GRUTA DELOURDES FRANCIA EN VIVO

SATÁN ENTRONIZADO EN EL TEMPLO SANTO" SE ARRODILLA ANTE HEREJES QUE ODIAN A LA MADRE DE DIOS



EN VIVO

SLIDERS

,

,

domingo, 19 de abril de 2015

COMO MI AMOR POR LOS HOMBRES NO PUEDE SER, MEDIDO NI TAMPOCO LIMITADO,NO ME LIMITO ÚNICAMENTE A LO QUE DIJE E HICE EN EL TIEMPO DE MIS APÓSTOLES.DOMINGO 12 ABRIL 2015 FIESTA DE LA DIVINA MISERICORDIA


Mensajes De Dios Al Mundo A  Través de su profeta: Marcos Tadeu., en el Santuario de las Apariciones de Jacarei., Brasil


Jacareí, 12 de Abril del 2015
Transmisión de las Apariciones Diarias en vivo vía internet en la WebTV mundial: www.apparitionstv.com

Fiesta De La Divina Misericordia


Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo
 Y
 Nuestra Señora




Nuestro Señor: " Mis amados hijos, yo, Jesús, vuestro señor y vuestro maestro, me alegro hoy por venir a vosotros en el día de Mí Misericordia.

Doy la indulgencia plenaria a todos aquellos que rezan mi coronilla de Misericordia todos los días, que propagan mi imagen como misericordioso, que propagan la devoción a mí como redentor misericordioso difundiendo los mensajes que yo dí a mi hija Faustina, al mundo entero.

Sobre estos mis hijos amados, verdaderos apóstoles de mi Misericordia descienden ahora los rayos de mi gracia y de mi amor perdonando todas las penas debidas a vuestros pecados y dandoos el completo perdón, la remisión de todas las penas de vuestras culpas.

Yo su salvador Misericordioso vine a la tierra hace dos mil años atrás para salvar al mundo entero, más COMO MI AMOR POR LOS HOMBRES NO PUEDE SER, MEDIDO NI TAMPOCO LIMITADO,NO ME LIMITO ÚNICAMENTE A LO QUE DIJE E HICE EN EL TIEMPO DE MIS APÓSTOLES.

Yo he vuelto continuamente a la tierra para cumplir lo mismo que yo había dicho a mis apóstoles.

MUCHAS COSAS TENGO QUE DECIROS, MÁS COMO NO PODÉIS SOPORTAR Y COMPRENDER AHORA., POR ESO VENDRÉ Y MANDARÉ AL CONSOLADOR Y ÉL OS ENSEÑARÁ TODAS LAS COSAS.

Sin, Él Consolador o Él Espírito Santo que Soy Yo Mismo que con Él actúo, obro en la vida de Mis Santos y Videntes, para explicaros muchas cosas que no compreendeis y que en la época de mi primera venida al mundo no habríais podido suportar.

Vengo por Misericordia, vengo para mostraros ¡cuanto os amo! Vengo para arrancaros de las tinieblas de los errores que satanás os enseñó y para reconduciros por el camino de rectitud, de la justicia y de la santidad.

Un padre hace todo por sus hijos, un padre que realmente tiene amor a sus hijos que son carne de su carne y sangre de su sangre, un padre hace todo por sus hijos. E incluso cuando ellos lo desprecian, lo maltratan, no lo quieren, él insiste y ama y hace todo lo posible para ayudarlos.

VOS SOÍS MIS HIJOS,SÍ, PORQUE YO Y EL PADRE SOMOS UNO Y QUIÉN ES EL HIJO DEL PADRE TAMBIÉN DE CIERTA FORMA ES DE MÍ. SOIS MI SEMILLA, VENÍS DE MÍ Y HAGO TODO POR VUESTRA SALVACIÓN INCLUSO CUANDO ME DESPRECIÁIS MIS HIJOS, INCLUSO CUANDO PAGÁIS MI AMOR Y TODOS LOS DOLORES QUE HE SUFRIDO POR VOS, ESPECIALMENTE DE MI PASIÓN CON VUESTRA INGRATITUD.

Yo continuo amándoos y este amor que olvida los dolores e ingratitudes que me causáis continua viniendo hasta vos para amaros, para salvaros

Este amor os llama: ¡Misericordia! Por eso Yo Soy el Señor Misericordioso, dispuesto a perdonaros mil veces si vos estuvieres verdaderamente arrepentidos de vuestros pecados y deseosos de ser santos, de no vivir y andar más con mi enemigo el demonio, más si de andar conmigo y con mi madre.

Por eso os digo: Renunciad hoy al pecado, colocad fuera de vuestros corazones esa serpiente venenosa, antes de que ella termine de envenenar y matar vuestro espíritu, vuestras almas.

Renunciad al pecado y dadme vuestro corazón, dadme ahora vuestro si y entrare en vuestro corazón con tantas gracias y con una fuerza avasalladora de mi Santo Espíritu, que vosotros nunca más, nunca más seréis los mismos.

Venid a mí todos ustedes que están cansados y abatidos y yo les aliviare del peso de vuestros pecados, os aliviare también de la cruz generada por vuestros propios errores, defectos y pecados.

¡Venid a mí! todos ustedes que tienen hambre, porque seréis saciados, vosotros que tenéis hambre de verdad, hambre de amor, hambre de paz. Venid a mí que yo les saciare, venid a mi vosotros que tenéis hambre y sed de justicia, de santidad, de perfección, de inocencia, de fortaleza, de templanza, de Sabiduría, de piedad, de temor de Dios, de Consejo, de Ciencia, de Bondad, de amor, Porque seréis saciados.


Porque yo soy todo eso y el que está unido a mí, posee todas esas virtudes que yo doy ampliamente, abundantemente a quien me pide.

Lo he dicho y lo repito: El vaso para recoger esas mis gracias es la confianza.

Cuanto más grande fuera vuestro vaso, cuanto más grande fuera vuestra fé, y vuestra confianza en mí, tanto más recibiréis.

El motivo por el que yo no puedo dar muchas gracias a ciertas almas es porque ellas no confían en mí, no me dan sus corazones. Mantienen escondidas en una parte secreta de su corazón, sus pasiones, sus malos deseos, su apego al mundo.
Y es por eso que yo no puedo derramar en esas almas mis gracias. Y mientras no confíen en mí y no se entreguen completamente a Mí dándome todo, dándome un ' sí ' completo de sí mismas, no puedo derramar en ellas mis gracias.

Y por eso dadme por tanto vuestro " sí ', Para que yo pueda realmente, llenarles de mis gracias, porque cuando nosotros les creamos, les creamos con la libertad. Y es por eso que yo, vuestro Dios, respeto cuando un hombre quiere ir para el infierno a pesar de todas mis gracias.
Si él quiere el pecado, si él quiere la condenación, yo agoto todas mis gracias para intentar salvarlo.
Le voy dando continuas señales para que se arrepienta, unos rayos, unas tempestades, unos malogros y disgustos de la vida, unos fracasos, unas dolencias, unos dolores, para ver si él me mira, y ve que sin mí, no es nada, no puede nada.

Pero incluso después de tantas gracias, ciertas almas persisten en el pecado y prefieren la condenación.

 Voy haciendo gracias para esas almas hasta agotar mi Misericordia y mi poder.

Cuando ellas decididamente no me quieren más, no tengo más alternativa, que abandonarla y dejar que se pierda eternamente.

¡ No seáis del número de estas desgraciadas almas mis hijos! Dadme hoy vuestro “si” para que pueda realmente llenarles de mis Gracias y enriquecerlos con los tesoros de mi sagrado corazón.

¡Os amo tanto! Os escogí y os llamé aquí para concederles mi bondad y mi amor a través de mi madre que yo envié primero antes que yo venir aquí. Ustedes han sido profundamente amados por mí, al enviarles aquí mi madre para llamarles, para atraerlos y traerlos hasta mí, os he hecho la mayor gracia que podía hacer.

Os he dado la mayor prueba de mi amor después de la cruz, Os he dado el mayor tesoro que poseo después de mi propia gloria, de mi propio poder que es a Mi Madre.

En el Amor de ella podéis sentir el Mío, en el cariño de ella podéis sentir el mío, en el mirar de ella podéis ver el Mío, en la belleza de ella podéis ver la Mía, en la Misericordia y ternura de ella podéis sentir Mi Misericordia y Mi Ternura por Vos.  

Sí, venid a mí por ella que es el camino verdadero que conduce a mí, que es camino verdadero de salvación. Los santos comprendieron este secreto maravilloso que yo les manifesté.

Quien viene a Mí por mi Madre jamás se perderá, porque MI MADRE FUE EL CAMINO POR  EL QUE YO VINE A LA TIERRA A LOS HOMBRES Y ES EL CAMINO POR EL CUAL QUIERO QUE LOS HOMBRES VENGAN A MÍ.

¡Oh! Felices y bienaventuradas las almas que comprenden este secreto, que comprenden que yo y mi madre somos dos corazones unidos e inseparables y aquel que ama al corazón de Mi Madre Me Ama a Mí.

Y Aquel que está unido al corazón de mi madre está unido al mío, quienes alaban y bendicen el nombre de mi madre, bendicen y exaltan el mío, porque Yo Soy El Fruto Bendito del vientre de ella.

Benditas, bien aventuradas, felices las almas que rezan el rosario de mi madre, porque alaban a mi madre en el Ave María diciendo:

¡Ave María llena de gracia!

Y me alaban a mí cuando dicen:

¡Y bendito es el fruto de vuestro vientre, Jesús!

Esta lección que mi predilectísimo Marcos os enseñó hace tantos años es la más pura verdad. Quién reza el rosario de mi madre la alaba a ella y Me alaba a mí y yo concedo todo a quienes me alaban a través de Mi Madre.

¡Venid a mi corazón, que hoy quiero daros tesoros inmensos! Y convertíos de prisa mis hijos, porque mi Misericordia no esperará para siempre vuestro regreso, vuestra respuesta.

 Yo soy el mismo Jesús que perdonaba a los pecadores, a la pecadora arrepentida, a zaqueo, el buen ladrón. Y el que hizo un látigo de cuerdas y golpeo a los vendedores en el templo y maldijo a los fariseos.

Sí, yo soy el mismo Jesús y en mí hay tanta Misericordia como tanta ira. Misericordia para los pecadores arrepentidos, ira para los que sean como los fariseos, sepulcros blanqueados, bellos por fuera, pero podridos de pecados por dentro, empedernidos en sus errores, en su rebelión contra mí.

No puedo perdonar al que se obstina en el pecado. Por eso os digo:

 Convertíos sin demora, para que mi Misericordia verdaderamente triunfe en vuestra vida y no caigáis en las manos de mi justicia.

Quien no quiera pasar por el puente de La Misericordia que ahora es Mi Madre enviada a vosotros aquí con sus mensajes, tendrá que pasar por el puente, por la puerta de Mi Justicia.

Ay de aquellos que ahora desprecian a Mi Madre con sus mensajes, ay de aquellos que aplastan el corazón de mi madre con la negación de los mensajes de ella, con la desobediencia a los mensajes de ella, con la persecución a ella y a sus videntes elegidos.

Porque cuando venga el día del gran Castigo verán la verdad y se arrancarán los cabellos de su cabeza, golpearán la cabeza en los muros llamando la muerte y la muerte vendrá pero será sólo el comienzo de su tormento. Porque serán precipitados inmediatamente en las llamas eternas, porque se negaron a escuchar a la mensajera de Dios, la propia Madre de Dios que ha venido a ofrecer: Su amistad, Su protección, Su palabra llena de verdad, Sabiduría y amor.

Despreciaron la Misericordia celestial que es María.

Vosotros mis hijos, no seáis del número de esos locos, permaneced con Mi Madre, PORQUE AQUEL QUE PERMANECE CON ELLA, A ESE YO RECONOCERÉ COMO MI HERMANO, HIJO DE MI MADRE y lo llevaré para gozar de las delicias de la vida eterna a Mi lado.

Continuad, continuad a rezar la coronilla, mi coronilla de Misericordia todos los días y todas las oraciones que nosotros les hemos dado aquí, porque ellas todos los días acrecientan más y más merecimientos a vuestras almas.

Os embellecen, Os purifican, Os llenan del fuego del Espíritu Santo y cada vez más se apartan de ustedes los demonios con sus tentaciones y trampas.

Yo estoy mirando a cada uno de vosotros ahora y en mi mirar les doy Mi paz, Mi Amor, Mi Misericordia y MiTernura. ¡No podéis imaginar cuánto os amo, cuánto os quiero salvar! Venid a mí mis hijos, yo les he dado este lugar que es camino seguro de salvación.

Vivid las lecciones que nosotros les hemos dado aquí, renunciad al pecado, vivid en Mi Gracia, en Mi Amor, en Mi Amistad. Haced las oraciones con el corazón, oraciones vivas para que verdaderamente yo pueda vivir en vosotros y actuar en vosotros con toda la potencia de mi Espíritu Santo, iluminando vuestras almas y encaminándoos a la perfección. Y SIEMPRE PERMANECED EN MÍ Y YO PERMANECERÉ SIEMPRE EN VOSOTROS.

A todos ahora os bendigo de Plock, de Cracovia y de jacareí."




Mensaje De Nuestra Señora


" Mis amados hijos, yo soy la madre de Misericordia!

¡Soy la madre de Jesús Misericordioso!



Soy la madre que a todos os ama, Os bendice, Os protege, Os perdona y reconcilia con Dios.

Soy la madre de Misericordia, sobre todo, para los pecadores, intentando por todos los modos tocar el corazón de ellos, convertirlos, llamarlos de regreso al buen camino que conduce a Dios.

Soy la madre de Misericordia para ellos ofreciéndoles Mis lágrimas, Mis dolores, el merecimiento de todo esto, para alcanzar de mi hijo, para ellos, nuevas gracias de conversión y de salvación.

Soy la madre de Misericordia que incluso siendo rechazada por sus hijos, incluso siendo aplastada en mi alma por los hijos que me desprecian, continuo luchando por su salvación. Continuo llamándoles para que regresen a Dios, continuo enviando señales de mi amor para que se conviertan.

Soy la madre de Misericordia para los dolientes que en mí encuentran alivio, consuelo, amor y paz.

Soy la madre de Misericordia para esta juventud perdida en estos tiempos malos en que vivís. Esta juventud que se ha alejado tanto de Dios y ahora recoge los frutos malos de su alejamiento de Dios: La violencia, la destrucción de las familias, la desorientación, las drogas, las guerras y tantos males que victiman a la juventud.

En mi, los jóvenes encuentran consuelo, amor, cariño, protección, comprensión, ternura. Y para todos ellos Me manifiesto, Me muestro como madre amorosa, Madre Misericordiosa que a todos quiere salvar, que a todos quiere proteger, que a todos quiere amar, que a todos quiere llevar hasta el cielo.

Soy la madre de Misericordia para los niños, víctimas de esta sociedad alejada de Dios, de esta sociedad dominada por satanás y por las fuerzas de las tinieblas. La infancia y los niños que ahora son inducidos al pecado, a las experiencias de mal ya en una edad muy temprana.

Esos niños también son víctimas de los pecados de sus padres padeciendo la separación de sus padres, padeciendo el abandono de los padres, la incomprensión de los padres y una profunda falta de amor.

Para esos niños yo me manifiesto como madre Misericordiosa y amorosa que les ama, que los protege, que cuida de ellos, que quiere dar a sus corazones, la paz y la protección de la cual ellos tienen hambre y sed. Para todos  ellos yo soy el amparo y cuido de ellos con desvelo y celo inmenso de madre amorosa.

Soy Madre de Misericordia para todos los hijos que me buscan, Para todos aquellos que me procuran, para todos aquellos que procuran mi amor, QUE PROCURAN LA PAZ QUE SOLAMENTE YO PUEDO DAR, PORQUE Yo Soy La Reina De La Paz.



A estos hijos yo me manifiesto como madre amorosa, enviando muchas invitaciones, muchos llamados a través de sucesos y personas para que me conozcan, conozcan mis mensajes, prueben mi amor, y sientan Mi cariño de Madre.

Para estos hijos como nunca, manifiesto mi belleza, manifiesto Mi gloria, manifiesto Mi perfección. Y, sobre todo, manifiesto mi bondad, hiriendo a los corazones de ellos de amor por mí. Y a través del amor, a través del cariño que tienen por mí, os hago que todos se apasionen por mi hijo Jesús.

Soy la madre de Misericordia, para la humanidad que se ha alejado de dios, que se rebeló contra su amor y ahora recoge los frutos de su alejamiento y rebelión:

Las guerras, la violencia, la destrucción de las familias, el desorden en las sociedades, en un medio donde los hombres conducen todo a un caos QUE CULMINARÁ EN LA DESTRUCCIÓN DE TODA LA HUMANIDAD EN UNA TERCERA GUERRA MUNDIAL SIN PRECEDENTES.

Para esta humanidad perdida me manifiesto como Reina De Paz, como Madre de la humanidad y a todos doy Mi Amor, doy mi gracia, doy mi ternura, manifestándome en tantos lugares de la tierra especialmente aquí para mostrar a esta humanidad ciega en el pecado, el camino que debe seguir para encontrar su salvación definitiva y su paz.

¡ESTA SALVACIÓN Y ESTA PAZ ES DIOS!

Por eso, hijos, hoy, en la fiesta de la Divina Misericordia  yo vengo a vosotros manifestándome como la madre de Misericordia y Mensajera de Paz, para decirles que la Divina Misericordia ha ultrapasado, excedió todos los límites de su amor mandándome aquí hace Casi 25 años para salvarles.

En verdad, después de que el verbo se hizo carne nunca la Divina Misericordia ha sido tan generosa, concedió tanto al mundo cuando me envió aquí en jacareí y me ordenó que permaneciese por 25 años hasta ahora para deciros que nosotros les amamos y Queremos vuestra salvación cueste lo que cueste.

Dejaos amar por Mí la Madre de Misericordia y os daré todo mi amor, toda mi ternura.

 Déjaos conducir por mí y derramare sobre vosotros abundancia de gracias, de Mi Misericordia Maternal.

Haced los grupos de oración que mande hacer por todas partes, haced las oraciones que os he pedido todos los días, porque a través de ellas cada vez más derramo sobre vosotros mi gracia materna y os hago sentir mi amor, mi bondad, mi cariño y mi Protección siempre constantes.

Y vosotros entonces, podéis constatar y testificar a todos que verdaderamente Yo Soy La Madre De Misericordia.



A todos hoy bendigo con amor de Fátima, de chzestochowa de jacareí.

Adiós, hasta pronto mis hijos. La paz a vosotros, la paz a ti Marcos, el más amado de mis hijos.




Preparación en alabanza al Divino Espíritu Santo enseguida para el momento de la aparición.






Vigilia en el monte de las apariciones









LA SANTA BIBLIA FUE HECHA POR LA SANTA IGLESIA CATÓLICA............DAR CLICK EN LA IMAGEN

PADRE NUESTRO TU QUE ESTAS EN LOS QUE AMAN LA VERDAD

DAR CLICK EN LAS IMÁGENES

DAR CLICK EN LAS IMÁGENES
DEVOCIÓN PRECIOSA SANGRE, LA DEVOCIÓN MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO

DAR CLICK EN LA IMAGEN: TERCEROS VIERNES DE MES DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE

DAR CLICK EN LA IMAGEN: TERCEROS VIERNES DE MES  DEVOCIÓN DE LA PRECIOSA SANGRE
LA DEVOCIÓN MÁS GRANDE DE NUESTRO TIEMPO