando "Las Glorias de María".

En Junio de 1767, sufre un terrible ataque de reumatismo que casi lo lleva a la muerte.

Al terminar de celebrar la misa el 21 de septiembre de 1774, San Alfonso se desmayó y quedó inconsciente por 24 horas. Cuando regresó en sí, dijo a los presentes:
 "Fui a asistir al Papa, que acaba de morir". El Papa Clemente XIV muere el 22 de Septiembre de 1774.

En 1775 San Alfonso pidió a Pío VI que le permitiera renunciar al gobierno de su sede. El Papa le concede teniendo en cuenta su enfermedad. San Alfonso se retiró ciego y sordo. Fue a pedir hospitalidad a sus hijos espirituales, en Nocera, cerca de Nápoles, pensando así acabar tranquilamente sus días.

En 1777, los Redentoristas son atacados de nuevo. El Santo sufre con paciencia muchas humillaciones a causa de la traición de Monseñor Testa que era Capellán del Rey. El Santo se vio excluido de la congregación que había fundado.

Dios le reservaba una prueba aún más dura. Entre 1784 y 1785, el santo atraviesa por un terrible periodo de "noche obscura del alma", sufre tentaciones sobre su fe y sus virtudes. Se ve abrumado por sus escrúpulos, temores y alucinaciones diabólicas. Le duró 18 meses, con intervalos de luz y reposo. A esto le siguió un periodo de éxtasis, profecías y milagros.

Gran escritor
Sus últimos 12 años de vida se dedicó a escribir, aumentando así sus obras ascéticas y teológicas. 

Sus mas conocidos libros son: La Practica de amar a Jesucristo, la Preparación para la muerte, las Glorias de María.
La Teología Moralis fue una obra que influyó en la formación del clero hasta hace pocos años.
El santo murió 2 meses antes de cumplir 91 años, la noche del 31 de julio al 1 de agosto de 1787.










San Gerardo Majella (Mayela)
Fiesta: 30 de octubre
Patrono de las señoras embarazadas y las parturientas.
Murió: 16 Octubre, 1755
Canonizado por el Papa Pio X, 11 Diciembre, 1904.
Gerardo quiere decir: "Valiente para la defensa" (Del alemán: Ger: defensa, ard: valiente)
Uno de los santos más populares de Italia meridional.



Pío IX calificó a San Gerardo de "perfecto modelo de los hermanos legos", y León XIII dijo que había sido "uno de los jóvenes más angelicales que Dios haya dado a los hombres por modelo".

En sus veintinueve años de vida, el santo llegó a ser el más famoso taumaturgo (Milagroso)del siglo XVIII.

Nació en Muro, a setenta kilómetros de Nápoles. Su madre, después de la muerte de Gerardo, dio este testimonio: "Mi hijo sólo era feliz cuando se hallaba arrodillado en la iglesia, ante el Santísimo Sacramento. Con frecuencia entraba a orar y olvidaba hasta la hora de comer. En casa oraba todo el tiempo. Verdaderamente, había nacido para el cielo".

 Cuando Gerardo tenía diez años, su confesor le dió permiso de comulgar cada tercer día; como era una época en la que la influencia del jansenismo todavía se dejaba sentir, ello demuestra que el confesor de Gerardo le consideraba como un niño excepcionalmente dotado para la piedad. A la muerte de su padre, Gerardo debió abandonar la escuela y entró a trabajar como aprendiz de sastre en el taller de Martín Pannuto, hombre muy bueno, que le comprendía y apreciaba. En cambio, uno de los empleados era un hombre muy brusco que solía maltratar a Gerardo y más se enfurecía por la paciencia con que soportaba sus majaderías. Una vez aprendido su oficio a la perfección, Gerardo pidió ser admitido en el convento de los capuchinos de Muro, donde su tío era fraile; pero fue rechazado a causa de su juventud y de su condición delicada. Entonces entró a trabajar como criado en la casa del obispo de Lacedogna. Humanamente hablando, fue una mala elección, ya que el prelado era un hombre de carácter irascible, que trató al joven con gran rudeza. A pesar de ello, Gerardo le sirvió fielmente y sin una queja, hasta que murió el obispo en 1745. Entonces, Gerardo volvió a Muro y abrió una sastrería por su cuenta. Vivía con su madre y sus tres hermanas. Solía dar a su madre una tercera parte de lo que ganaba; el otro tercio lo repartía entre los pobres y el resto lo empleaba en pagar misas por las almas del purgatorio. Pasaba muchas horas de la noche orando en la catedral y se disciplinaba severamente.
Cuando tenía ventitrés años, los padres de la congregación del Santísimo Redentor, recientemente fundada, predicaron una misión en Muro. El joven les rogó que le admitiesen como hermano lego, pero su aspecto enfermizo no le ayudaba, y su madre y sus hermanas no tenían ningún deseo de verle partir. Sin embargo, Gerardo insistió y, finalmente, el P. Cafaro le envió a la casa de Deliceto, donde él era superior, con un mensaje que decía:



"Os envío a este hermanito inútil". Pero, cuando el P. Cafaro volvió a su casa, cayó inmediatamente en la cuenta de su error y le concedió el hábito. Los hermanos de Gerardo, al verle trabajar con gran ardor, puntualidad y humildad en la sacristía y en el huerto, solían decir: "O es un loco o es un santo".
 El fundador de la congregación, San Alfonso de Ligorio, comprendió que era un santo y le acortó el periodo de noviciado. El hermano Gerardo hizo la profesión en 1752. A los votos acostumbrados añadió el de hacer siempre lo que fuese, a su juicio, más agradable a Dios. El P. Tannoia, autor de las biografías de San Alfonso y de San Gerardo, que había sido curado por la intercesión de este último cuenta que un día, cuando el santo era novicio, le vio orando ante el tabernáculo; súbitamente Gerardo gritó:

"Señor, déjame que me vaya, te ruego, pues tengo mucho que hacer". Sin duda a ésta una de las anécdotas más conmovedoras de toda la hagiología.

Durante los tres años que vivió después de hacer la profesión, el santo trabajó como sastre y enfermero de la comunidad; solía también pedir limosna de puerta en puerta, y los padres gustaban de llevarle consigo a sus misiones y retiros, porque poseía el don de leer en las almas. Se cuentan más de veinte ejemplos de casos en los que el santo convirtió a los pecadores, poniéndoles de manifiesto su oculta maldad. Los fenómenos sobrenaturales abundaban en la vida del hermanito. Se cuenta que en una ocasión fue arrebatado en el aire y recorrió así más de medio kilómetro; se menciona también el fenómeno de "bilocación" y se dice que poseía los dones de profecía, de ciencia infusa y de dominio sobre los animales.

La única voz que conseguía arrancarle de sus éxtasis era la de la obediencia (Su superior tenía que hablarle).

Hallándose en Nápoles, presenció el asesinato del arcipreste de Muro en el preciso momento en que tenía lugar a setenta kilómetros de distancia. Por otra parte, en más de una ocasión leyó el pensamiento de personas ausentes. Tan profundamente supo leer el pensamiento del secretario del arzobispo de Conza, que éste cambió de vida y se reconcilió con su esposa, de suerte que toda Roma habló del milagro.

Pero los hechos más extraordinarios en la vida de San Gerardo están relacionados con la bilocación. Se cuenta que asistió a un enfermo en una cabaña de Caposele y que, al mismo tiempo, estuvo charlando con un amigo en el monasterio de la misma población. Una vez, su superior fue a buscarle en su celda y no le encontró ahí. Entonces se dirigió a la capilla, donde le halló en oración: "¿Dónde estabais hace un instante?", le preguntó. "En mi celda", replicó el hermanito. "Imposible, pues yo mismo fui dos veces a buscaros".
Entonces Gerardo se vio obligado a confesar que, como estaba en retiro, había pedido a Dios que le hiciese invisible para que le dejasen orar en paz. El superior le dijo: "Bien, por esta vez os perdono, pero no volváis a pedir eso a Dios".

Sin embargo, Gerardo no fue canonizado por sus milagros, ya que éstos eran simplemente un efecto de su santidad, y Dios podía haber dispuesto que el santo no hiciese milagro alguno sin que ello modificase en un ápice la bondad, caridad y devoción que alabaron en el joven Pío IX y León XIII.

Uno de los resultados más sorprendente de su fama de santidad fue el de que sus superiores le permitieron encargarse de la dirección de varias comunidades de religiosas, lo que no acostumbran hacer los hermanos legos. San Gerardo hablaba en particular con cada religiosa y solía darles conferencias a través de la reja del recibidor. Además, aconsejaba por carta a varios sacerdotes, religiosos y superiores. Se conservan todavía algunas de sus cartas. No hay en ellas nada de extraordinario: en una expone simplemente el deber de todo cristiano de servir a Dios según su propia vocación; en otras, incita a la bondad a una superiora, exhorta a la vigilancia a una novicia, tranquiliza a un párroco y predica a todos la conformidad con la voluntad divina. En 1753, los estudiantes de teología de Deliceto hicieron una peregrinación al santuario de San Miguel, en Monte Gárgano. Aunque no tenía más que unas cuantas monedas para cubrir los gastos del viaje, se sentían seguros, porque el hermano Gerardo iba con ellos. Y, en efecto, el santo se las arregló para que no les faltase nada en los nueve días que duró la peregrinación, que fue una verdadera sucesión de milagros.

Exactamente un año más tarde, San Gerardo sufrió una de las pruebas más terribles de su vida. Una joven de vida licenciosa, llamda Neria Caggiano, a quien el santo había ayudado, le acusó de haberla solicitado. San Alfonso mandó llamar inmediatamente al hermano a Nocera. Pensando que su voto de perfección le obligaba a no defenderse, Gerardo guardó silencio; con eso no hizo sino meter en aprietos a su superior, quien no podía creerle culpable.

San Alfonso le prohibió durante algunas semanas recibir comunión y hablar con los extraños. San Gerardo respondió tranquilamente: "Dios, que está en el cielo, no dejará de defenderme". Al cabo de unas cuantas semanas, Neria y su cómplice confesaron que habían calumniado al hermanito. San Alfonso preguntó a su súbdito por qué no se había defendido y éste replicó: "Padre, ¿acaso no tenemos una regla que nos prohibe disculparnos?" (Naturalmente la regla no estaba hecha para aplicarse a esos casos). Poco después, el santo acompañó al P. Mangotta a Nápoles, donde el pueblo asedió, día y noche, la casa de los redentoristas para ver al famoso taumaturgo. Finalmente, al cabo de cuatro meses, los superiores se vieron obligados a enviar al hermano Gerardo a la casa de Caposele, donde fue nombrado portero.

Era ese un oficio que agradaba especialmente al joven. El P. Tannoia escribió: "En esa época, nuestra casa estuvo asediada por los mendigos. El hermano Gerardo veía por ellos como lo hubiese hecho una madre. Tenía el arte de contentar a todos, y la necedad y malicia de algunos de los pedigueños jamás le hicieron perder la paciencia.

 "Durante el crudo invierno de aquel año, doscientas personas, entre hombres, mujeres y niños, acudieron diariamente a la casa de los redentoristas, y el santo portero les proveyó de comida, ropa y combustible, sin que nadie supiese de dónde los sacaba.

Según el libro de Sálesman, mientras ejercía como portero, un día el padre ecónomo lo regañó porque había repartido entre los mendigos todo lo que los religiosos tenían para comer en la despensa. Pero al llegar el padre ecónomo a la despensa la encontró otra vez llena.

En la primavera del año siguiente fue nuevamente a Nápoles. A su paso por Calitri, de donde el P. Mangotta era originario, el pueblo le atribuyó varios milagros. Cuando volvió a Caposele, los superiores le encargaron de la supervisión de los edificios que se estaban construyendo.

Cierto viernes, cuando no había en la casa un sólo céntimo para pagar a los trabajadores, las oraciónes del santo hermanito movieron a un bienhechor inesperado a regalar lo suficiente para salir del apuro. San Gerardo pasó el verano pidiendo limosna para la construcción. Pero el calor del sur de Italia acabó con su salud y, en los meses de julio y agosto, el santo se debilitó rápidamente.

Tuvo que pasar una semana en cama en Ovieto, donde curó a otro hermano lego que había ido a asistirle y había caído enfermo. Llegó a Caposele casi a rastras. En septiembre, pudo abandonar el lecho unos cuentos días, pero volvió a caer. Sus últimas semanas fueron una mezcla de sufrimientos físicos y éxtasis, cuando sus dones de profecía y ciencia infusa alcanzaron un grado extraordinario. En el lecho de muerte le confesó a su superior:

 "Me imagino que esta cama es la voluntad de Dios, y estoy clavando en ella como lo estoy en la voluntad de Dios. Aun mas, creo que la voluntad de Dios y yo nos hemos hecho una misma cosa".

Sobre la puerta de su cuarto puso un letrero con letras mayúsculas decía: 

AQUI SE ESTA HACIENDO LA VOLUNTAD DE DIOS.

San Gerardo murió en la fecha y hora que había predicho, poco antes de la media noche del 15 de octubre de 1755. Fue canonizado en 1904.
Difamado, se convierte en protector
El biógrafo Tannoia, en la Vida escrita hacia 1806, declaraba: "Fray Gerardo es protector especial de las parturientas y en Foggia no hay ninguna mujer que vaya a dar a luz que no tenga la imagen del Santo y no invoque su patrocinio". Singular "revancha del Santo" por los sufrimientos que le causaron las calumnias de una mujer, una ex-monja, a quien le creyeron fácilmente los superiores de Gerardo.

San Gerardo, que en el lecho de su muerte pudo confesar que no sabía lo que era una tentación impura, tenía de la mujer un concepto muy elevado: veía, efectivamente, en toda mujer una imagen de María, "alabanza perenne de la Santísima Trinidad".



Eran los impulsos místicos de un alma sencilla, pero llena de ardor espiritual.
Exclamaba con frecuencia: "Mi querido Dios; mi Espíritu Santo", pues sentía en su intimidad la bondad y el amor infinito de Dios.
Intercesor de los médicos
A comienzos de 1800, casi cincuenta años después de su muerte, un médico de Grassano declaraba: "Desde hace muchos años no ejerzo la profesión de médico. La ejerce por mí Fray Gerardo": este médico tomaba tan en serio el patrocinio de Gerardo, proclamado beato sólo en 1893, quien en vez de recetar medicinas prefería dejar a sus pacientes una medalla del buen religioso.





LUIS MARÍA GRIGNION DE MONTFORT
1673 - 1716.
Fiesta: 28 de abril
   "A Jesús Por María"


Por su oficio de bibliotecario, San Luis pudo leer muchos libros, sobre todo, libros de la Virgen María. Todos los libros que encontraba de ella, los leía y estudiaba con gran celo. Este período llegó a ser para él, la fundación de toda su espiritualidad Mariana.
El ofocio de velar a los muertos fue también de gran provecho. Era su responsabilidad pasar toda la noche junto con algún muerto. Ante la realidad de la muerte que estaba constantemente ante sus ojos, San Luis apredió a despreciar todo lo de este mundo como vano y temporal. Esto lo llevó a atesorar tesoros en el cielo y no en la tierra. El llegó a reconocer que nada se debe esperar de los que es de este mundo más todo de Dios.


¿Y CUÁL ES LA ESPIRITUALIDAD TAN ATACADA?

La espiritualidad de San Luis María sigue hoy día siendo amada por el Papa y perseguida por muchos aun de la Iglesia. Es porque enseña un camino muy claro y exigente que no permite ambigüedades ni medias tintas. El amor lo reclama todo. 
La espiritualidad de San Luis María de Montfort se basa en dos fundamentos:

1-Reproducir la imagen de Cristo Crucificado en nosotros.

2-Hacerlo a través y por medio de nuestra consagración a María como esclavo de amor.


En otras palabras: vivir la Cruz Redentora a través de María.
Toda la vida de S. Luis fue centrada sobre un deseo:  La adquisición de la Sabiduría Eterna que es Jesucristo, Hijo de Dios e Hijo de María. 
Optó por una condición radical de vida formulada como "La santa esclavitud" o la esclavitud voluntaria de amor a la Virgen Santísima para llevarnos a la de Cristo. A ella le entregamos cuerpo y alma para que haga con nosotros lo que quiera pues todo lo que ella quiere es de Dios. La Virgen, Gestora de Cristo, pasa a ser la que dispone de nosotros.

Es una vía de perfección y unión, de ascética radical y de misticismo dentro del corazón de María Santísima.
 Enseña que el alma abandonada en las manos de la Madre es unida a la obediencia del Hijo.
 Esta entrega es total cuando el alma se separa de todo apego terrenal y así es reengendrada en el seno de María donde se encarnó Jesús. 
 Llega a ser así perfecta imagen de Dios quien escogió ser obediente hasta la Cruz.
San Luis no ve en María una simple devoción piadosa y sentimental, sino una devoción fundada en teología sólida, la cual proviene del misterio inefable de lo que Dios ha optado realizar por su mediación y por su perfecta docilidad a esa obra. Esto es muy importante, ya que es este desarrollo lo que ha hecho posible la revolución teológica que causó S. Luis de Montfort.

Su Santidad Juan Pablo II es un gran devoto de Montfort. De el tomó su lema "Totus Tuus"(Todo tuyo) y se ha referido al santo en su encíclica Mariana Redemptoris Mater y en muchas otras ocasiones.
También visitó su tumba Saint Laurent sur Sevre, añadiéndola al itinerario de su visita a Francia.  Allí, junto a la tumba sufrió un atentado, plantaron una bomba que fue descubierta por la seguridad. Providencialmente, nada detuvo al Papa de honrar al santo que tanto ama.

ESCRITOS
San Luis dio a la Iglesia las obras mas grandes que se han escrito sobre la Virgen Santísima:  El Tratado de la Verdadera Devoción a la Santísima Virgen , el Secreto de la Virgen, y El Secreto del Rosario. A estos se añade "A los Amigos de la Cruz".   La Iglesia ha reconocido sus libros como expresión auténtica de la doctrina eclesial. El Papa Pío XII, quién canonizó a San Luis dijo: "Son libros de enseñanza ardiente, sólida y autentica."
 






SAN FRANCISCO JAVIER
1506-1552
Sacerdote misionero Jesuita en el lejano Oriente
Fiesta: 3 de diciembre

Nació en el castillo de Javier (Navarra) el año 1506. Cuando estudiaba en París, se unió al grupo de san Ignacio. Fue ordenado sacerdote en Roma el año 1537, y se dedicó a obras de caridad. El año 1541 marchó al Oriente. Evangelizó incansablemente la India y el Japón durante diez años, y convirtió muchos a la fe. Murió el año 1552 en la isla de Sanchón Sancián, a las puertas de China.

¡Ay de mí, si no anuncio el Evangelio!
De sus cartas a san Ignacio

Son pocos los hombres que tienen el corazón tan grande como para responder a la llamada de Jesucristo e ir a evangelizar hasta los confines de la tierra.  San Francisco Javier es uno de esos.  Con razón ha sido llamado: 

"El gigante de la historia de las misiones" y el Papa Pío X lo nombró patrono oficial de las misiones extranjeras y de todas las obras relacionadas con la propagación de la fe. 

Francisco nació en 1506, en el castillo de Javier en Navarra, cerca de Pamplona, España. Era el benjamín de la familia.  A los dieciocho años fue a estudiar a la Universidad de París, en el colegio de Santa Bárbara, donde en 1528, obtuvo el grado de licenciado.

 Dios estaba preparando grandes cosas, por lo que dispuso que Francisco Javier tuviese como compañero de la pensión a Pedro Favre, que sería como él jesuita y luego beato, también providencialmente conoció a un extraño estudiante llamado Ignacio de Loyola, ya bastante mayor que sus compañeros. Al principio Francisco rehusó la influencia de Ignacio el cual le repetía la frase de Jesucristo:  "¿De qué le sirve a un hombre ganar el mundo entero, si se pierde a sí mismo?". Este pensamiento al principio le parecía fastidioso y contrario a sus aspiraciones, pero poco a poco fue calando y retando su orgullo y vanidad. Por fin San Ignacio logró que Francisco se apartara un tiempo para hacer un retiro especial que el mismo Ignacio había desarrollado basado en su propia lucha por la santidad. Se trata de los "Ejercicios Espirituales".  Francisco fue guiado por Ignacio en aquellos días de profundo combate espiritual y quedó profundamente transformado por la gracia de Dios.  Comprendió las palabras que Ignacio: "Un corazón tan grande y un alma tan noble no pueden contentarse con los efímeros honores terrenos.  Tu ambición debe ser la gloria que dura eternamente".  
Llegó a ser uno de los siete primeros seguidores de San Ignacio, fundador de los jesuitas, consagrándose al servicio de Dios en Montmatre, en 1534.  Hicieron voto de absoluta pobreza, y resolvieron ir a Tierra Santa para comenzar desde allí su obra misionera, poniéndose en todo caso a la total dependencia del Papa.  Junto con ellos recibió la ordenación sacerdotal en Venecia, tres años más tarde, y con ellos compartió las vicisitudes de la naciente Compañía. Abandonado el proyecto de la Tierra Santa, emprendieron camino hacia Roma, en donde Francisco colaboró con Ignacio en la redacción de las Constituciones de la Compañía de Jesús. Bien dice el Libro del Eclesiástico: "Encontrar un buen amigo es como encontrarse un gran tesoro".

Su cuerpo se conserva incorrupto


Uno de los tripulantes del navío había aconsejado que se llenase de barro el féretro para poder trasladar más tarde los restos. 
Diez semanas después, se procedió a abrir la tumba. Al quitar el barro del rostro, los presentes descubrieron que se conservaba perfectamente fresco y que no había perdido el color; también el resto del cuerpo estaba incorrupto y sólo olía a barro. El cuerpo fue trasladado a Malaca, donde todos salieron a recibirlo con gran gozo, excepto Don Alvaro de Ataide.  Al fin del año, fue trasladado a Goa, donde los médicos comprobaron que se hallaba incorrupto. Ahí reposa todavía, en la iglesia del Buen Jesús. 
Francisco Javier fue canonizado en 1622, al mismo tiempo que Ignacio de Loyola, Teresa de Avila, Felipe Neri e Isidro el Labrador.






San Ignacio de Loyola









DAR CLICK EN LA IMAGEN      









LA SANTA BIBLIA FUE HECHA POR LA SANTA IGLESIA CATÓLICA............DAR CLICK EN LA IMAGEN

PADRE NUESTRO TU QUE ESTAS EN LOS QUE AMAN LA VERDAD

DAR CLICK EN LAS IMÁGENES

DAR CLICK EN LAS IMÁGENES
DEVOCIÓN PRECIOSA SANGRE, LA DEVOCIÓN MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO

DAR CLICK EN LA IMAGEN: TERCEROS VIERNES DE MES DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE

DAR CLICK EN LA IMAGEN: TERCEROS VIERNES DE MES  DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE
LA DEVOCIÓN MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO