SATÁN ENTRONIZADO EN EL TEMPLO SANTO" SE ARRODILLA ANTE HEREJES QUE ODIAN A LA MADRE DE DIOS



EN VIVO

SLIDERS

,

,

sábado, 15 de agosto de 2015

MALDITOS TODOS AQUELLOS QUE MIRANDO A MARÍA, LA DESPRECIAN, LA CALUMNIAN, LA PERSIGUEN, Y LA HACEN SUFRIR, PUES TODO LO QUE A ELLA LE HICIEREN, ES A MI MISMO QUE LO HACEN, Y POR TODO ESTO TENDRÁN EL CASTIGO YA EN ESTA VIDA Y EN LA PRÓXIMA: SANTO ESPÍRITU




Yo Soy Aquel que descendió sobre los Apóstoles en Pentecostés, no descendí sobre la Madre de Dios porque ya siempre vivía en Ella desde Su Inmaculada Concepción, sólo aumenté en Ella los efectos de la gracia inicial que desde siempre Ella ya poseía.
No había nada de Mí que Ella no conociese, y no había nada de Ella que también Yo no conociese. Si, ELLA y YO ÉRAMOS UNO durante toda Su vida.

1er. Mensaje dado por el Espíritu Santo
04/09/2005 1º (DOMINGO)

Las almas que dicen que la Virgen María confunde la devoción y el amor a Mi, estas almas Yo las detesto, ellas tendrán sus nombres tachados en el Libro de la Vida, en la Mesa del Banquete Celestial el lugar de ellas será retirado, y por otro lado, el lugar de estas almas será colocado entre los demonios, en el fuego eterno, en el banquete de los tormentos, que después de su muerte nunca tendrá fin. 


Mensajes De Dios Al Mundo A Través de su profeta: Marcos Tadeu


Jacareí, 09 de Agosto del 2015
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com


Mensaje Del Divino Espíritu Santo








“Mis Bien Amados, Mis Hijitos, Yo, el Espíritu Santo, vengo hoy en la Fiesta que están celebrando de Mi Esposa Divina María, Mi Princesa.

Vengo hoy para decirles:

 “Les amo, les amo mucho y la mayor prueba del gran amor que les tengo son las Apariciones de Mi Princesa María aquí, de Mi Esposa Mística y Divina en medio de ustedes hace tantos años.”

Sí, todos estos años que duran las Apariciones de Ella aquí con todo el Cielo, son la mayor señal y prueba del gran amor que les tengo. Si Yo no les amase, no habría enviado a María aquí para quitarles del camino del pecado, para enseñarles la Santa Fe, para enseñarles el camino de la Santidad y aquello que Me agrada.

Si Yo no les amase, no habría enviado a María aquí para transformarles en Mis Ciudades Místicas, donde Yo quiero habitar. No habría enviado a María aquí para transformarles en los altares, en los altares de Gracia para Mí.

María es la gran prueba de amor que les tengo, pero deben convertirse luego, porque las Apariciones de Ella aquí ya están en la fase final.




Muy pronto Sus secretos, que Ella dio a Nuestro Amadísimo Marcos y a otros Videntes Verdaderos se cumplirán. Y aquellos que no quisieron oír Mi voz, que no quisieron escuchar Mi Llamado por medio de Ella, estos no tendrán más tiempo de convertirse.

En verdad les digo:

 “Estos Mensajes de María, Nuestros Mensajes aquí, que ahora son despreciados por tantos, serán buscados más que el agua en el desierto cuando los secretos comenzaren a suceder.

Infelizmente para muchos ya será tarde demás, porque el plazo para la conversión del mundo ya está terminando.”   



No sean del número de esos locos infelices y conviertan sus vidas ahora que Yo Me dejo encontrar por ustedes:

Bondadoso, Amoroso, Cariñoso y Deseoso de salvarles.

Porque en el día, en el día de la Justicia del Padre, Jesús y Yo no miraremos más para ustedes con miradas de Misericordia, pero sí con miradas de Justicia, porque todo ya se les fue dado para la salvación de ustedes. Y ustedes insisten en despreciar todo, en echar fuera su salvación y apegarse a las obras de la carne que llevan al pecado y a la condenación.

Por eso, Yo hago hoy un nuevo llamado:

“Vengan a Mí,
pero vengan por María,
vengan a Mí por María
mientras aún es tiempo,
porque estoy cerca de ustedes Mis Hijos
y Me dejo encontrar por ustedes."


Yo Soy la Tercera Persona de Dios, pero les amo con el mismo amor con que el padre ama a sus hijos. Yo, el Padre y Jesús somos UNO, Un solo Dios, Un solo Corazón y les amamos con el mismo amor que el padre tiene a sus hijos.

No quiero la condenación de ustedes, por eso vengo aquí para llamarles una vez más para que vuelvan al buen camino mientras es tiempo. Conviértanse de sus pecados, cambien de vida, recen verdaderamente con el corazón, tengan una vida de oración fervorosa. Porque sin la Oración, ustedes no pueden encontrarme ni recibir de Mis manos ninguna Gracia.

Vengan a Mí que tengo tantas Gracias para darles por medio de María, Ella que verdaderamente es la Madre de ustedes, les ama y a través del cual Yo les atraje para Mí, les atraje a través de la Bondad, de la Dulzura, de la Delicadeza de María, que es tan buena, para que ninguno de ustedes tuviese recelos de aproximarse de Mí.





Vengan Mis Hijos, porque por María les daré todo, todo lo que Me pidan en Nombre de María, por los Méritos de María, de Sus Dolores, Lágrimas, Su Obediencia, Su Amor a Mí, todo, todo, todo Yo les daré.

Cuando ustedes rezan el Rosario, Yo escucho la voz de Ella junto con la de ustedes y por eso, les doy todas las Gracias, como si estuviese dándolas a Mi Esposa Amadísima.

Ahora deseo que ustedes crezcan en la Perfecta Caridad, en el Perfecto Amor a Dios que solo crecerá en sus corazones cuando ustedes despreciaren la voluntad de su carne.

Cuando renunciaren a su voluntad pecaminosa.

Solamente así, Mi Amor, Mi Llama de Amor entrará en sus corazones y crecerá en sus corazones.

Digan “Sí” a Mi Voluntad, desprecien la de ustedes y verán como Mi Llama de Amor entrará en sus corazones y realizará en sus corazones obras maravillosas.

Yo no Me puedo unir con el corazón que aún está preso con las obras de la carne. Solamente cuando este corazón se libere como el pájaro que corta el lazo que lo prende. Solamente así, Yo podré unirme con el alma y el alma podrá volar bien alto en el Cielo de Mi Amor, conociendo Mi Divinidad, conociendo quien Soy Yo, conociendo Mi Amor y uniéndose Conmigo.

Por eso Mis Hijos, para crecer en el Perfecto Amor, en la Perfecta Caridad para Conmigo, deben primero morir para ustedes mismos, despreciando su carne y su voluntad carnal.

Yo deseo que sus familias verdaderamente sean Templos Míos, donde Yo pueda entrar, donde Yo pueda derramar Mi Amor, Mi Gracia y donde pueda vivir con ustedes.

 En sus familias infelizmente aún hay tantas cosas que Me entristecen, que Me aleja de ustedes.

Cambien sus familias, conviertan a sus familias en Templos Míos, en Cenáculos de Oración con Mi Esposa María.

 Y entonces, bajaré en sus familias e inundaré sus familias de las Gracias de Mi Amor. Transformen sus familias en Grupos de Oraciones con Mi Esposa María y prometo que allí Yo bajaré para realizar las mayores maravillas de Mi Gracia.

Ustedes son extremadamente amados por Mí, no pueden imaginar el Inmenso Amor con el cual Yo les escogí, les llamé y les traje aquí. Mi Amor les predestinó desde el vientre de sus madres, para ser Míos a través de María. El conocimiento de los Mensajes de Ella y de la Verdadera Devoción a Ella que aquí les son dadas, son la señal de la predestinación de ustedes. Señal clara que Yo les escogí, les llamé y les traje aquí para ser educados por Mí mismo en persona y también en la persona de María y de Mis Santos.

El hecho de estar aquí es una señal de predestinación, porque la Gracia de conocer las Apariciones de Mi Esposa María aquí y también de conocer Mis Mensajes aquí, estas Gracias Yo solo las doy a aquellas almas que quiero salvar y a las cuales Yo ya reservé un lugar en el Cielo. Cuiden de no perder este lugar por el pecado, tornándoles indignos de ello.  

Yo les amo, les amo mucho y quiero salvarles a todo costo.

Recuerden que Yo envié a María aquí para hacer la última oferta de salvación.

Después que estas Apariciones terminen, nunca más ofreceré la salvación de nuevo al mundo.

Antes, voy a quemarlo con un fuego devorador, lo limpiaré de sus crímenes y pecados. Y nunca más este mundo será ensuciado por los pecadores ni por los demonios, porque Yo los prenderé en las Llamas Eternas de donde no podrán más salir. Y el mundo gozará de un nuevo tiempo de Paz, Alegría, Armonía, Prosperidad, Santidad y Amor a Mí, Su Dios.




¡Conviértanse por lo tanto, rápidamente! Es la última oferta de salvación que les hago mientras María está aquí dándoles Mensajes, les oferto la salvación todos los días. Cuando María termine Sus Apariciones aquí, cuando se acabe el tiempo de Ella aquí, ya no ofreceré más Mi salvación a ustedes. Por eso Mis Hijos: “¡Conviértanse rápidamente! Para que en el día de Mi Justicia, Yo no tenga que llorar por la pérdida eterna de sus almas.”

La salvación es fácil, la salvación es dulce para aquellos que verdaderamente la quieren con toda su voluntad. Deséenla, acepten la salvación que Yo les ofrezco aquí por María y verán como verdaderamente estaban ciertos los Santos, Mis Siervos cuando Ellos decían:

“Es más fácil salvarse que condenarse.”

Basta el “Sí” de ustedes, basta renunciar a su voluntad y darme la voluntad de ustedes y libertad, y el resto todo Yo les daré en añadidura. Busquen el Reino de Dios y Su Justicia. Busquen la Santidad que Me agrada. Búsquenme a Mí, el Santo de los Santos y todo les será dado por añadidura.

Hoy, en la Fiesta del Nacimiento de Mi Esposa María, bendigo a todos con gran amor aquí: de NAZARET… de JERUSALÉM… y de JACAREÍ.”


Mensaje De La Santísima Virgen María



“Mis Amados Hijos, hoy, cuando celebran la Fiesta de Mi Nacimiento que fue en el día 5 de Agosto, Yo vengo nuevamente del Cielo para decirles:

“Yo nací para ser el refugio de ustedes, para abrigarles en estos tiempos malos de gran apostasía, del predominio de Satanás y del pecado, y para aquí en Mi Santuario, que es Mi Inmaculado Corazón para ustedes, Mi refugio para ustedes, el Arca que preparé para abrigar como Dios preparó el Arca de Noé para abrigarlo con su familia.

Aquí en este Santuario, que es Mi Arca de Protección y de Amor, quiero guardarles a todos, Mis Hijos. Para que aquí sean protegidos de la gran confusión espiritual, del predominio del pecado y de la dominación de Satanás que ahora se vuelve general en las almas y en el mundo.”

Yo nací para ser el refugio de amor de ustedes, para consolarles en sus tribulaciones, para darles fuerza en sus sufrimientos, para darles la luz de la Sabiduría del Espíritu Santo cuando ustedes estén delante de las decisiones difíciles, para darles también la Gracia del Entendimiento, de las palabras que el propio Dios aquí les dirige directamente y por medio de Mí, para que verdaderamente el alma de ustedes se abra a una capacidad ilimitada: de adorar, de amar, de alabar, de servir y obedecer a Dios.

También estoy aquí para ser el sol luminoso, para disipar las tinieblas del error, del pecado y del mal en sus vidas y llevarles siempre más al perfecto cumplimiento de la Voluntad del Señor.

Yo nací para ser el refugio de paz de ustedes en estos tiempos de tanta violencia, maldad y desamor entre los hombres.
El hombre se olvidó de Dios, quitó a Dios de su corazón y de su pensamiento y eso lo transformó en una fiera rabiosa que no ama a nadie y nada.

¡Cómo los corazones hoy están llenos de violencia, de maldad y de falta de amor, porque no tiene a Dios! El ser humano también se olvidó que tiene un alma, no cree más que tiene un alma y por esa causa, la mata todos los días, cometiendo pecado mortal y colocando su alma en la esclavitud a Satanás. 




Si el hombre creyese que tiene un alma que salvar, la protegería, cuidaría de ella, la alimentaría con Oración, Meditación y Obras Santas para que ella viviese, para que su alma fuese santa, fuese bella, pero el hombre no cree más que tiene un alma y por esa causa, vive como un animal, únicamente para dar a su carne todo lo que ella quiere  aunque esto lleve a su alma al pecado y a la muerte eterna.

¡Cómo ustedes son crueles Mis Hijos! Ustedes no son capaces de amar ni a su propia alma, por eso no son capaces de amar al prójimo santamente con el Amor Divino. Si tuviesen amor por sus almas, cuan diferentes serían Mis Hijos, cuan diferente sería el mundo. Los hombres solo buscarían el bien porque el alma solo puede vivir en el bien, en la unión con Dios, en las Obras Santas que agradan a Dios.

Entonces, todos buscarían las Virtudes, la Santidad, la unión con Dios, la Amistad con Él, vivir una verdadera vida en Él. Y entonces, todos serían repletos de Dios, el alma de todos sería llena de la Llama de Amor del Señor y el mundo entonces sería un paraíso de Gracia, de Santidad, de Bondad y de Amor entre los hombres.

Pero los hombres son crueles Mis Hijos. No viven sino para ofender a Dios, usando inclusive los talentos que Dios les dio, matan sus propias almas y matan las almas de los prójimos, llevándolos por el mal camino.

¡Conviértanse! ¡Vuelvan a Dios! Y crean verdaderamente que tienen un alma que embellecer, purificar, santificar y salvar, y dedíquense Mis Hijos a salvar su alma y salvar las almas de sus hermanos con Oraciones, Sacrificios y la divulgación de Mi Palabra.

Yo nací para ser una señal de esperanza para ustedes, porque ya naciendo sin mancha de pecado original, aplasté la cabeza de Satanás y Mi Inmaculada Concepción, Mi Nacimiento libre de la esclavitud común de los mortales al pecado y a Satanás, ya Me tornó victoriosa desde el principio sobre Satanás y sus potencias.

Por eso Mis Hijos, Mi Nacimiento es la señal segura para ustedes de que en el final, Yo aplastaré de nuevo la cabeza de Satanás, esta vez definitivamente y lo venceré prendiéndolo para siempre en las Llamas Infernales de donde nunca más podrá salir para perder a las almas.

Mi Nacimiento sin mancha de pecado original que deshizo el abismo que había entre el Creador y los hombres, Mi Nacimiento que abrió para ustedes el pasaje para venir al mundo a redimirles. Mi Nacimiento que fue por lo tanto, la Aurora de la Redención, aplastó a Satanás la primera vez y es por eso que Yo, Su Madre Nacida sin el pecado original, voy a aplastarlo nuevamente muy pronto y les libraré de toda opresión satánica y de las tinieblas de la apostasía, falta de fe, paganismo y todos los males que él esparció en el mundo para perder a sus almas.   

Confianza y esperanza. Yo triunfaré. Continúen rezando Mi Rosario todos los días y todas las Oraciones que les di aquí, sobretodo la Hora del Espíritu Santo, que tanto lo agrada, que tanto lo consuela, y tanto lo desagravia de tantos pecados con que Él es ofendido.

Propaguen la Hora del Espíritu Santo ahora más que nunca, para que todos sepan que Él existe y más que eso, crean en Él con amor, lo amen, lo sirvan, lo adoren y se esfuercen por transformarse en Moradas del Espíritu Santo, en Templos del Espíritu Santo y todas las almas se transformen en Esposas Místicas de Amor del Espíritu Santo.

Ustedes Mis Hijos, son profundamente amados por Nosotros.

 Lo que Mi Esposo Divino, el Espíritu Santo les dijo bien que es verdad:

 “Mis Apariciones aquí son la mayor señal de que Yo les amo y si ustedes están aquí fue porque les escogí desde el vientre de sus madres y esto es una señal de predestinación, o sea, que ustedes están destinados a habitar las Moradas Celestes que ya están preparadas para ustedes.”

No pierdan esta Morada por el pecado, vivan en la Gracia de Dios para ser dignos de las Moradas Celestiales a las cuales están predestinados. Yo les amo mucho y este lugar es verdaderamente el Palacio de Amor de Mi Corazón Inmaculado. Aquí Yo les doy y siempre daré todo el bien y toda la Gracia si Me piden con amor y fe.

Vengan a Mí todos los sábados para desagraviarme, vengan aquí todos los domingos para rezar con el corazón. No vengan para quedar hablando y caminando, esas personas no Me agradan.

Vengan verdaderamente para quedar en la presencia de Mi Imagen Milagrosa, porque a través de ella, les miro, les bendigo, les curo, les abrazo, les amo, derramo sobre ustedes las Gracias Celestiales del Señor.

Vengan para quedarse Conmigo en dulce Oración y en dulce intimidad amorosa en la Oración.

A todos Yo bendigo con amor: de MONTICHIARI… de LOURDES… y de JACAREÍ.

La Paz Mis Hijos Amados. La Paz Marcos, el más obediente y esforzado de Mis Hijos.”  









Mensaje dado por el Espíritu Santo

1er. Mensaje dado por el Espíritu Santo



"Cada día tendréis que invocarme más a menudo en vuestras oraciones, pues me tienen olvidado".

Solamente María es el vaso de Mis elecciones, solamente Ella puede arrebatar el Corazón de Dios Tres Veces Santo.


04/09/2005 1º (DOMINGO)

“Marcos, Yo tu Dios, vengo a ti en el día de hoy, hijo bien amado, vengo para decirte, te amo apasionadamente, verdaderas locuras de Amor Divino realizaré y, además,  realizaré por ti, mi pequeño pajarito, continúa cantando al mundo toda la belleza de Mis Glorias y la belleza de las Glorias de Mi Celestial y Divina Esposa, la Virgen María, Ella es el arrobo de Mi Corazón, Ella es el encanto de todo Mi Ser Divino, Ella es mi deleite, Ella es Mi Consoladora, Ella es Mi Paz, Ella es Mi Descanso, es Mi (…) de maravillas, Ella es el Jardín de Mis Delicias.

 Marcos, Yo, tu Señor, el Divino Espíritu, vengo para usarte, para tenerte como Mi hijo bienamado, como Mi instrumento de salvación para toda la humanidad.

Sepan, ¡oh hijos Míos!, que Yo Soy la Luz Verdadera, Yo Soy Aquel que Soy, Yo Soy el que Era, el que Es y el que Será por siempre.

Yo Soy el Viento que no sabéis de dónde viene, y ni para dónde va. Soplo dónde los hombres no imaginan y dejo de soplar dónde los hombres esperan.

Yo Soy Aquel que escoge como Me plazca.

Soy Aquel que siembro en medio de la tierra que Yo quiero.

 Y Soy Aquel que pido los frutos, incluso, dónde Yo no sembré.

Yo Soy Fuego que quema en el Cielo entre los Serafines, y que nunca se apaga.

Yo Soy Aquel mismo que los Ángeles adoran estupendamente.

Yo Soy Aquel que las Santos no osan mirarLe directamente, ¡tan radiante es Mi rostro y Mi semblante!

Yo Soy Aquel mismo delante del cual las nubes desearían deshacerse en lluvia, y desaparecer en el seno de la tierra, para no tener que mirarMe, ¡tal es Mi Gloria y Mi Santidad!

Yo Soy Aquel que viene a resucitar vuestras almas muertas y descompuestas por el pecado.

Yo Soy Aquel que viene para mostraros las sendas que llevan hacia el Cielo, el camino que os conducirá hasta el Cielo.

Cada día tendréis que invocarme más a menudo en vuestras oraciones, pues me tienen olvidado.

 Vengo para enseñaros a consolar los Corazones del Hijo, de la Madre y del Eterno Padre.

Yo Soy Aquel que vengo para enseñaros a obedecerLos  en todo.

Vengo para destruir en vosotros todo lo que es terreno, todo lo que es carnal, y colocar en vuestros corazones todo aquello que es divino y celestial, todo lo que es santo, todo lo que es alabable, todo lo que es admirable, y todo lo que es de buena justicia.

Yo Soy Aquel que vengo para sacar de vuestras almas el espíritu de las tinieblas, expulsarlo, si, este espíritu que vosotros mismos, por negligencia, o por pura voluntad dejaste entrar en vuestros espíritus, en vuestros corazones.

 Vivís errantes en la tierra, erráis, cometéis errores tras errores, vuestra fe se encuentra distorsionada, tergiversada, mutilada y llena de llagas, no es fe viva, no es fe bella, no es fe, hasta ahora, agradable a Mis Ojos.

Es por esto que Yo vengo, porque os encuentro enfermos, os encuentro ya en estado terminal, y vengo para intentar resucitaros, para intentar sacar vuestras almas del valle de las tinieblas, del valle de la muerte eterna.

Yo Soy Aquel que descendió sobre los Apóstoles en Pentecostés, no descendí sobre la Madre de Dios porque ya siempre vivía en Ella desde Su Inmaculada Concepción, sólo aumenté en Ella los efectos de la gracia inicial que desde siempre Ella ya poseía.






Si, la Virgen María no Me recibió en el día de Pentecostés, pero si en el mismo instante en que Yo, el Padre y el Hijo creamos Su Alma Sacratísima, en aquel mismo momento, Yo, íntegramente, Me comuniqué a Ella y ya la desposé como Mi Esposa Celestial y Eterna
 No había nada de Mí que Ella no conociese, y no había nada de Ella que también Yo no conociese. Si, ELLA y YO ÉRAMOS UNO durante toda Su vida.

Todos los sentimientos de Ella eran consonantes a Mi sentimientos, todos los pensamientos de Ella eran consonantes a los Míos, todos los deseos de Su Inmaculado corazón eran consonantes a Mis deseos.

 Si, Ella, por Ella, y solamente en Ella Yo habité siempre, desde el primer instante y con toda Mi plenitud.

Los otros mortales sólo reciben parte de aquello que Ella recibió, pues solamente Ella es digna, fue digna y será siempre digna de ser la Morada de Dios Altísimo en toda su Plenitud, con todo Su Poder y con toda Su Gracia.

Solamente María es el vaso de Mis elecciones, solamente Ella puede arrebatar el Corazón de Dios Tres Veces Santo.

Y ahora, Ella ha descendido al mundo en Sus Apariciones, para conmigo realizar las maravillosas, singulares y extraordinarias (Apariciones) del fin de los tiempos.

Con Ella he trabajado y Ella ha sido siempre fecunda y me ha dado hijos, generados en la Gracia. Si, Ella y Yo estamos siempre obrando en los locales de las Apariciones para intentar salvaros de la gran pérdida amenazadora que os amenaza.

Yo, el Espíritu Santo, como una Luz Mil veces más fuerte que la del Primer Pentecostés  he de extirpar las tinieblas del seno de la humanidad.

Como la luz de 7 días en uno sólo, Yo desterraré el espíritu de las tinieblas, y él huirá, y sobre esa humanidad brillará una Luz, una nueva Luz nunca antes vista, y delante de esta Luz, todos las almas se abrirán, todos los labios prorrumpirán con júbilos de agradecimientos a Mi, vuestro Dios, y todas las rodillas se doblarán ante Mi Gloria.

Cuando los hombres escucharen Mis Pasos en el jardín, todos ellos presurosos, se lanzarán a Mis Pies, y llorando, Me adorarán, en Espíritu, Verdad y Vida.    

Yo vengo para enseñaros a amar a la Madre, esta Madre que tanto os ama, pero que sólo es pagada con vuestras ingratitudes.

Si, Ella era alegre, era feliz, pero ahora en el semblante de Ella sólo veo tristeza. Y cuando Yo le pregunto, ¿Esposa Sacratísima Mía, qué tristeza es esa que Yo veo en vuestro semblante? Y Ella, para no provocar aún más Mi cólera contra vuestros pecados, intenta esconder el motivo de Su tristeza, pero Ella ya no puede más, Yo veo que la tristeza de Mi Esposa Sacratísima sois vosotros, vosotros sois culpables de la tristeza de Ella, vosotros habéis transformado la existencia de Mi Esposa Sacrosanta en un mar de amarguras, dolores y lágrimas.

 Está afligida, no tiene si quiera un segundo de descanso y de paz, Ella es constantemente atormentada por las desobediencias y por los pecados de los propios hijos que Ella tanto trabaja y tanto lucha para salvarlos, pero que de ellos no recibe otra cosa sino desagradecimiento, maldad e ingratitud.

(…) oídMe ahora, ¿qué pretendéis? ¿Hasta cuando queréis continuar provocando suplicios en Mi Esposa Sacratísima?

A caso ¿tendré Yo que lanzar un fuego sobre vosotros que no será el fuego de Pentecostés, pero si el fuego del castigo y de la destrucción? Vosotros ya estáis casi semejantes a los demonios del infierno en maldad e ingratitud para conmigo, vuestro Dios.

Os tengo tolerado hasta el día de hoy, pero os aviso, en breve no os toleraré más, sacaré de Mi Presencia todos los que hacen maldad, sacaré de Mi Presencia todos ingratos, sacaré de Mi Presencia todos los vagabundos que no quieren ser buenos siervos Míos, vuestro Dios, sacaré de Mi Presencia todos los profanos, todos los hipócritas, todos los falsos; sacaré de Mi Presencia (…) sacaré de Mi Presencia todos aquellos que confunden Mis Mandamientos, que distorsionan las Palabras de la Divina Verdad, todos aquellos que fingen ser hijos de la Luz, pero son hijos de las tinieblas, que se presentan como palomas, pero en verdad son serpientes venenosas.

Yo, vuestro Dios, os vengo a decir la Verdad, Yo, vuestro Dios, os enseñaré el camino de la justicia, Yo, vuestro Dios, separaré la paja del trigo, la paja será lanzada en el fuego que nunca se apaga, y arderá, el trigo será tratado en el granero del Cielo, por las manos de los Ángeles, y allí siempre será alegría por toda la eternidad.



A Mí, vuestro Dios, cada día debéis rezar así:

Oh Espíritu Santo,
Oh Esposo de mi alma,
yo os adoro, yo os amo,
ven oh Espíritu Santo,
pues mi alma os ansía, mi dulce Esposo,
mi alma desfallece por los atrios de vuestro templo, suspirando por Ti,
como la corsa suspira por las aguas límpidas.

Oh Espíritu Santo, mi alma está como la noche,
y mis labios está resecos como pergaminos,
mis oídos están tristes y melancólicos,
mi cuerpo todo, oh Espíritu Santo, seco y marchito como planta sin agua de vida.

Ven, oh mi Esposo, ven a darme vuestro beso de amor,
ven a darme vuestro abrazo de vida
que resucita incluso el amor por demás antaño.

Oh, Espíritu Santo,
ven a comunicar a mi alma vuestra luz que no conoce ocaso, ven Espíritu Santo encended en mi vuestro fuego,
y que él se extienda por todos los rincones de mi ser, transformándome en un incienso vivo para vuestra honra,
un incienso que nunca se apaga,
que nunca deja de arder, ni de día ni de noche.

Oh Espíritu Santo, comunicadme vuestro propio amor,
para que con este amor yo ame a vuestra Divina Esposa,
la Virgen María, La respete,  La sirva, La obedezca, y colabore con ella.

Oh Divino Espíritu, ven a comunicarme vuestras maneras dulces y agradables para con la Madre de Dios.

Comunicadme, Oh Espíritu Santo,
vuestros desvelos para con Ella.

Comunicadme, Oh Espíritu Santo,
vuestra amabilidad para con Ella.

Comunicadme, Oh Espíritu Santo,
vuestro deseo supremo de amor
de estar siempre unido a Ella y en Ella.

Comunicadme, Oh Espíritu Santo,
vuestra propia benevolencia para con Ella,
para que así La ame más que a mí mismo,
para que así La ame más que al mundo entero,
más que a todas las criaturas. Amén

 Si, hijos Míos, si Me rezares así diariamente, Yo, El Espíritu de Dios, os haré amar a María como Yo la amé, tanto cuánto fuera posible a vuestra frágil y débil naturaleza humana.

Yo, el Espíritu de Amor, os transformaré en Ángeles, en Serafines, amorosos a la Virgen María.

Porque es Mi deseo que toda la humanidad regrese a Mi, pero no directamente a Mi, que regrese a Mi por la Virgen María, por medio de Ella, las almas que intentan alcanzarMe sin María, esas almas me aborrecen, Yo las rechazo, las almas que dicen que la Virgen María confunde (hace mal ) la devoción y el amor a Mi, estas almas Yo las detesto, ellas tendrán sus nombres tachados en el Libro de la Vida, en la Mesa del Banquete Celestial el lugar de ellas será retirado, y por otro lado, el lugar de estas almas será colocado entre los demonios, en el fuego eterno, en el banquete de los tormentos, que después de su muerte nunca tendrá fin.

Si, aquellos que dijeren:

 La Virgen María no es obra del Espíritu Santo, este ya perdió su salvación, y ya está condenado, quien no quisiere creer que la Virgen María es Mi Obra Sublimísima, que Ella es el esplendor de Mis esplendores, que Ella es la maravilla de Mis maravillas, que Ella es la gloria de Mi Gloria, y que Ella es el producto de Mi Divino Poder,  de Mi Divina Gloria, aquel que no cree que María es Mi Obra más excelente, delante de la cual quiero que todos vosotros se inclinéis y Me den Gloria y Alabanza, este ya está condenado.



Ay de aquel que profiera blasfemias contra María, Mi Divina Esposa, Yo, en el mismo instante, saldré de su alma, y nunca más regresaré, y su casa Yo les aseguro, no quedará abandonada, sino se transformará en albergue de demonios y maldiciones.

 Malditos todos aquellos que mirando a María, La desprecian, La calumnian, La persiguen, y La hacen sufrir, pues todo lo que a Ella le hicieren, es a Mi mismo que lo hacen, y por todo esto tendrán el castigo ya en esta vida y en la próxima.    
      
Ay de aquellos que Mirando a María no Le dieren gloria y alabanza, por esta obra tan sublime y excelsa que es Ella de Mis Manos.

Ay de aquellos que injuriaren a María, porque estarán injuriando a Mí mismo, pues fui Yo que así La creé, y (…)
Si, cada, cada, cada parte del Ser y del Cuerpo Inmaculado y Sacratísimo de María fue creado, fue preparado por el Padre, por el Hijo y por Mí mismo en persona.

Toda Ella es Luz, toda Ella es esplendor de santidad, toda Ellas es resonancia de la divinidad, toda Ella es espejo de un Dios Glorioso e Inmortal (…)

Estos tendrán siempre su nombre escrito en Mi Corazón, estos tendrán en el Cielo la morada, la Luz que nunca se apagará, estos no serán llamados por Mi:  siervos, pero si amigos, y aquellos que vuelvan los Mensajes de la Virgen María obedecidos por todos, serán llamados por Mi de Mis hijos, Mi simiente y Mi raza, si, aquellos que vuelvan la Virgen María  obedecida, esos tendrán salva su alma, a los que intentaren salvar la de su prójimo, aquellos que son Mis ovejas, escuchan Mi Voz, conocen Mi Voz, reconocen cuando la voz es Mía, y siguen Mi Voz, aquellos que no reconocen Mi Voz, en la Voz de Mi Divina Esposa, no son Mis ovejas, pero si son  cabritos del rebaño de lucifer, y en breve las ovejas y los cabritos serán separados.

Si, hijos Míos, Yo estoy aquí, vuestro Dios y Señor, para retiraros de vuestra indigencia, para retiraros de vuestra meta, para curar vuestras almas, y darles la vida de la gracia divina, para eso deseo que ahora, durante y a partir de este mes, que recen todos los días :

7 Ave-Marías en Mi honra, agregando a cada una de ellas:

María, Divina Esposa del Espíritu Santo,
ten piedad de nosotros.

Yo oiré estas Ave-Marías como siendo la propia María pidiéndome Misericordia para cada uno de vosotros.




Quiero comenzar en vosotros un gran producto y total proceso de purificación de los pecados de vuestro pasado, para después colocaros en el proceso del perfeccionamiento y santificación, hasta conduciros a aquella belleza, a aquella hermosura, a aquella santidad que el ser humano tenía cuando fue creado en el paraíso en el principio del mundo, antes de ser quebrada y destruida aquella santidad y belleza por el pecado original.

No hay mucho tiempo, el tiempo que la Trinidad estableció para vuestro regreso y para vuestra conversión ya está en sus últimos momentos, andad de prisa, corred, moveos, haced todo lo que fuere posible para que vuestras almas se levanten del túmulo de pecados y tinieblas en que está caída y vuelva a ser, de nuevo, bella, hermosa y agradable a Mis ojos.

No soy Dios de muertos, soy Dios de vivos, no soy Dios de los que están puestos en el pecado, soy Dios de aquellos que viven en Mi Gracia.

Si queréis, por lo tanto, que Yo sea vuestro Dios, y vosotros seáis Mi pueblo, levantaos del lecho de la muerte, y ven para Mi Luz, pero ven a Mi Luz por María, con María y en María  si no quisieres ser rechazado por Mí.

Todos los que vienen a Mi sin María, son desagradables, e incluso, asquerosos; pero aquellos que vienen a Mi por María, con Ella y En Ella, nutridos por Ella, formados por Ella, purificados por Ella, sustentados por Ella, esos se vuelven a Mi agradables, a esos Yo os amo, Yo os recibo y los abrazo como cosa y propiedad Mía.

Por eso, hijos Míos, os dejo este largo Mensaje, que no será el último que os dirijo, pero será el primero de muchos, los cuales os daré para abriros los ojos, para aclararos a cerca de los errores en que vivís, para mostraros la ruta que a Mí conduce, para retiraros del reino de la muerte y colocaros en el reino de la vida de Mi Gracia.

A todos vosotros, hoy, os dejo Mi Paz. Y Cuanto a ti, hijito, Marcos, este será el primer de muchos Mensajes que recibirás de Mí, nunca te abandoné, siempre estuve contigo a lo largo de todos estos años, Yo te guié, Yo mismo te inspiré, Yo mismo te moví a dar los pasos necesarios, Yo mismo estuve conduciéndote tomado por la mano a fin de que te hiciere entrar en la sala de la fiesta de la vida. Si hijo Mío, estoy siempre en comunicación contigo, cuando rezas el Rosario, cuando haces tus oraciones, cuando trabajas para la Madre de Dios, pero estoy extraordinariamente en comunicación contigo cuando La ves y hablas con Ella, Mi Divina Esposa; te comunico ideas, sentimientos, impresiones durante la conversación con Mi Esposa, esté seguro de esto, de que es guiado por Mí, si, si, hijo Mío, estás siempre conmigo y Yo también estoy siempre contigo, a lo largo de todos estos años te conduje de la mano, como un padre hace con su hijo, Yo te guardé como paloma muy amada de Mi Corazón, Yo te pulí como Mi rubí más precioso y querido, y Yo mismo, te cultivé como la rosa de oro que todos los días encanta Mi Corazón y el Corazón de Mi Divina Esposa.

Si hijo, adelante, continúe al frente con valentía a pesar de las adversidades, a pesar de los propios conflictos, a pesar de las propias angustias interiores, a pesar de las propias aflicciones de la vida, continúe al frente, porque Mi Soplo está sobre ti, Yo derramé sobre ti una unción espiritual, Yo coloqué en tu lengua lenguas de fuego, Yo coloqué en tu corazón el propio incensario de Mi Benevolencia y de Mi Paz.

Hijo de la Luz, adelante, lleva a todos los hombres Mi Voluntad, lleva a todos los hombres Mi Querer, lleva a todos los hombres el Amor que ellos deben tener para con Mi Divina Esposa, porque solamente así agradarán al Padre, al Hijo y a Mi, el Espíritu, haciendo así, y siendo así, será verdadero hijo de la Luz, será verdadero hijo de Pentecostés, será verdaderamente Mi Ángel en la tierra.

Que cada uno se esfuerce por poner en práctica este Mensaje, no hay tiempo, el tiempo es corto, el tiempo se agota, inclinaos sobre este Mensaje, inclinaos sobre estas oraciones para que vuestras almas resuciten y vivan para Mí y por Mí.       






LA SANTA BIBLIA FUE HECHA POR LA SANTA IGLESIA CATÓLICA............DAR CLICK EN LA IMAGEN

PADRE NUESTRO TU QUE ESTAS EN LOS QUE AMAN LA VERDAD

DAR CLICK EN LAS IMÁGENES

DAR CLICK EN LAS IMÁGENES
DEVOCIÓN PRECIOSA SANGRE, LA DEVOCIÓN MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO

DAR CLICK EN LA IMAGEN: TERCEROS VIERNES DE MES DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE

DAR CLICK EN LA IMAGEN: TERCEROS VIERNES DE MES  DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE
LA DEVOCIÓN MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO